Rajoy defiende a Mato y minimiza la corrupción

altEl presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha minimizado la idea de una corrupción generalizada en el Partido Popular y diseminada por las administraciones públicas. Como recurso contra la corrupción, Rajoy ha recuperado las mismas medidas anunciadas hace casi dos años en el Congreso de los Diputados

 

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha minimizado la idea de una corrupción generalizada en el Partido Popular y diseminada por las administraciones públicas. Como recurso contra la corrupción, Rajoy ha recuperado las mismas medidas anunciadas hace casi dos años en el Congreso de los Diputados y que debían servir para reducir este problema. El presidente del Gobierno también ha defendido a la exministra de Sanidad, Ana Mato citando el auto de la Audiencia Nacional, que deja claro que Mato “ignoraba la comisión de los delitos” por los que ha sido considerada por el juez Ruz “partícipe a título lucrativo” de los delitos por los que está imputado su exmarido y exalcalde de Pozuelo (Madrid), Jesús Sepúlveda  .

 

alt

 

Ante la evidencia de estar en medio de una enorme crisis política, Rajoy ha dado un paso adelante y ha admitido que el Partido Popular ha sufrido “problemas serios” relacionados con la corrupción y ha mostrado su comprensión ante la indignación ciudadana. Adelantado por unos acontecimientos que se suceden a un ritmo que Rajoy parece no poder seguir y empeñado en demostrar que la gestión de su gobierno está sacando a España de la crisis económica, el presidente ha intentado convencer de nuevo al Congreso que se toma en serio la lucha contra la corrupción, “quiero que quien la haga, la pague”, ha dicho, aunque en ningún momento ha mencionado nada de la trama Gürtel, ni tampoco ha asumido ninguna responsabilidad por los casos de corrupción que se suceden en su formación.

 

Siguiendo esa línea de defensa, el presidente del Gobierno ha reducido el problema de la corrupción a una minoría de la clase política y ha asegurado que el actual sistema de partidos está impoluto. “España no está corrompida, no generalicemos. Se empieza así y se acaba atacando el sistema. Eso beneficia a los salvapatrias de la escoba”, ha dicho Rajoy en una clara referencia a la sacudida política que ha supuesto la irrupción de Podemos. El presidente ha restado importancia al problema “porque 50 no desacreditan a toda la profesión. Puedo entender la desconfianza, pero no justifica que se generalice la culpabilidad. La mayoría de nuestros representantes son personas decentes”.

 

La oposición ha criticado la respuesta del presidente del Gobierno y su capacidad para poder enfrentarse a un problema que está lastrando el relato de la recuperación económica. Sólo durante su turno de réplica, Rajoy defendió a la hasta ayer ministra de Sanidad. “Únicamente se la cita para establecer que es una de las personas a quien debe notificarse el auto en calidad de partícipe de las actuaciones a título lucrativo“, ha dicho el presidente del Gobierno, que ha insistido en la inocencia de la diputada Ana Mato. Rajoy interpretó que el auto del juez Ruz “alude a quien ignore la existencia de la comisión delictiva. Por tanto, queda fuera de duda que Mato haya participado en ningún delito sino que lo ignoraba”. El presidente ha insistido que Mato no está imputada ni figura como responsable civil.

Entre la batería de medidas de regeneración anunciadas hace 20 meses, el Ejecutivo ha introducido algunas novedades que Rajoy se esforzó en defender. El presidente del Gobierno se refirió a las nuevas medida propuestas y que se incluirán en la ley de financiación de partidos políticos, el estatuto de altos cargos y el Código Penal. Rajoy también recordó algunas de las ya conocidas, aunque  algunas, como la entrada en vigor de una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal se verá reducida a un simple reforma parcial. Sobre la reducción en el número de aforados ni una palabra.

 

Rajoy, entre las pocas novedades propuestas a una serie de medidas anunciadas reiteradamente en las ruedas de prensa posteriores a los Consejos de Ministros, ha  avanzado la intención de obligar a hacer públicas frente al Tribunal de Cuentas las donaciones particulares que superen de los 25.000 euros, así como una rebaja en el tope de 100.000 euros a 50.000. El proyecto de ley ya incluye la prohibición de que bancos y cajas de ahorros condonen créditos a las formaciones o les presten dinero por debajo del precio de mercado. El jefe del Ejecutivo ha prometido también más jueces y más medios para la Justicia. También que el código penal será reformado para introducir como delito la financiación ilegal de los partidosque las penas de inhabilitación serán más graves.

 

Rajoy asimismo anunció que elevará a rango de ley un código ético para partidos y afiliados, con la introducción de nuevas exigencias en cuanto a transparencia y renovación de cargos, aunque sobre la obligatoriedad de las primarias, demandada por el PSOE, no hizo ningún comentario.

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*