Mobiliario para restaurante

En cualquier negocio de hostelería que se precie, el mobiliario juega un papel muy importante, teniendo en cuenta que no solo es útil para los comensales, también ayudan a dar un toque decorativo y original al negocio.

Es evidente que en los establecimientos de hostelería el mobiliario se convierte en una parte fundamental, teniendo en cuenta que es donde van a pasar más tiempo los comensales y van a servir de ayuda para que el espacio sea acogedor y de calidad.

Lo cierto es que el mobiliario para hosteleria es lo primero que ven los clientes, sabiendo que, dependiendo del tipo que sea, la calidad e incluso el diseño, así el establecimiento causará una mejor o peor impresión. Si bien cada local cuenta con sus propios muebles con base en la funcionalidad que se les vaya a dar y al estilo que se quiere que tenga el espacio, es fundamental comentar que, en cualquier establecimiento hostelero que se precie, hay diversos muebles que nunca pueden faltar. ¿Cuáles son los más importantes?

Mesas

Como no podía ser de otra manera, las mesas adquieren un gran protagonismo en los establecimientos de hostelería, puesto que van a ser el tipo de mobiliario principal en el que comerán o beberán los clientes. Actualmente, las mesas para hosteleria pueden ser de muchos tipos, siendo las más habituales cuadradas o redondas.

Hay que decir que el corte de la mesa dependerá de si se trata de un espacio interior o exterior, al igual que del tipo de establecimiento que se tenga. En estos casos, la anchura de las mesas también puede variar bastante dependiendo de su uso, si bien, no se recomienda que sean menores de 80 centímetros.

Sillas

Por supuesto, unas mesas en un salón no hacen nada si no hay unas buenas sillas que las acompañen, de ahí que estas también sean un elemento esencial dentro del mobiliario hostelero. Al igual que ocurre con las mesas, las sillas para hosteleria pueden ser de muchos tipos, si bien es cierto, siempre se recomienda que tengan unas medidas que oscilen entre los 0,43m y los 0,54m. 

Hay que decir que las sillas pueden tener diferentes alturas, escogiendo aquellas basándonos en el tipo de mesa que se haya elegido. No obstante, lo ideal es que la diferencia de altura entre ambos elementos sea de unos 0.30m, aproximadamente.

Muebles auxiliares

Además de las mesas y las sillas, los establecimientos de hostelería deben contar con ciertos muebles auxiliares para poder dar un servicio completo y de calidad. Como es lógico, la elección de estos muebles también va a depender del tipo de local, si bien, hay algunos que no deben olvidarse nunca.

De esta forma, este tipo de establecimientos deben contar con aparadores, que son los muebles que se colocan a un lado del salón para poder dejar todo el utillaje que requiere el servicio. Generalmente, son armarios de gran tamaño con diversos cajones y algunas estanterías.

De igual modo, es importante que los establecimientos de hostelería cuenten con mesas auxiliares, siendo elementos muy efectivos para facilitar la tarea a los trabajadores, puesto que estas mesas sirven generalmente para depositar las botellas, platos o cubiertos.

Por otro lado, en muchos establecimientos de hostelería se encuentran los denominados carros de servicio, es decir, un elemento que sirve para transportar tanto el menaje como la propia comida, ayudando así a su conservación.

Principales características del mobiliario de hostelería

Dentro de las muchas características que debe presentar el mobiliario específico para hostelería, es relevante destacar que este debe ser cómodo y resistente, a la par que práctico y funcional.

Por supuesto, deben estar fabricados con materiales de calidad que sean bastante duraderos. Además, lo ideal es que sean muebles que tengan un buen precio, con el añadido de que aporten seguridad.

Finalmente, el mobiliario debe ser un plus en cuanto al estilo y diseño del local, ayudando a crear un ambiente más agradable y acogedor.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.