Comprar de forma inteligente a través de internet no es nada fácil. El crecimiento del comercio electrónico y la multitud de ofertas que brindan las grandes plataformas -o market places- pueden apabullar tanto al usuario inexperto como al más aventajado. Además, los profesionales del marketing digital siempre trabajan para seducirnos, con el único objetivo de hacernos clicar en ese botón que lleva impresa la leyenda «añadir al carrito» y que tantas ansiedades aplaca entre algunos consumidores al presionarlo.

Los españoles, por ejemplo, parece que somos algo torpes a la hora de realizar nuestras compras online de forma inteligente. De hecho, así lo demuestra el exhaustivo estudio Smart Shopper Index, elaborado por los analistas de Bravo, en el que se ha estudiado el comportamiento de los consumidores de 25 países para saber donde se encuentran los compradores más perspicaces.

Según el ranking de Bravo, España se sitúa séptima por la cola con un índice de consumidor inteligente de -212 puntos. Este dato no es baladí porque se extrae de distintas variables que se tienen en cuenta para calcularlo como el porcentaje  de ahorro familiar, la deuda de los hogares, los gastos domésticos o el coste de la vida de cada país, entre otros, para calcularlo. Como consuelo nos queda que por detrás de nosotros se sitúan ingleses, neozelandeses, portugueses, letones, lituanos y polacos. Por contra, Francia, Irlanda y Alemania lideran por ese orden el ranking de consumidores más astutos.

¿Dónde y qué compramos los españoles?

Antes de responder a esta pregunta es bueno saber que los españoles gastamos mucho y no tenemos ahorros en el banco. Y esto pese a que la pandemia hizo que la tasa de ahorro de los españoles se disparara en 2020. Así, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los hogares españoles alcanzaron ese año una tasa de ahorro del 14,8% de su renta disponible, ocho puntos y medio superior a la del 2019. Claro está que en 2020 la mayoría de ciudadanos se quedó en casa y no usó sus ahorros en vacaciones u ocio, como está sucediendo este año en curso.

Mapa con las principales plataformas de venta online según países. (Fuente: BravoDescuento)

Pero, volviendo de lleno al estudio de Bravo sabemos que en España nos interesa, principalmente, el estilo de vida y la alimentación. Por eso, nuestra plataforma de venta en línea preferida es AliExpress (propiedad del gigante chino Alibaba Group). De hecho, España es el único país de los grandes mercados internacionales (EUA, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Polonia) que tiene en su top five a esta empresa asiática que ofrece numerosas ofertas en productos ya rebajados. Cabe recordar que AliExpress es meramente un intermediario entre el comprador y el vendedor, por lo que no ofrece garantías propias. De ahí que el resultado de algunas compras pueda ser ‘imprevisto’ para algunos clientes.

Curiosamente, la segunda plataforma de compra online que más utilizan los ciudadanos españoles es la de Burger King. Efectivamente, a más de uno se nos ha ido el dedo en el móvil y hemos acabado pidiendo un Whopper con doble de queso y patatas fritas para cenar pese a tener en la nevera esas judías tiernas con patata que han sobrado del mediodía. También es sorprendente que de los siete países anteriormente mencionados, España sea el único que tenga en sus ‘cinco preferidas’ la plataforma de venta online de esta empresa americana de comida rápida.

En el tercer puesto del ranking nos topamos con Amazon, que de forma peculiar solamente ocupa el primer lugar en Italia. El cuarto puesto de las plataformas más utilizadas por los españoles para sus compras online es Shein, una empresa fabricante China de ropa barata y de dudosa calidad presente en más de 220 países. Shein también es conocida por sus prácticas laborales poco éticas y por otros conflictos jurídicos referentes a la venta de falsificaciones. El Top Cinco lo cierra en España Uber Eats, una filial de Uber (compañía de transporte con conductor, VTC) dedicada al pedido de comida a domicilio. Este tipo de aplicaciones son las que han hecho aflorar en nuestro país las llamadas ‘cocinas fantasma’, dedicadas específicamente al servicio de comida a domicilio.

¿Qué es comprar de forma inteligente?

He aquí la gran pregunta. Para comprar de forma inteligente debemos reflexionar antes sobre cuáles son nuestras verdaderas necesidades y si se ajustan o no a nuestro presupuesto. En el refranero español existe el dicho «estirar más el brazo que la manga» y eso es lo que no debemos hacer.

Es recomendable hacer previamente una lista de lo que realmente necesitamos. Comparar entre los diversos portales que oferten nuestro producto y fiarnos del que nos ofrezca mejores garantías y mayor seguridad. A veces una rebaja de uno o dos euros puede salirnos más cara, sobre todo si no leemos bien la política de devoluciones.

Fíjate bien en las ofertas. A veces solamente son un reclamo para que acabes picando. Es habitual que un producto excesivamente rebajado haya sufrido una subida de precio semanas antes, para que el día que se oferte el descuento parezca un chollo. Por eso comprueba de vez en cuando cuáles son los verdaderos precios de las cosas.

Debemos huir de las compras compulsivas. Deja respirar a los botones del mouse porque comprar de forma apremiante puede crear adicción y, por ende, ruina doméstica. A unas malas, si esto se convierte en un verdadero problema para uno -o para quienes te rodean- plantéate pedir ayuda a un especialista.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.