El gobierno de Boluarte, designado por el Congreso luego de aprobar la vacancia de Castillo, no resolverá los problemas del pueblo. Boluarte gobierna con la derecha y los grandes empresarios y busca salvar al modelo en un nuevo gobierno de unidad nacional que significa más hambre, precarización y represión; como quedó demostrado en el mensaje a la nación del domingo 12 en la madrugada donde declara el Estado de Emergencia y anunció un tramposo adelanto de Elecciones para abril del 2024.

Nadie reconoce al nuevo gobierno, ni al Congreso; solo los traidores. Ellos son los responsables de la crisis social y política y no representan los intereses de los amplios sectores populares. Todos los gobiernos nos han mentido, prometen todo en las elecciones y luego sus promesas se trasformaron en mentiras y traiciones. El Congreso se disfraza de “defensores de la democracia” cuando durante décadas aprobaron leyes contra el pueblo y limitaron los derechos democráticos. ¡Todos se tienen que ir echados por la movilización popular, que no debe parar hasta conquistar cada una de nuestras demandas!

¡Unir las luchas para avanzar hacia un gran paro nacional! ¡Justicia para los asesinados por luchar!

El gran paro nacional comienza a encenderse desde las regiones del interior y marca el camino de lucha para todo el pueblo pobre que sigue buscando una salida a la crisis. Las movilizaciones crecen desde abajo con cortes de ruta, movilizaciones, y paros regionales. Los campesinos, comunidades indígenas, los trabajadores y la juventud se ponen de pie en su legítimo derecho a la insurgencia y a desconocer un gobierno que los ataca y reprime.

La primera acción de Boluarte fue pedir “tregua” a la derecha en el Congreso y designar un nuevo gabinete ministerial que demuestra el continuismo neoliberal y su defensa de la constitución fujimorista. La Segunda acción fue reprimir a las luchas de los pueblos con las fuerzas represivas y la PNP que ya dejaron 3 muertos en Andahuaylas y decenas de heridos y detenidos en todo el país. Repudiamos la represión y exigimos la inmediata libertad de los detenidos por luchar contra este régimen podrido. Exigimos castigo a los culpables materiales y políticos, verdugos de los luchadores asesinados. Rechazamos el encarcelamiento de Castillo y exigimos su libertad sin dar ningún apoyo político a su figura ni a su gobierno ni a su política continuista.

¡Elecciones ya, pero para una asamblea constituyente, libre y soberana!

Todo está podrido ¡desde la cabeza a los pies! Este régimen no representa más que los intereses de la Confiep y el Acuerdo Nacional de los grandes capitalistas. Llevan más de 30 años pisoteando a los trabajadores del pueblo y de la cuidad en nombre del “modelo social de mercado”. Crece la pobreza, una informalidad que supera el 70%, el campo carece de recursos para producir alimentos y la salud y la educación es un negocio cada vez más costoso para el pueblo. Las mineras se la llevan en pala, los bancos y AFP se llenan los bolsillos. ¡Esto no va más! Pero quieren quedarse hasta el 2024 para estafar al pueblo. Mientras el pueblo en lucha pide legítimamente el adelanto de las Elecciones, el gobierno las adelanta para abril del 2024 para evitar que se vayan todos, preparando a sus futuros sucesores dentro de los partidos legales y vientres de alquiler para cambiar de figurita sin que nada cambie de fondo.

Hay que sepultar el modelo impuesto por la dictadura fujimorista y continuado por todos los gobiernos, desde Toledo a Castillo. ¡Sostengamos la movilización y la unidad de las organizaciones en lucha! ¡Llenemos las plazas de todo el país! ¡Construyamos un verdadero Paro Nacional de las organizaciones obreras y populares con asambleas en lugares de trabajo y de estudio y en cada barrio! Conformemos comités de lucha unitarios y democráticos, junto a los comités de defensa y las organizaciones sociales y políticas en lucha para desarrollar la movilización y enfrentar la represión hasta que se vayan todos y conquistemos el llamado a nuevas elecciones para una Asamblea Constituyente Libre y Soberana – y no el tramposo adelanto de elecciones de Boluarte y el congreso – donde el pueblo trabajador pueda participar con sus organizaciones para sepultar el modelo económico fujimorista. ¡Que gobiernen los pueblos y sus trabajadores, sin capitalistas, burócratas y partidos corruptos!

*Partido de los Trabajadores UNÍOS, sección de la UIT-CI de Perú

Articulista en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Lucha Internacionalista es una organización política marxista revolucionaria: trotskista. Se constituyó en mayo de 1999 por militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

Comparte: