25 julio, 2021

Técnicas eficaces para madres de edad avanzada

Ser madre es un sueño para muchas mujeres, pero no todas pueden alcanzarlo. Los problemas de fertilidad son cada vez más abundantes, especialmente porque la maternidad se ha retrasado significativamente estos últimos años.

Esto ha provocado que las mujeres recurran técnicas de reproducción asistida para ser madres, incluso teniendo más de 40 años. En este artículo, te detallaremos cuáles son las técnicas eficaces para madres de edad avanzada con mejores resultados obtenidos.

La fertilidad de una mujer

La fertilidad de una mujer está estrechamente vinculada con la cantidad y calidad de óvulos disponibles para ser fecundados. Con el pasar de los años, la fertilidad de la mujer va disminuyendo progresivamente, reduciendo la cantidad de óvulos de buena calidad disponibles y atenuando las posibilidades de ser madre.

A partir de los 35 años la fertilidad comienza a disminuir notablemente. A partir de los 40 años, la fertilidad es casi mínima y cualquier embarazo a dicha edad tiene un alto riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

La edad de la mujer SÍ importa

La edad de la mujer figura como un factor determinante en las posibilidades de tener un bebé. Mientras mayor sea la edad de la mujer, menores son las probabilidades de que pueda tener un bebé de manera natural.

Por el contrario, la edad de los hombres no supone ninguna limitación, ya que su fertilidad permanece estable a lo largo del tiempo.

Técnicas de reproducción asistida para mujeres de edad avanzada

Las técnicas de reproducción asistida son una gran herramienta para que mujeres de edad avanzada puedan lograr su sueño de ser madres. Sin embargo, estas técnicas no aplican para todo el mundo.

De acuerdo con CREA, una valorada y experimentada clínica de inseminación artificial en Valencia, a partir de los 50 años se desaconseja llevar a cabo procesos de reproducción asistida porque se vinculan con mayores riesgos perinatales y obstétricos. Aun así, no existe un límite de edad establecido por la ley.

El embarazo a una edad avanzada está estrechamente vinculado con altas tasas de abortos espontáneos, anomalías genéticas como el síndrome de Down, mayor riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, etc.

Por ello, no se recomienda posponer demasiado la maternidad y, en caso de usar técnicas de reproducción asistida, no sobrepasar la edad de 43 años.

Técnicas eficaces para madres de edad avanzada

Entre las técnicas de reproducción asistida más eficaces para madres de edad avanzada, encontramos:

La inseminación artificial

Es una de las técnicas más sencillas, pero solo es indicada para mujeres menores de 38 años de edad. Generalmente, esta técnica es indicada cuando la mujer sufre problemas de infertilidad leves, endometriosis leve, alteraciones de ovulación o del moco cervical, esterilidad de origen desconocido, etc.

También es una técnica muy usada cuando mujeres solteras quieren ser madres. El procedimiento consiste en depositar en el útero una muestra de semen, de la pareja o de un donante, para incrementar las posibilidades de fecundación.

Esta técnica tiene muy buenos resultados, pero también tiene muchas limitaciones con respecto a las mujeres que son aptas para llevar a cabo dicho tratamiento.

Fecundación in vitro

La fecundación in vitro es de los procedimientos más usados en mujeres de edad avanzada. En este procedimiento, los ovocitos de la mujer se fecundan in vitro con una muestra de semen de la pareja o de un donante.

Es un proceso bastante rápido e indoloro y, según estadísticas oficiales, tiene una elevada tasa de posibilidades de lograr un embarazo. Sin embargo, las posibilidades van disminuyendo conforme la edad de la mujer va aumentando.

Fecundación in vitro con ovodonación

La ovodonación es una técnica de reproducción asistida muy eficaz para mujeres de 40 años o más que desean ser madres. En este proceso, las mujeres reciben una donación de ovocitos por parte de una mujer mucho más joven y fértil.

En términos generales, esta técnica se parece mucho al procedimiento de la fecundación in vitro. La única diferencia es que, en este caso, la fecundación en el laboratorio se realiza con los óvulos de una donante y no con las de la futura madre.

La tasa de éxito de la ovodonación alcanza hasta un 60% de probabilidades de lograr un embarazo durante el primer ciclo de tratamiento. Cabe destacar que las probabilidades aumentan hasta un 80% en el segundo ciclo y un 90% en el tercero.

Vitrificación de ovocitos

La vitrificación de ovocitos es una técnica ideal para preservar la maternidad y la fertilidad a través del tiempo. En este procedimiento, la madre congela sus óvulos fértiles para preservarlos durante los años que sea necesario y usarlos cuando llegue el momento adecuado de tener un bebé.

Se recomienda hacer la extracción y congelación de los óvulos alrededor de los 30-32 años, ya que es una edad donde la mujer aún es muy fértil. Esta técnica puede ser muy útil para que las mujeres se sometan a tratamientos de fecundación in vitro en un futuro y usando sus propios óvulos.

Las tasas de probabilidades de lograr un embarazo después de los 40 años son de aproximadamente el 30% con la vitrificación de óvulos.