UNA MULTITUD SALE A LA CALLE EL 1 DE MAYO

altBarcelona vivió ayer un 1 de mayo multitudinario que no se veía des de hacía más de una década. Un multitud de personas, más de 150000 según los organizadores, recorrió el centro de la capital catalana

 

 

 

Texto Ferran Peris Serrano,  Francesc Sans Duch

 

En Barcelona, el día 30 de Abril en las calles de la Vila de Gràcia, los mozos de escuadra han hecho una demostración de fuerza desproporcionada,  el motivo, una manifestación en vísperas del Primero de Mayo convocada por la CUP, Adelante y raíz, con el lema “Contra la dictadura del euro, soberanía popular”.  Un centenar de agentes antidisturbios y varias furgonetas de la policía autonómica y municipal han llegado a las calles céntricas de Gracia, haciendo formaciones y desfilando cerca de los manifestantes, todos ellos ataviados con caretas antigás y por supuesto con las escopetas lanzapelotas de goma, tan criticadas por el Comité del Consejo de Europa para la Prevención de la Tortura (CPT).

 

 

alt

 

Los transeúntes y comerciantes asustados, se preguntaban que estaba pasando, alguno con sentido de humor comentaba “es el desfile de Victoria, al final pasará el Mas bajo palio“. La policía ha hecho también una barrera protectora con decenas de agentes en la sede de Convergencia (CDC) en la calle Córcega. Su presencia y el estilo de formación que han representado ha sorprendido a los vecinos del barrio, que en algunos tramos han pitado los agentes. Es difícil de entender este despliegue el día antes del 1º de Mayo, podríamos pensar que nos advierten a los trabajadores que nos portemos bien, sino tendremos palos, pelotas de goma y gas.

 

 

UNO DE MAYO

 

 Barcelona vivió un 1 de mayo multitudinario que no se veía des de hacía más de una década. Un multitud de personas, más de 150000 según los organizadores, recorrió el centro de la capital catalana reivindicando su consciencia de clase y las ganas de acabar con la actual de devastación que está generando la patronal de este país, a base de rebajas salariales, destrucción masiva de ocupación y un saque sistemático de las arcas públicas que repercute negativamente en los servicios públicos.

 

A mediodía empezó a andar la cabecera de la manifestación principal convocada por CCOO y UGT bajo el lema Se lo quieren cargar todo. Detrás venían decenas de miles de personas coreando consignas obreras y algunas de anticapitalistas como Contra el capital huelga general. A parte de los grandes sindicatos también se sumaron a la manifestación diversos partidos políticos como ERC, ICV, EUiA o el PCPC y diversos comités de empresas donde los y las trabajadoras están en pie de guerra para defender mejoras en sus condiciones laborales.

 

Las grandes federaciones sindicales de ramas como la del metal o construcción y las sectoriales diversas se han unido a las empresas que sufren procesos de reducción de personal para mostrar el malestar de la gente que sufre las consecuencias de los recortes sociales. Además, muchos ciudadanos no encuadrados en ninguna organización hacían pública su mala leche con carteles personales hechos a mano: “A la mierda la troika”, “menos chorizos y más huevos” o “los bandoleros no están en la montaña, están entre los políticos y los banqueros “. Unos y otros llenaban la Via Laietana de Barcelona de punta a punta.
 

Este año a la reclamación de detener los recortes y, con ellas, las reducciones de derechos salariales, se le ha añadido la critica la degradación de las condiciones de trabajo que se derivará de la no renovación de los convenios colectivos, a partir de julio. Pero la principal llamada de los dos sindicatos ha sido la que instaba a la Generalitat a dar marcha atrás con los recortes y, con ello, devolver a la población los derechos sociales perdidos durante los últimos años de crisis.
 

Por primera vez en la manifestación del 1 de mayo la presencia de los Comités de Unidad Obrera (CUO), asambleas de trabajadores que se organizan en los centros de trabajo independientemente de las siglas sindicales de sus miembros y que, evitando el fraccionamiento sindical, tratan de luchar conjuntamente para defenderse de los ataques de la patronal.

 

Josep Maria Álvarez, secretario general de UGT, antes de iniciar la manifestación ha declarado: “la próxima semana nos reuniremos con CCOO para planificar una acción general que se podría hacer en julio“. Esta fecha es la que los sindicatos consideran que marcará la posibilidad de renovar convenios colectivos o que su vigencia decaiga y se pierdan los derechos históricos que incluyen estos acuerdos.
 

El secretario general de CCOO, Joan Carles Gallego, ha considerado que la política de austeridad tiene como objetivo que los poderes económicos incrementen su tasa de ganancias y acumular más poder y riqueza en pocas manos y en perjuicio de la mayoría.

 

Gallego ha abogado porsaltarse las ley de estabilidad financiera y trabajar para incrementar ingresos con una reforma fiscal integral y profunda“. Igualmente Álvarez ha apostado por obviar los límites de austeridad impuestos por el gobierno central a la Generalitat y ha llamado a hacerles frente elaborando los presupuestos que necesitan en Cataluña.
 

El secretario general de UGT ha hecho un link en su intervención relacionando las políticas que reducen los derechos laborales con la situación que se ha dado en Bangladesh recientemente, donde más de 300 personas han muerto bajo los escombros de una fábrica.
 

Los líderes de UGT y CCOO, en sus respectivos discursos, se han referido también al proceso político iniciado en Cataluña en torno al derecho a decidir. Ambos se han mostrado favorables a la consulta, pero Gallego ha dejado claro que “en Cataluña los derechos sociales y nacionales deben avanzar en paralelo“.
 

Además de las organizaciones sindicales, los partidos de izquierdas han movilizado afiliados y dirigentes. ICV-EUA ha participado con grupo propio con Joan Josep Nuet, Jordi Guillot, David Companyon y Enrique Gomá, entre otros. El PSC también tenía cortejo propio con su primer secretario, Pere Navarro, y el ex delegado del gobierno central en Cataluña, Joan Rangel. ERC aunque se ha adherido a la marcha no tenía grupo diferencial, aunque se manifestó ante la delegación del Gobierno central en Barcelona

 

Marchas en otras ciudades

 

A la manifestación convocada en Girona por CCOO y UGT han acudido 3.000 personas, según los organizadores. A la de Lleida, 4.000 personas, según los sindicatos, y 1.500 según la Guardia Urbana. También ha habido marchas por la mañana en Tortosa y Seu d’Urgell. El inicio de la de Tarragona está prevista para las 18.30 horas en la plaza Imperial Tarraco.

 

El sindicato USOC también ha convocado a manifestarse en Barcelona y en Tortosa en los mismos puntos de encuentro, con el lema ‘Sal a la calle, defiende tus derechos’ para reclamar también un cambio en las políticas de recortes y austeridad.

 

La CGT ha convocado una manifestación alternativa en Barcelona con el lema ‘Por el reparto de la riqueza; autogestión; basta de represión’, que parte de Jaume I con Via Laietana y avanza hasta Pla de Palau.

 

Por la tarde se realizó una manifestación alternativa a los grandes sindicatos convocada por la Plataforma Laboral i de Suport Mutu 15-M bajo el lema Ni UE ni capitalisme: poder popular. La marcha, que congregó unas 7000 personas, arrancó a las 18:30 des de la plaza Països Catalans, pasó por delante de la sede del PP y terminó en el cruce de la calle Còrsega y Passeig de Gràcia, cerca de la sede de CDC.

  {morfeo 597}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*