EN EL DÍA DEL LIBRO: SHAKESPEARES Y ST. GEORGES

altEl 23 de abril significa tanto para muchos que nunca pasará desapercibido. Cuentan que el embriagante y más grande poeta británico Shakespeare murió ese día junto con otros cuantos de su talla que llegaron

 

Texto y Fotos: Iraide N. Zubillaga
Corresponsal en Londres

El 23 de abril significa tanto para muchos que nunca pasará desapercibido. Cuentan que el embriagante y más grande poeta británico Shakespeare murió ese día junto con otros cuantos de su talla que llegaron al mundo o fallecieron en la misma data. Cervantes, Inca Garcilaso de la Vega, el francés Maurice Druon, el Premio Nobel de Literatura Haldor K. Laxness, Vladimir Vladimirovich Nabokov, el romántico William Wordsworth, Manuel Mejía Vallejo y el periodista catalán Josep Pla podrían ser aquellos que dejaron huella y por los que hoy llamamos Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor a la susodicha fecha. El Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil Pro de la Tolerancia igualmente caben en la misma jornada.

 

alt

 

Escritores, poetas, novelistas insustituibles nos dejaron sus obras de gran influencia para otros autores y para la humanidad en general. Igualmente, 2012 fue importante para el repertorio Index Translationum, ya que cumplió ochenta años desde que surgió. Como su nombre indica, se trata de la más amplia colección internacional de obras traducidas a una gran cantidad de idiomas. El 23 de abril del año pasado, por otro lado, la UNESCO, la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias eligieron Bangkok como Capital Mundial del Libro 2013.

 

Cabe destacar que en Inglaterra esta fecha es el festivo de mayor relevancia, junto con la Navidad, llegando a ser día de orgullo nacional y patrón de los Scouts. Se cuenta, que había un dragón muy malvado que atacaba al reino y sus gentes lo resolvieron ofreciendo todos los días dos borregos a la bestia para saciar su feroz hambre. Llegó un momento en que ya no había tantos animales y tomaron la trágica decisión de sustituir uno de los corderos por una persona que se escogía mediante sorteo. La desafortunada familia que tenía que entregar a uno de sus miembros era compensada eternamente con multitud de riquezas.

 

Se pierden por las calles varias versiones, pero la que más gusta es aquella en la que el pueblo terminó harto de que nunca un miembro real hubiera sido entregado al vil dragón. Gracias a una democrática votación, la princesa fue elegida como ofrenda y el caballero San George, que andaba por allí, cerca de la morada del monstruo, decidió rescatar a la muchacha matando con su perfecta espada al animal. Del cuello del dragón salía sangre a borbotones que se transformó en una rosa roja la cual San George regaló a la princesita. Este altruista caballero también donó al pueblo todas las riquezas, junto con la iglesia que lleva su nombre, que el rey le había dado por salvar a su hija. Cada 23 de abril los hombres regalan rosas a las mujeres, recordando la vieja leyenda de aquel valeroso caballero y éstas les regalan un libro, perpetuando el fallecimiento y entierro de los grandes de la literatura mencionados arriba,

 

Podríamos decir que el autor de Romeo y Julieta o Hamlet es el más grande literato británico de Inglaterra e incluso del mundo. Y aunque las malas lenguas rebaten la autoría de sus obras, según se puede leer, son más representadas que las de cualquier otro artista. Poeta, dramaturgo, actor y lo que William Shakespeare se proponga, se ha llegado a especular sobre su orientación sexual, si era feliz o no con su mujer, su real religión, que fue el verdadero padre de su ahijado, cuándo y la casa donde nació, las causas de su muerte, la cronología bibliográfica shakesperiana… y la realidad es que ningún documento sustenta estas informaciones. La siguiente galería muestra, entre otras cosas, el encantado pueblo medieval del Bardo de Avon: Stratford, un reconocido 26 de abril casi cuatro siglos y medio después de su nacimiento y muerte.

  {morfeo 591}

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*