PROCÉS CONSTITUENT QUIERE UNA CANDIDATURA CON ICV Y LAS CUP

altA falta de dos años para la celebración prevista de las autonómicas, Procés Constituent comienza una nueva ronda de contactos para la formación de una candidatura unitaria, amplia y de “ruptura”,

 

 

A falta de dos años para la celebración prevista de las autonómicas, Procés Constituent comienza una nueva ronda de contactos para la formación de una candidatura unitaria, amplia y de “ruptura”, de cara a esos comicios. El movimiento fundado por la monja benedictina Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveres ha presentado los 10 puntos básicos de su Propuesta Estratégica para las próximas elecciones al Parlament de Catalunya con los que pretende articular una alianza electoral con ICV, CUP y EuiA, a la que se sumen también diferentes movimientos y activistas sociales.

 

alt

 

Estas tres formaciones son las, que a juicio de Oliveres y Forcades, presentan mayores posibilidades de llegar a compromisos con un Procés Constituent que trabaja sobre propuestas de base y con unos objetivos bien definidos en sus propuesta programática. En este sentido, Forcades explicó que “no queremos un juego de siglas, una reunión desde arriba. La propuesta no logrará su objetivo si no tiene una base social mucho más amplia de la que tenemos“. Oliveres y Forcades avanzaron que esta toma de contacto ha sido positiva y que han encontradodisponibilidad para hablar”. Esta búsqueda de una amplia base social, que permita superar la “posición de debilidad” de la que parte el movimiento, como subrayaron Oliveres y Forcades, incluye también a miembros descontentos del PSC y de ERC.

 

Para Forcades, la candidatura de Procés Constituent debe reunir el eje social y el nacional con la objetivo de iniciaruna amplia ruptura” social y política del sistema actual que abarque, tanto el “derecho a decidir“, como una sociedad más equilibrada en lo social y que se oponga activamente a la política neoliberal refrendada por Bruselas. La monja benedictina opinó que esta doble rupturaes difícil pero no imposible“, como se demostró -comentó– en Islandia, cuando sus ciudadanos dijeron “no” a los recortes y a las políticas de austeridad impulsadas por la Unión Europea.

 

Forcades y Oliveras insistieron en que la propuesta de Procés Constituent es un intento de configurar un programa de mínimos que no excluya la posibilidad de integrar propuestas de las formaciones invitadas a participar en esa candidatura unitaria.  “Cada candidatura podría concurrir con su propio programa y propuestas. No se trata de esconder las diferencias y los temas en los que no hay consenso“, añadió Forcades, que explicó que Procés Constituent apuesta por la “desprofesionalización” de la política y porque esa (hipotética) lista electoral unitaria la encabecenrostros nuevos, que no sean políticos profesionales y nunca hayan estado en un parlamento“, una propuesta que pondría en problemas, por ejemplo, la participación de los líderes de ICV-EUiA. Una candidaturaunitariaformada como “un refrito de caras conocidas sería un fracaso“, explicaron.

 

En esta búsqueda de una nueva forma de política, “desmarcada de los utopismos pero con la intención de crear una red activa que haga posible la revolución pacífica y democrática”, el programa del movimiento incluye propuestas como la “no acumulación de cargos” o la “transparencia absoluta en sueldos“, algo que podría provocar fricciones en las negociaciones con las formaciones políticas con las que se quiere relacionar Procés Constituent, admitió Forcades que recalcó que el movimiento mantendrá el esfuerzo de tener una  “voluntad abierta y no uniformizadora” y que el método de elección de los candidatos debe ser escrupulosamente democrático y participativo, en cualquiera de las organizaciones o colectivos que tomen parte en el proyecto. La democracia real no existe, afirman, y “por eso hay tanta gente decepcionada“. “La democracia real”, ha explicado Teresa Forcades, “exige instituciones diferentes“. Arcadi Oliveres recordó que este proceso iniciado hace ahora poco más de un año pretende la convocatoria de una asamblea constituyente, que pueda aprobar una Constitución para una República catalana. En el documento de propuesta estratégica presentado por Procés Constituent explican que se trata de “permitir que la sociedad catalana decida sobre todo lo que la afecta” y de defender la aplicación urgente de “un plan de rescate ciudadanopara salvar a las familias de las consecuencias de la crisis y del daño causado por los recortes.

 

Aunque Procés Constituent no participará en las próximas elecciones europeas, Forcades dijo que está contra las medidas económicas impuestas por la UE y sus repercusiones sociales. La religiosa aseguró que, desde Procés Constituent, se trabajará para que se pueda celebrar la consulta de autodeterminación prevista para el 9 de noviembre. Sobre la pregunta del referéndum, Forcades explicó que la organización ya se ha posicionado en favor del “/” y que la consulta “debe celebrarse, tenga o no tenga permiso del Gobierno español“, por lo que rechaza la posibilidad de que desde la Generalitat se renuncie a ella por impedimentos legales del Estado o por componendas políticas. “No me creo el escenario de unas elecciones catalanas plebiscitarias, no sustituirían la consulta directa y, al final, igualmente habría que hacer un gesto de ruptura con el Estado español“, apostilló Forcades, que matizó que la postura favorable al “/” en la consulta “no significa que todos nuestros asociados sean independentistas, sino que pueden haber federalistas que creen que las condiciones actuales hacen imposible la federación con España en condiciones de igualdad“. En relación a esta cuestión, Oliveres negó que la celebración de la consulta provoque tensión o crispación política y social,y aseguró que “hay más tensión por los recortes y por las políticas económicas de los gobiernos“.

 

alt

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*