NUEVAS FORMAS, VIEJAS PRÁCTICAS

El miércoles 23 de noviembre, Eduardo Romero presentó el libro “Quién invade a quién. Del colonialismo al II Plan África” en el banco expropiado en el barrio de Gràcia de Barcelona, en Travessera de Gràcia, 181. En este libro, Romero contextualiza el II Plan África (proyecto del gobierno de Zapatero diseñado para el periodo 2009-2012), y continuador del anterior Plan África del 2006-2008 y similares proyectos.

 

 

 

Texto: Carol Porta Fotos: Francesc Sans

En la presentación del libro “Quién invade a quién. Del colonialismo al II Plan África” a cargo de su autor Eduardo Romero, en el banco expropiado de Gràcia, se analizaron los procesos migratorios y las políticas implementadas desde España y Europa, relacionándolos con los contextos económicos, sociales e históricos en los cuales se producen. A partir de la complejización de ese fenómeno es posible desentrañar en esos discursos y prácticas hegemónicas otras razones que no deberían ser soslayadas.

alt

 

El miércoles 23 de noviembre, Eduardo Romero presentó el libro “Quién invade a quién. Del colonialismo al II Plan África” en el banco expropiado en el barrio de Gràcia de Barcelona, en Travessera de Gràcia, 181. En este libro, Romero contextualiza el II Plan África (proyecto del gobierno de Zapatero diseñado para el periodo 2009-2012), y continuador del anterior Plan África del 2006-2008 y similares proyectos. Este tipo de proyectos que se presentan a la opinión pública como contribuciones al desarrollo de los países africanos que mejorarán la situación de origen de los inmigrantes de esas regiones, acaban favoreciendo los intereses de las empresas españolas y el expolio de los bienes naturales de esas zonas.

 

El libro “Quién invade a quién. Del colonialismo al II Plan África”  está conformado por cuatro textos que buscan contribuir a la complejización de la problemática de los países africanos y ofrecen herramientas para el análisis crítico de la política inmigratoria de España y de las acciones que se llevan a cabo en aras de un desarrollo que sólo favorece a una minoría en el planeta Tierra a la par que conlleva al consumo imparable de los recursos naturales no renovables y al despojo de los medios de subsistencia de otras poblaciones.

 

El colectivo “Cambalache” de la ciudad de Oviedo, del cual es miembro Eduardo Romero, impulsa un proyecto autogestionado que cuenta con varias líneas de trabajo: una librería y una editorial, talleres, filmoteca, entre otras iniciativas. Romero integra el grupo de trabajo de inmigración, el cual analiza y denuncia cómo se desarrollan las políticas de inmigración y cómo se instrumentalizan, cuestiones que desarrolló durante la presentación del libro.

 

Romero expuso que si se analiza la política de inmigración española, tanto en lo referente a las medidas en el interior del país como las que se realizan en sus fronteras, se ejerce una notable violencia. Por ejemplo, en España se constatan redadas racistas, hay centros de internamiento de extranjeros que son peores que las cárceles, con condiciones insalubres, violencia policial, abortos inducidos, celdas de castigos. Además los recorridos complejos para la renovación de los papeles implican otro tipo de violencia que también generan  frustración, incertidumbre, dolor. “Hemos analizado estos procesos y –en el mejor de los casos- suelen necesitar como mínimo 8 años para tener los papeles definitivos”, puntualizó y agregó que incluso hay situaciones de clandestinidad sobrevenidas en la demora en otorgarles ciertos permisos que después tendrían que renovar”. Por otra parte, en las fronteras exteriores hay cámaras de vigilancia, vallas en Ceuta y Mellila, incluso mecanismos que imposibilitan la salida a personas con perfiles de refugiados políticos. “No sólo se dan pocos sino que directamente ya se intenta impedir su ingreso en Europa”, apuntó Romero.

 

Una de las principales líneas de análisis de Romero es señalar  como esa violencia favorece “la disposición de una mano de obra barata y servicial justamente gracias a esas políticas migratorias”.  Desmintiendo de paso el mito de la “invasión”, pues los años de mayor crecimiento de la economía española también han sido el de mayor aumento de población extranjera, con “una relación estrecha entre el ingreso de inmigrantes y el crecimiento espectacular del número de personas integradas al mercado laboral”.

 

A la par, esa amenaza de la “invasión” de cayucos se instrumentaliza para presentar el Plan África como una ayuda a la mejora de las zonas de origen de los inmigrantes, aunque sería inocente ignorar como éste trabaja para contribuir a los intereses económicos, militares y geopolíticos de España en esa zona. En definitiva, según Romero, la ayuda al desarrollo debe considerarse desde la perspectiva de una estrategia recolonizadora. Porque el interés de España por África está enmarcado en la disputa de los países desarrollados por los recursos naturales en ese continente. Y aunque el rol de España en esa carrera es secundario, no debemos soslayar que el 99% del petróleo y gas que consume España es importado y los barcos españoles tienen intereses pesqueros en la mayoría de los países de la costa africana.

 

Este libro, como todos los textos publicados por Cambalache están editados bajo licencia copyleft que permite su reproducción, modificación, copia, distribución  y exhibición siempre que se cite su autoría, sin ánimo de lucro y bajo la misma licencia. Además pueden comprarse a través de   www.paquebote.com o en la propia web del colectivo: www.localcambalache.org,  en los lugares físicos que se indican en esta misma web e incluso se da la opción de descargarlos gratuitamente desde allí.  Porque para la editorial “Cambalache” el interés de la publicación de libros radica en la  difusión sus contenidos y servir de herramientas educativas y de debate”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*