La pintora Conxa Ibáñez falleció el pasado jueves en Barcelona a los 93 años, según informó la galería de arte Canals. Responsables de la galería explicaron que desde la década de los años 60, Ibáñez se había convertido en «una de las principales figuras femeninas de la pintura catalana, nutriéndose de forma directa de los grandes paisajistas de nuestro país». Su pintura ofrece una visión «limpia y tranquila de la naturaleza, buscando su concepto esencial», dicen. También destacó en la faceta de grabadora, añaden.

Conxa Ibáñez ha expuesto desde los años 50 del siglo pasado, tanto en Cataluña como en España y en galerías internacionales de Italia, Austria, Cuba o Estados Unidos. El galerista Josep Canals, de la misma galería de Sant Cugat que ha hecho pública la defunción, publicaba hace dos años una imagen del artista.

Ibáñez nació en Canet de Mar en 1929 y se formó en la Escuela de Artes y Oficios, la Llotja, y también en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. Dedicada al paisajismo, en el transcurso de una larga trayectoria ha pintado tierras de diversas comarcas de Cataluña, Castilla, Andalucía, Cuba o Nueva York.

Sus ilustraciones al óleo o los grabados han acompañado obras de escritores como Baltasar Porcel, Miquel de Palol i Felip o Marta Pessarrodona, entre otros. Su obra puede verse en museos como el MACBA, el Museo de L’Hospitalet, el VINSEUM, la Biblioteca Museo Víctor Balaguer, el Museo Abelló y el Museo de Historia de Girona. En 2014 el Ayuntamiento de Canet de Mar le concedió la Medalla de Oro de esta población del Maresme.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: