LA PROPIEDAD PRIVADA Y EL INTERÉS BURGUÉS.

altEl desalojo del Casal Popular de Gràcia se ha consumado hoy, día 8 de abril, pasada la una del mediodía. Seis dotaciones de la BRIMO de los Mossos de Esquadra, la brigada conocida por reventar ojos

 

 

Texto: Ferran Peris Serrano Fotos: Francesc Sans

Hoy pasadas las 13 horas, la policía catalana ha procedido a iniciar el desalojo del Casal Popular de Gràcia, uno de los baluartes de izquierda independentista. A plena luz del día, la noticia ha corrido como la pólvora y en menos de veinte minutos más de un centenar de jóvenes se han acercado al lugar de los hechos para increpar a los Mossos d’Esquadra que efectuaban el desalojo.

 

alt

 

El desalojo del Casal Popular de Gràcia se ha consumado hoy, día 8 de abril, pasada la una del mediodía. Seis dotaciones de la BRIMO de los Mossos de Esquadra, la brigada conocida por reventar ojos y testículos con sus peloteras, han subido esta mañana por el Passeig de Gràcia en dirección a la confluencia de las calles Torrent de l’Olla y Ros de Olano, donde se ubica el Casal Popular de Gràcia, edificio emblemático que llevaba desde el año 2002 ocupado por la izquierda independentista del barrio de Gràcia.

 

El pasado mes de febrero el Ejecutivo Catalán, liderado por Convergència i Unió (CiU)y respaldado por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), ya trató de desalojar el edificio okupado, pero la presión popular hizo fracasar el intento. Posteriormente y caducada la primera orden judicial, el juzgado de primera instancia comunicó a los Mossos d’Esquadra una nueva orden de desalojo para ser cumplida entre el 1 de abril y el 1 de junio. No obstante el margen de tiempo, la decisión política ha escogido hoy día 8 de abril para efectuar la orden. Se especulan diversos argumentos sobre el porqué de la fecha escogida, pero lo que parece bastante claro es que ha habido un juego de desgaste por parte de la Conselleria de Interior y que, actualmente, el nivel de movilización y de tensión entre los movimientos populares es bajo y el desalojo se podía hacer más cómodamente.

 

Dictada la sentencia judicial y la orden política de desalojo, los Mossos d’Esquadra han cumplido celosamente su papel obediente en la defensa de la propiedad privada acordonando la zona y no dejando pasar a nadie. Luego han tapiado el edificio y han marchado. Detrás de han dejado otra muestra clara de quien manda en este país, la patronal.

 

Para esta tarde está convocada una manifestación en protesta por el desalojo y posiblemente haya otras acciones en los próximos días. La izquierda independentista ya ha reiterado diversas veces que no están dispuestos a quedarse sin un centro social y que van a seguir hasta ocupar otro.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*