2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

¿Con qué frecuencia se debe tomar el CBD?

#¿Con qué frecuencia se debe tomar el CBD? Es una pregunta bastante común, y aunque todavía hay que investigar más para tener una idea más clara, sabemos que es perfectamente seguro tomar CBD todos los días.

El CBD es un cannabinoide no psicoactivo cosechado de la planta de cáñamo industrial y se sabe que ayuda en una variedad de funciones. Siempre que se mantenga una dosis adecuada y se tome un producto de alta calidad, el consumo regular de CBD puede tener una serie de beneficios. Cuanto más consumas productos de CBD, más beneficios obtendrás y experimentarás.

¿Debo tomar CBD a diario?

Aunque la frecuencia con la que se toma el CBD depende en gran medida de las preferencias de cada uno, se ha comprobado que tomar CBD a diario proporciona una serie de ventajas para el cuerpo y la mente, especialmente entre las personas que disfrutan del CBD como parte de su rutina general de salud y bienestar.

Hay muchas razones por las que podrías considerar hacer del CBD parte de tu rutina, y siempre que no tengas ningún otro tipo de reacción adversa (lo que sería raro, ya que no se sabe que el CBD tenga efectos secundarios graves) puedes considerar con seguridad tomar CBD todos los días.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de hacerlo? Hay muchos. Aquí tienes una lista rápida de los beneficios del CBD que recoge por qué acumularlo en tu organismo puede ser incluso mejor que tomarlo de forma ocasional.

Ayuda a reducir el dolor en tu cuerpo. No es un narcótico y no puede borrar totalmente la sensación de dolor, sin embargo las investigaciones existentes muestran que el CBD puede tener éxito en la reducción del dolor y la inflamación en el cuerpo sin los molestos efectos secundarios de otros analgésicos.

Ayuda a disminuir la ansiedad. Un estudio de 2015 encontró que «el CBD tiene un potencial considerable como tratamiento para múltiples trastornos de ansiedad«, incluyendo el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico y el trastorno de ansiedad social.

Puede ayudar a mejorar los síntomas de la depresión. El CBD tiene cualidades antidepresivas, muy probablemente relacionadas con la forma en que interactúa con los receptores de serotonina del cerebro para regular el estado de ánimo. Y cuanto más se regule, menos altibajos depresivos se pueden enfrentar.

Ayuda con las náuseas. Si estás luchando contra las náuseas, especialmente las debidas a la quimioterapia, el consumo regular de CBD puede ayudarte, probablemente debido a la forma en que interactúa con la serotonina y el papel que desempeña en las náuseas.

Puede proporcionar una piel de aspecto saludable. Se cree que tomar CBD con regularidad es bueno para la piel, ya que reduce el acné y la inflamación y evita la activación de agentes «pro-acné».

Ayuda a los problemas digestivos. Se ha descubierto que el CBD tiene un impacto positivo en el funcionamiento gastrointestinal, incluyendo la motilidad GI, la secreción de ácidos y el apetito.

Ayuda a mejorar el sueño. El sistema endocannabinoide ayuda a regular el sueño, lo que significa que un consumo regular de CBD podría aportar un mayor equilibrio a tu rutina de sueño y promover un sueño más profundo y una mayor rapidez a la hora de despertarse.

Puede ayudar con la diabetes. Un estudio de investigación demostró que el CBD puede reducir el riesgo de diabetes en ratones no obesos, probablemente debido a cómo regula la insulina y la inflamación en el cuerpo.

Puede ayudar a perder peso. Por último, pero no por ello menos importante, el CBD puede promover la pérdida de peso a través de algunas de las vías mencionadas anteriormente, incluyendo la reducción del estrés y la ansiedad y un mejor control del apetito.

¿Se puede tomar el CBD de forma esporádica si no se quiere tomar todos los días? Por supuesto. Sin embargo, los beneficios mencionados anteriormente son más pronunciados cuando el CBD tiene la oportunidad de acumularse en tu sistema, lo que significa que cuanto más frecuentemente lo consumas, más beneficios podrás experimentar.

El CBD no es una cura para todo y no es una bala mágica. Lo que sí es es un método de tratamiento alternativo para muchos tipos de dolencias, especialmente cuando se toma a diario. No sólo acumularás más CBD en tu cuerpo, sino que también tendrás la oportunidad de dar tiempo a las propiedades activas del CBD para que actúen en beneficio del cuerpo y la mente.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.