Yo, él y Raquel

altMe and Earl and the Dying Girl es el título en inglés de la película en su versión original, no es una historia de amor, nos repite Greg, Greg es yo, el narrador de esta historia con toques dramáticos pero llevada con buenas dosis de comedia que aligera el drama que viven los protagonistas

 

 

 

alt

 

Me and Earl and the Dying Girl es el título en ingles de la película en su versión original, no es una historia de amor, nos repite Greg. Greg es yo, el narrador de esta historia con toques dramáticos pero llevada con buenas dosis de comedia que aligera el drama que viven los protagonistas

 

Greg (Thomas Mann) es un joven en su último año de instituto, ha conseguido pasar desapercibido durante años al resto de la comunidad, a esas tribus que se puede encontrar en cualquier instituto, Greg las cataloga como naciones y el en su invisibilidad esta considerado como neutral, rehuye el conflicto, la relación y la amistad, también utiliza una metáfora animal para no ser agredido, su compañero desde la infancia es Earl (Ronald Cyler) un chico de color que comparte con Greg la misma afición, visionar películas clásicas y luego realizar nuevas versiones parodiando el original. Son dos personajes que comparten hasta la misma actitud. Raquel (Olivia Cooke) es otra joven estudiante del instituto a la que casi no conocen, pero saben que le han diagnosticado leucemia. La presión de la madre de Greg obliga a este a visitar a Raquel y hacerse amigo de ella. Una misión obligada cuya carga hará cambiar a los protagonistas.

 

Alfonso Gómez-Rejón, es director de un solo largometraje (Espera a que se haga de noche), pero tiene experiencia en dirigir series de TV como Glee y  American Horror Story. A veces nos deja escenas tópicas que no entorpecen la labor de todo el metraje, tiene toques de Wes Andersen y desarrolla la historia con buenos diálogos y una puesta en escena muy buena. Hay escenas donde el encuadre obliga al espectador a elegir el punto de vista. Los personajes secundarios tienen un papel relevante como los protagonistas principales. Los padres de Greg, unos liberales casi frikis. La madre de Raquel. Mr. McCarthy, el profe, tutor, consejero. Madison, la buenorra del instituto. El friki Ill Phill, todos tienen su momento de gloria en ese microcosmos en el que gira la historia. No es una película clásica de instituto, pero tiene todos los toques clásicos de las películas de adolescentes, pero es otra historia, Yo, él y Raquel es un melodrama que nos va llevando a un desenlace entre toques de humor y sentimientos. Del miedo, la desconfianza y el egoísmo juvenil pasamos a otro nivel de conocimiento donde las circunstancias vividas harán cambiar al pusilánime Greg.

 

El director nos deja un homenaje a los cineastas y sus películas, sobre todo a Truffaut y sus 400 golpes que se hace presente en muchas de las escenas, Greg y Earl reconocen que sus parodias fílmicas son una estupidez pero sienten admiración por esos títulos clásicos y aunque no lleguen a discernir lo que visualizan, han hecho de su visionado una razón de ser. Las actuaciones son sinceras y convincentes, los jóvenes actores juegan con una naturalidad propia de veteranos, y eso que para Ronald Cyler es su primer papel profesional. Se nota que las situaciones y el tema de la película trascienden mucho más allá de lo escrito en el guión.

 

Recomendable película que sin esconder el drama les hará pasar una buena velada con sus toques de humor. Y como dice el director: “una película personal termina siendo universal”.

 

Estreno 9 de octubre de 2015

 

alt

 

Director: Alfonso Gómez-Rejón

Guión de Jesse Andrews, basado en su novela Me and Earl and the Dying Girl (Un final para Rachel)

Reparto: Thomas Mann, Olivia Cooke, Ronald Cyler, Jon Bernthal y Nick Offerman…

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*