Rivas Vaciamadrid aprueba una moción para querellarse contra el franquismo

 

altEl jueves 28 de enero el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid aprobó la moción, presentada en el Pleno del ayuntamiento por los Grupos Municipales de Rivas Puede, Somos Rivas y el PSOE, para que el consistorio interponga querellas por los crímenes cometidos por el franquismo

 

 

El jueves 28 de enero el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid aprobó la moción, presentada en el Pleno del ayuntamiento por los Grupos Municipales de Rivas Puede, Somos Rivas y el PSOE, para que el consistorio interponga querellas por los crímenes cometidos por el franquismo, ante los Juzgados de instrucción que correspondan, amparando así las demandas de sus vecinos y vecinas víctimas del régimen y su represión. Con 17 votos a favor de dichos Grupos Municipales, la moción contó con la mayoría del Pleno a favor. Tan solo hubo 8 votos en contra de PP y Ciudadanos.

 

alt

 

La propuesta surge a raíz de que distintas personas, organizaciones municipales y asociaciones por la Memoria Histórica como CeAqua (Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella argentina) hicieran llegar a distintos grupos municipales de la Corporación su petición de que el Ayuntamiento asuma la defensa de esa reivindicación de justicia.

 

En base a dichas peticiones (una parte de las cuales, en forma de testimonios escritos, se adjuntan como anexo a la moción), el Pleno Municipal ha llegado hoy al acuerdo de querellarse ante los Juzgados de Instrucción que corresponda e iniciar así una investigación de los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista en las personas de ciudadanos y ciudadanas de Rivas Vaciamadrid o en familiares de los mismos.

 

La moción establece también la recuperación de aquellos lugares y la memoria histórica de los crímenes llevados a cabo por el régimen franquista en sus distintos periodos, fomentando y apoyando la investigación y recogida de información acerca de esos crímenes.

 

Finalmente, el consistorio se compromete a llevar a la Asamblea de Madrid los acuerdos tomados por el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid e insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a iniciar la tramitación parlamentaria de una Ley de Memoria Histórica que recoja, entre otras cuestiones, la colaboración entre Administraciones y conseguir así diversos objetivos para acabar con la impunidad del franquismo, empezando por la localización e identificación de las personas desaparecidas durante el franquismo.

 

TEXTIMONIOS DE DOS VÍCTIMAS:

 

María del Carmen García Winglet

 

Víctima:

 

Mi abuelo paterno Leandro García Martínez, nació en la Villa de Perales de Tajuña (Madrid), el día 13 de marzo de 1890. Oficial del ejército republicano español (trabajaba como conductor), desaparecido tras la Guerra, sin que la familia tuviese conocimiento alguno de su paradero. Su viuda le vio por última vez el año 1939 en prisión.

 

Según el listado de fusilados, publicado por la historiadora Dª Marta Núñez Díaz-Balart, fue ejecutado el 24 de febrero de 1940, a los cuarenta y nueve años en las tapias del cementerio del Este de Madrid (hoy llamado de la Almudena), junto a otros tres compañeros: José Gómez Osorio, José Serrano Batanero y Ricardo Zabalza Elorza.

 

Habiendo solicitado su historial penitenciario al Ministerio de Justicia e Interior no he recibido sino  documentación relativa a otros represaliados, cuyos hechos coinciden con los suyos. Según dichos hechos, ingresa en prisión  el día 2 de junio de 1939 a disposición del Juzgado Militar. Condenado a muerte en procedimiento sumarísimo nº 105304, el día 31 de agosto de 1939.  Y fusilado el día 24 de febrero de 1939.

 

Los elementos de prueba para acreditar los hechos se presentarán al Juzgado en el momento de la ratificación de la querella.

 

Relato escrito de los hechos a fin de que se levante acta y expida testimonio para agregarla a la causa judicial 4591/10 caratulada “n.Ns/genocidio del Juzgado Nacional en lo Criminal y Corrección Federal nº “. Buenos Aires (República Argentina).

 

Cristina Serrano Mesa

 

Mi hermana nació el 6 de diciembre de 1956 en la Casa de Salud de Santa Cristina y Escuela Oficial de Matronas, donde supuestamente fue robada.

 

Mi madrees ingresada con el número 109.999 en la maternidad a las 5:30 horas del día 6 del mes de diciembre de 1959 y redacta la anamnesis la Srta. Fernández Ruiz, no consta su profesión ni cargo. El estado de la madre y los latidos fetales son correctos, el nacimiento se produce de forma espontánea a las 06:45 horas del día 6 de diciembre de 1956. Existe un apartado en el informe donde figura nacida viva, con un peso de 4.150 grs. y sexo: hembra, pero también existe una anotación que indica su fallecimiento a los 10 minutos de nacer. La descripción del parto es normal, el feto nace con buen color pero a los pocos momentos de nacer, como indica en su historia clínica, el feto se asfixia por la cantidad de flemas y sangre que debió aspirar al pasar por el canal del parto, todo esto figura como ya he indicado en su historial.

 

Mi madre permanece aislada y sola en una habitación, no es consciente de lo ocurrido, posiblemente la sedaron, a mi padre le obligan a marcharse a su casa ya que el parto se presentaba sin dificultades. A la mañana siguiente y cuando mi padre llega a la Maternidad es cuando una religiosa les informa del fallecimiento de su hija, haciéndose la Maternidad responsable de todos los trámites necesarios para su entierro. Tanto a mi padre como a mi abuela paterna, que le enseñan a una niña desnuda en el depósito, muy grande, rubia y con el pelo rizado. La maternidad no entrega ninguna documentación a mis padres, tampoco firman ningún documento, y las explicaciones que reciben son muy escasas.

 

Los documentos obtenidos, que se detallan y que declaro bajo promesa que existen y obran en mi poder, y que me comprometo a aportar en el momento procesal oportuno o cuando sean requeridos por esta Fiscalía Provincial, ponen de manifiesto algunas anomalías, que nos llevan a suponer que mi hermana fue robada (…).

 

En el proceso de la búsqueda de la documentación de mi hermana recibo la llamada desde el Departamento de Atención al Paciente de la Maternidad de Santa Cristina y me confirman que la documentación está preparada para ser entregada. Por fin iba a leer por misma unos datos que desconocía y que aún hoy me cuesta comprender, y siempre tengo la misma pregunta en la cabeza, ¿dónde están?

 

Leo y vuelvo a leer, me cuesta entenderlo, impresionante lo que aparecía en ese informe, tenía cuatro hermanos más:

 

Fecha 1936, varón vivo 4.000 gramos. 1938, hembra viva 4.200 gramos. 1940, gemelos vivos 2.600 gramos, sietemesinos.

 

Me temblaban las piernas, me quede sin voz, simplemente lloré.

 

Busqué documentos que me indicaran algún dato para continuar con mis búsquedas, se me había complicado todo, no sabía por dónde empezar.

Tengo muy poquitos documentos pero si lo suficiente para entender que mi madre estuvo casada civilmente durante la II República Española, con un Oficial Republicano, y que este falleció en las cárceles franquistas a finales del año 1940.

 

Me pregunto muchas veces, ¿qué pasaría con esos niños?, ¿los entrego mi madre voluntariamente al carecer de medios económicos o simplemente se los arrebataron para que crecieran en una familia católica, apostólica y romana y así eliminar el famoso gen rojo que tanto temían? Mi madre rehízo su vida, jamás nos contó su historia, quizás para protegernos o simplemente para no hacernos sufrir más.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*