El uso habitual de los fregaderos de las cocinas para lavar platos, vasos, sartenes y todo tipo de instrumentos de cocina puede provocar, a lo largo del tiempo, un atasco. Este tipo de atascos son más frecuentes de lo que piensas y ocurre en todo tipo de hogares. Y es que, aunque se tenga mucho cuidado con no dejar restos de alimentos, lo cierto es que siempre pasan algunos.

Esto en repetidas ocasiones puede provocar el atasco del fregadero, algo que deja el fregadero prácticamente inutilizable porque es incapaz de tragar el agua sucia que generamos con el lavado de la vajilla. Siempre puedes confiar en profesionales como fontanerossantcugat.cat para que lleguen a casa y ofrezcan una solución rápida al atasco. Pero tú puedes intentarlo también siguiendo algunos pasos muy sencillos, como son los siguientes:

Cerrar la llave de paso

Antes de intentar hacer algún tipo de actuación por tu cuenta es recomendable que cierres la llave de paso del agua. Esto es fundamental porque con ello evitamos que se abra el grifo de forma accidental o por desconocimiento y que el agua acumulada suba más aún. Por tanto, este es el primer paso que debes tener claro cuando trates de averiguar qué ocurre con el atasco del fregadero.

Identificar la causa del atasco

Después de cerrar la llave de paso tienes que dirigirte hacia el fregadero para identificar qué ha ocasionado el atasco. Lo más habitual que te vas a encontrar es la acumulación de restos de comida, pero también restos de los estropajos e incluso los tapones de los envases de los productos para limpiar la vajilla. Una vez identificada la causa va a ser mucho más sencillo proceder a solucionarla. De esta forma se reducen los tiempos y se consigue una solución más eficiente.

Utilizar trucos caseros

Después de haber visto el origen del atasco puedes tratar de solucionarlo poniendo en práctica trucos caseros. Estos trucos pueden funcionar siempre y cuando el atasco sea leve. El más habitual y practicado en los hogares consiste en mezclar una taza de bicarbonato con un buen chorro de lejía por el desagüe dejando actuar la mezcla durante una media hora. Después se vierte abundante agua caliente y comprobamos si el atasco se ha deshecho. En caso contrario, se vuelve necesaria la ayuda de profesionales del sector.

Utilizar productos químicos

Otra forma de tratar de solucionar un atasco en el fregadero de la cocina es utilizando productos químicos diseñados específicamente para este tipo de problemas en los hogares. Son productos desatascadores que hay que verter en el desagüe en la cantidad indicada por el fabricante, sin utilizar más cantidad de la recomendada porque se trata de productos químicos que pueden ser potencialmente peligrosos para la salud humana. En estos consejos de la OCU vas a encontrar las claves a tener en cuenta a la hora de elegir un desatascador. Si tampoco funciona, lo más probable es que estemos ante un atasco de gravedad que sí o sí requiere ayuda profesional.

Limpiar el sifón

Para deshacerse de un atasco en el fregadero puede ser de gran ayuda desmontar el sifón y realizar una limpieza en profundidad del mismo. Pero lo cierto es que no todas las personas tienen herramientas o habilidades para llevar a cabo este tipo de trabajos manuales. Por tanto, si el problema del atasco persiste no trates de desmontar y limpiar el sifón por tu cuenta porque puedes ocasionar daños a las tuberías y provocar un daño mayor que el propio atasco en sí mismo.

¿Cuánto tarda en desatascarse un fregadero atascado?

Si has intentado hacerlo por ti mismo sin éxito, solo tienes que contratar los servicios de fontaneros especializados y con experiencia en este tipo de problemas. Los fontaneros tienen las herramientas y los conocimientos necesarios para desatascar todo tipo de tuberías y fregaderos en el menor tiempo posible para que los clientes recuperen su fregadero en cuestión de minutos.

Estos profesionales acuden al domicilio y tras analizar el origen del atasco deciden qué solución de desatasco utilizar en función de la gravedad del mismo. En cuanto al tiempo que puede tomar solucionar este tipo de problemas, puede ir desde unos pocos minutos hasta un máximo de una o dos horas en los casos más graves que requieren de un instrumental más sofisticado. Pero lo habitual es una solución rápida en cuestión de minutos.

En cualquier caso, el desatasco suele resolverse con éxito en más del 99% de los casos y el usuario recupera la funcionalidad de su fregadero de forma rápida y sencilla. Tan solo hay que tener mayor cuidado a la hora de introducir en el fregadero platos, sartenes y ollas con restos de comida porque pueden provocar un atasco en el fregadero, con las molestias que ello ocasiona a toda la familia.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: