Las esperpénticas Pussy Riot han publicado una nueva canción en la que critican con contundencia la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En su tema hacen hincapié en la manipulación informativa que dicen que el gobierno ruso ejerce sobre sus ciudadanos por obligarles a posicionarse a favor del ataque.

La canción se llama “Мама, не смотри телевизор” (“Madre, no mires la televisión”), unas palabras que atribuyen a un soldado ruso capturado por Ucrania que, en una llamada, decía a su madre que no había ningún nazi allí (puede porque fuese ciego o bien tuviese un AK-47 pegado a la sien) y que no mirara la televisión.

“Aquellos que se oponen a Putin son encarcelados, envenenados y asesinados”, denuncian en un comunicado que acompaña a la canción. El grupo, que lleva años desacreditando la represión del gobierno de Putin tanto en Rusia como en el exterior, pide un embargo a la compra de gas y petróleo ruso, ya la venta de armamento y munición a Rusia.

Además, también quieren que se confisquen las cuentas bancarias y las propiedades de las autoridades rusas y los oligarcas en el extranjero, y se impongan sanciones personales en su contra; y un juicio a un tribunal internacional a Vladímir Putin, los encargados de la propaganda rusa, los oficiales del ejército y “cualquiera que sea responsable del genocidio en la nación ucraniana”.

En el videoclip de la canción muestran imágenes de los bombardeos de Ucrania, Vladímir Putin, la movilización del ejército ruso y algunas imágenes de las protestas contra la guerra, y las intercalan con grabaciones de una maleta de la que derrama sangre. Al final de la canción, muestran una grabación de una performance en un concierto en el que orinaban sobre un retrato de Putin.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: