El BDSM es una práctica que cada vez se hace más popular, liberándose de los tabúes que existían al respecto. Puede que se quiera salir de la rutina y probar cosas nuevas o que se haya leído que despertara la curiosidad. Sea cual sea el caso, el BDSM implica prácticas que requieren cierto grado de conocimiento para garantizar, no solo que sea placentero, también que sea completamente seguro. Por ello, a continuación, recopilamos algunos consejos y reglas del BDSM que es bueno que conocer para que todo salga de acuerdo a lo planeado.

1. BDSM seguro y consensuado

Sobre todo al inicio, es normal no estar familiarizado con las prácticas de Bondage, Sumisión, Dominación y Masoquismo (Siglas de BDSM) y lo principal antes que todo es la seguridad y el control. Así que, se deben prohibir todas esas prácticas que representen un riesgo a la integridad de cualquiera de los participantes. Por ello, antes de empezar, deben establecer límites, consensuar las prácticas permitidas y establecer cualquier otro aspecto que puedan considerar relevante. El consenso es la piedra angular de un BDSM, así que, desde el inicio, tómalo en cuenta, especialmente si estás iniciando en área.

2. Utiliza la web para conocer personas

Rodearte de personas con experiencia en el área es muy importante para que empieces a adquirir conocimientos y a entender mejor de lo que esto se trata. Para ello, las páginas para contactos BDSM son una gran opción, al permitir rodearse de personas que poseen el mismo interés y diferentes niveles de experticia en un entorno seguro y libre de prejuicios, ya que, todos están allí reunidos por un interés en común, el BDSM.

Puedes chatear con personas con mayor experiencia y preguntar tus dudas antes de llegar a un acuerdo o indagar en las vivencias de otros usuarios antes de decidir ir por la tuya, por ello, estos sitios, además de una oportunidad de conocer potenciales parejas, pueden ser muy educativos.

3. Sé cuidadoso con las ataduras

El Bondage, que corresponde a la sigla “B” de BDSM, es una de las prácticas más populares y favoritas del nivel inicial. Por ello, debido a la emoción del momento, se puede salir un poco de control y causar daños, así que ten en cuenta lo siguiente:

  • Nunca atar tan fuerte que pueda causar adormecimiento de la zona.
  • Jamás dejar sola a una persona atada.
  • Tener siempre una tijera a la mano, para que, en caso de una emergencia, puedas cortar las ataduras rápidamente.
  • No experimentes con juegos de asfixia y siempre evita el bondaje más arriba del torso.

4. Experimenta la privación de los sentidos

Especialmente en niveles iniciales, para darle una nueva potencia al BDSM, opciones como las vendas en los ojos, que es una de las técnicas más fáciles de ejecutar, pueden ser una forma sutil de llevar la experiencia a otro nivel. Por lo general, incrementan el deseo y también la adrenalina, lo que puede hacer las experiencias básicas más gratificantes.

5. El BDSM no es sinónimo de dolor

Muchos principiantes tienen este concepto errado al respecto y debes saber que el grado de intensidad de las sesiones lo establecen quienes participan en las mismas. No sé trata de dolor, se trata de gratificación, así que, si sobrepasa estos límites, no es lo adecuado.

6. Conoce las normas básicas

Antes de emprender en el mundo del BDSM es importante conocer, al menos, las normas básicas, denominadas: comunicación, consenso y confianza.

  • La comunicación es necesaria para dar a conocer lo que se desea.
  • El consenso permite establecer los límites seguros y placenteros.
  • La confianza, debido a la naturaleza de estas actividades, es fundamental para poder sentirse cómodos y seguros.

7. Deja los prejuicios a un lado

Si quieres incorporar algunas cosas nuevas en tu vida, y no se tratan exactamente de ideas para renovar tu jardín, el BDSM es una buena opción para experimentar, pero es importante dejar los prejuicios a un lado. De lo contrario, estos limitarán la experiencia impidiendo el poder disfrutarla plenamente. Así que, antes de decidir adentrarte en el BDSM es importante estar muy seguro de que realmente es lo que se quiere, de lo contrario puede convertirse en algo negativo.

8. No te olvides de la palabra de seguridad

Este es un aspecto clave en el BDSM y es importante que sea establecida en conjunto, antes de cualquier sesión, para garantizar la seguridad del encuentro y la buena comunicación dentro del mismo. Es un término con el que cualquier principiante del BDSM debe estar familiarizado.

Aunque 50 sombras de Grey ha despertado el interés en el BDSM, este va mucho más allá de lo que muestran el libro o película, así que, no importa la razón por la que hayas decidido practicarlo, ten en cuenta estos consejos y antes instrúyete al respecto.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: