Xavier Ayala, nuevo presidente de la (ACS) Associació Catalana de Sumillers

altXavier Ayala: sumiller catalán de 31 años, natural de Mollerusa (Lleida). Comenzó su andadura en el mundo del vino como ayudante de sumiller en el Hotel Mas de Torrent (Baix Empordà, Girona) en 2001. Tras varios años de estudio y su paso por el Celler de Can Roca lleva desde 2010 en el restaurante Moo del Hotel Omm de Barcelona, del que ha sido nombrado recientemente director.

 

 

 

 

La ACS comenzará ahora un “nuevo rumbo” en el que se acercará más al sector vitivinícola y las instituciones relacionadas con el mundo del vino

 

 

alt

 

Xavier Ayala: sumiller catalán de 31 años, natural de Mollerusa (Lleida). Comenzó su andadura en el mundo del vino como ayudante de sumiller en el Hotel Mas de Torrent (Baix Empordà, Girona) en 2001. Tras varios años de estudio y su paso por el Celler de Can Roca lleva desde 2010 en el restaurante Moo del Hotel Omm de Barcelona, del que ha sido nombrado recientemente director.

 

Se ha convertido en el nuevo presidente de la Associació Catalana de Sumillers (ACS), dispuesto a impulsar una nueva etapa para esta entidad con el objetivo de acercarse más al sector vitivinícola e instituciones relacionadas con el mundo del vino.

 

Por decisión de la Junta Directiva de la ACS, Ayala -que hasta ahora era uno de los vicepresidentes de Cataluña y presidente de la ACS en Lleida– ha relevado así de su cargo a Jordi Bort, nombrado recientemente director general del INCAVI (Institut Català de la Vinya i el Vi), un puesto que es incompatible con la presidencia de la asociación.

 

El nuevo presidente ha destacado que la ACS está a punto de comenzar ahora “un nuevo rumbo para poder tener más fuerza en sitios en los que realmente la figura del sumiller es importante”, y que los conocimientos y funciones de estos profesionales van más allá de abrir una botella, elaborar un maridaje o trabajar en una bodega.

 

En esta nueva etapa, la ACS tratará de acercarse más al sector vitivinícola y a instituciones relacionadas con el mundo del vino.

 

Según Ayala, empezando por el INCAVI, la ACS tratará de firmar distintos convenios con instituciones que favorezcan la situación laboral actual de sus socios, sumilleres titulados y capaces de aportar mucho al sector vitivinícola catalán.

 

La ACS, que funciona desde 1989 con el objetivo de informar y formar a los socios a través de catas, cursos y otras actividades para mejorar sus posibilidades profesionales, cuenta en la actualidad con más de 350 socios.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*