El humorista gráfico Toni Batllori, que desde 1994 publicaba la tira cómica diaria «Ninots» en la apertura de política de La Vanguardia, ha muerto en su casa de Teià (Barcelona), debido a una grave enfermedad.

Según ha informado La Vanguardia, Batllori, nacido en Barcelona en 1951, ha muerto unas horas después de entregar anoche su última tira cómica diaria, que este sábado sale publicada y en la que ironiza sobre el incremento de inversión en armamento.

Batllori empezó a colaborar en La Vanguardia en 1991, en la sección de Deportes, aunque en 1994 pasó a ejercer como un contracronista que diseccionaba la actualidad con su tira «Ninots», con la que en las últimas tres décadas ha sacado punta a los vaivenes de la política.

El director del periódico, Jordi Juan, ha afirmado a la emisora Rac-1 que la muerte de Batllori supone una «pérdida irreparable» ya que como dibujante de la actualidad es «insustituible», por lo que el «mejor homenaje» que le pueden tributar es no buscarle relevo porque «no hay nadie como él».

Jordi Juan ha remarcado que Batllori tenía una «grave enfermedad» y que desde hacía tiempo le costaba hablar, por lo que se comunicaban por correo electrónico, ya que en la última etapa trabajaba desde su casa, aunque hasta hace poco acudía diariamente a la redacción a preparar sus tiras cómicas, que eran un «editorial sin palabras» gracias a su visión «muy aguda» de la actualidad.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: