BARCELONA NEGRA

 

altLa historia, las temáticas clásicas del género como las drogas, el asesinato, la prostitución y la corrupción de toda índole, se mezclan con los problemas surgidos de la crisis del capitalismo salvaje que estamos viviendo, con la globalización, la inmigración

 

 

 

 

“Barcelona negra” es una antología de catorce relatos policiales de otros tantos autores que tienen como escenario los barrios de Barcelona. Publicada originalmente en inglés por la editorial Akashikc Books, la edición en castellano corre a cargo de la editorial Edhasa, con Adriana V. López y Carmen Ospina como encargadas de dicha edición. Este es el primer volumen de una colección que estará dedicada a deambular por los territorios más sórdidos y criminales de otras capitales del mundo, de la mano de los autores del género de cada ciudad elegida.

 

alt

 

La historia, las temáticas clásicas del género como las drogas, el asesinato, la prostitución y la corrupción de toda índole, se mezclan con los problemas surgidos de la crisis del capitalismo salvaje que estamos viviendo, con la globalización, la inmigración, los choques culturales y los cambios sociales debidos al retroceso en los derechos civiles y conquistas sociales. Pero sin faltar los relatos de alto contenido erótico, surrealistas o incluso fantásticos, menos comunes en el género. Una cosa interesante es que algunos de los autores no proceden del relato negro, por lo que las formas narrativas y las miradas sobre la ciudad son diferentes.

 

El maestro Andreu Martín nos presenta un relato histórico basado en un hecho real que nos lleva a la zona del barrio del Poblenou, hoy conocida como Villa Olímpica. “Ley de fugas” nos remite a esa treta “legal” que encubría las ejecuciones extrajudiciales y que Eduardo Dato, como Presidente del Consejo de Ministros, firmó en enero de 1921. Un año después transcurre la historia de Martín, en la Barcelona del pistolerismo, donde un taxista se verá involucrado en una acción armada con trágicas consecuencias. En “La ofrenda”, de Teresa Solana, nos trasladamos el barrio de Sant Antoni, y más concretamente al Hospital Clínic. Un médico forense recibe un lacónico mensaje en su correo electrónico donde una compañera de trabajo, a la que apenas ha tratado, le pide que sea él, y no otro, quien le haga la autopsia… Un estupendo relato con tintes macabros que nos habla de la belleza, pero de una extraña belleza interior que es capaz de enloquecer al que la mira. Cristina Fallarás nos lleva al luchador Nou Barris con su “Historia de una cicatriz”, donde una detective embarazada busca la mano cercenada de un guitarrista roquero. En la presentación que se hizo en librería Negra y Criminal, Cristina nos contó que este cuento, escrito en 2009, es el germen de su premiada novela “Las niñas perdidas”. “Hoy -nos dijo– lo escribiría con más rabia, con la rabia que atesoro, alimento y riego cada noche. Este relato parece violento y no tiene nada de violencia. Es literatura y tiene la frivolidad de la literatura que creímos, entonces, que era social”.

 

El volumen se completa con relatos de Raúl Argemí, David Barba, Lolita Bosch, Antonia Cortijos, Isabel Franc, Valerie Miles, Imma Monsó, Santiago Roncagliolo, Jordi Sierra i Fabra, Eric Taylor-Aragón y dejo para el final al admirado Silver Kane, que ahora se esconde tras el nombre de Francisco González Ledesma, al que deseamos fuerza y salud para seguir impartiendo su magisterio.

 

alt

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*