Presentación de la 48ª Edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya

altFerran Mascarell (Conseller de Cultura de la Generalitat), Miquel Forns (Alcalde de Sitges) y Ángel Sala (Director del festival) fueron los encargados de presentar ante la prensa la 48ª edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. El acto se celebró en el centro artístico Arts Santa Mònica, situado en la Rambla de Barcelona

 

 

 

El conseller Mascarell inició la presentación catalogando el Festival comocita de referencia internacional“, con un públicomuy fielque supero los doscientos mil asistentes en 2014. No dudó en destacarlo como una palanca decisiva para el cine catalán, dado que el cine fantástico tiene un fuerte tirón internacional en estos momentos.

 

No dudó en aprovechar el momento para hacer méritos políticos e incidió en el incremento de la dotación de la Generalitat al festival, cifrada en este 2015 en seiscientos mil euros, que, argumentó, han sido posibles gracias a las tasas impuestas por el Govern de la Generalitat, para favorecer a la cultura. tasas que el gobierno central del PP ha impugnado, hecho que provocará la necesidad de buscar nuevos medios de financiación para dotar al festival de recursos.

 

Miquel Forns, agradeció el trabajo realizado por la Fundación del Festival y mostró su satisfacción por poder implementar nuevos mecanismos que favorezcan el crecimiento sostenido del festival.

 

Así, inició en la apertura de la nueva sala Tramuntana, con capacidad para 400 butacas, junto al Hotel Melià, sede central del festival, o en la creación de nuevos espacios de proyección, con nuevas pantallas, instalados en el Palau Maricel, el hotel Avenida Sofía o en el Espacio Movistar +, junto a la playa de la Fragata.

 

Por otro lado, desarrolló la idea apuntada por Mascarell, de dotar al festival de espacios de encuentro entre profesionales, que permita impulsar el cine catalán, como, por ejemplo, el Circuit Fantàstic, en el que decenas de comercios de Sitges se implican, decorando sus locales y ofreciendo a los asistentes al festival promociones y productos específicos.

 

Para finalizar, Forns celebró el papel como referencia internacional que ocupa Sitges, gracias al festival, que ha permitido que, a su rueda, se creen otros actos de relevancia cultural creciente, como puede ser el festival NEXT, de innovación en comunicación (http://sitgesnext.com/es/).

 

Ängel Sala, por su parte, destacó el gran plantel de directores de este año, que consideró como futuras estrellas “en el plazo de 3 o cuatro años“, y en el carácter eminentemente independiente de las producciones presentadas a concurso (de las 37 producciones de la Sección Oficial, 29 no tiene el apoyo de grandes estudios). 

 

Quiso hacer hincapié en el buen momento que vive el cine fantástico, con buenas recaudaciones en taquilla y que empieza a generar interés en festivales generalistas (“The martian“, de Ridley Scott inauguró el Festival de Toronto).

 

Más centrado en el festival, Sala habló de “La bruja“, película inaugural, que ganó el premio al mejor director en el pasado Festival de Sundance, a pesar de ser la ópera prima de Robert Eggers. Una película que rompe con la norma escrita de iniciar el festival con una cinta catalana, pero que, para Sala supone un acierto, ya que este año se ha preferido incentivar la producción propia incluyendo más filmes catalanes en la Sección Oficial.

 

Precisamente referente a la Sección Oficial, Sala se mostró entusiasmado con la cosecha conseguida, donde priman las historias de terror más adultas, sin renunciar a la comedia terrorífica, tan propia del género. Celebró el poder haber logrado traer muchas novedades, aún por estrenarse en salas y otros festivales y se mostró encantado de poder contar con invitados ilustres como el realizador japonés Takashi Miike (un clásico de Sitges, que ya vino en 2014 a recoger un premio honorífico), Sion Sono (“Cold fish”), Oliver Stone, Nicolas Winding Refn (“Drive”) o Terry Jones (ex-Monty Phyton). 

 

Sala también quiso detenerse en la producción catalana que opta a galardón en Sitges, destacando obras comoVulcania” o “El cadáver de Anna Fritz”, películas breves, pero intensas y de gran calidad y con incipiente reconocimiento internacional.

 

El director del festival tampoco quiso olvidarse del resto de secciones del mismo: Secció Òrbita, especializada en el thriller, que este año contará con un gran número de cintas provenientes de Corea del Sur y Hong Kong; Noves Visions, sección donde el cine experimental predomina, y donde Sala quiso destacar la película alemana “La pesadilla“, que consideróterrorífica“; Anima’t, sección dedicada al cine de animación, que este año contará con una fuerte representación catalana, donde destaca el realizador Raúl García, de Pixar y que ofrecerá una clase magistral de Richard Williams, animador histórico de, entre otras producciones, “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”; Midnight X-Treme, que da cabida a lo bizarro, gamberro e inclasificable; Fantàstic Panorama, que apuesta por ser un “espacio del fan”, donde se proyectará Serie B y cine de “puro género“; Brigadoon, que este año presenta un ciclo del realizador mexicano Carlos Enrique Taboada, coordinado junto al Festival Mórbido, de México

 

Sala finalizó su intervención con la proclama de que el festival de Sitges debe continuar comocreador de tendencias en el terreno del fantástico que siga poniendo a Catalunya de relieve”.

 

En la posterior rueda de preguntas, Ángel Sala fue inquirido sobre la queja de la ONG Plataforma per la llengua con respecto a la desproporción de subtítulos en catalán de las obras proyectadas en el festival. Lo justificó como unacuestión presupuestaria“, que quedaba compensada con la mayor presencia de producciones catalanas en la Sección Oficial.

 

Ferran Mascarell aprovechó de nuevo para sacar pecho y criticar al gobierno central, al ser preguntado por el presupuesto del festival. Detalló que éste había incrementado en 13,4%, y no tuvo reparos en diseccionar la aportación que ha provocado este hecho. Así, el ayuntamiento de Sitges ha incrementado su inversión en un 72%, la Generalitat un 32%, la venta de entradas un 17%, mientras que la subvención otorgada por el Gobierno de Rajoy ha decrecido un 87%.

 

A colación de esta respuesta, Ángel Sala indicó que el ritmo de venta de entradas se mantenía similar al de 2014, pero mucho más tranquilo y satisfactorio para el asistente, al haber iniciado el proceso diez días antes de lo habitual, hecho que había favorecido la venta de abonos, al tener más tiempo la gente para planear su asistencia.

 

Sala también fue preguntado sobre la mayor ausencia de películas de grandes estudios, a lo que se limitó a responder que estos estudios, y el modelo de industria en el que se mueven, no consideran los festivales como un foco de interés publicitario. Sin embargo, Sala argumentó que el género fantástico ha “dado un gran paso en la Televisión” y, en este aspecto, el festival tendrá el espacio Serial Sitges, en el que se ofrecerán premieres gracias a la colaboración de Movistar + y el canal estadounidense AMC (Creador de, entre otras, “The walking dead”).

 

El Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya tendrá lugar en Sitges  del 9 al 18 de octubre.

 

alt

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*