Piden la retirada póstuma de la Legión de Honor a Franco

altLa más importante de las distinciones francesas es la Legión de Honor. En 1928 le fue concedida Francisco Franco.

 

 

 

La más importante de las distinciones francesas es la Legión de Honor. En 1928 le fue concedida Francisco Franco. Desde entonces, el dictador comparte honores con los republicanos españoles deportados, a los que se les concedió la misma distinción en 2015. Varias entidades memorialistas piden que se repare la afrenta.

 

alt

 

Son esas contradicciones que nos depara la historia. En el año 2015 el Estado francés concedió su máxima distinción, La Legión de Honor, a los deportados españoles que sobrevivieron tras su paso por los campos de concentración nazis. Francisco Franco Bahamonde recibió la misma distinción en 1928, en que fue nombrado comendador de la Legión de Honor. Ocho años más tarde vendría la sublevación contra el gobierno legítimo de la Segunda República. El estado franquista recibió la ayuda de la Alemania nazi y la Italia fascista durante la contienda. Durante la Segunda Guerra Mundial, la pretendida “neutralidad” franquista colaboró con los nazisfascistas en el exterminio de los republicanos españoles que fueron a parar a los campos de concentración. El ex vicecónsul  honorario de España en Aveyron/Cantal, Jean Ocana, autor de varios libros sobre la guerrilla y los maquis, e hijo de un republicano español internado en Mauthausen ha dirigido una carta a la Gran Cancillería de la Legión de Honor para que le sea retirada, póstumamente, tan alta distinción al dictador Franco.

 

GRAN CANCILLERÍA 
DE LA LEGIÓN DE HONOR 
1 rue Solferino 
75007 PARIS

6 de avril de 2016

Ref.: Instrucción disciplinaria

 

Estimados Sres.:

 

El General español Francisco FRANCO BAHAMONDE, nacido el 4/12/1892 en Ferrol y fallecido el 20/11/1975 en Madrid, recibió el nombramiento de oficial de su Cancillería por decreto de 22/2/1928. También fue nombrado comandante el 26/10/1930 a propuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores (protocolo) en su calidad de director de la Academia General Militar de Zaragoza.

 

Durante la guerra de España (1936-1939) fue proclamado Comandante en Jefe del ejército nacional que protagonizó el golpe de estado contra el Gobierno democráticamente elegido de la II República. A partir de ese momento y hasta su muerte dirigió un régimen político dictatorial bajo el título de Caudillo. De este modo, no sólo devino el jefe de la estructura de mando del ejército, sino el líder supremo de la España nacional y, por consiguiente, es responsable de los crímenes cometidos bajo su autoridad.

 

En este apartado se adjunta la Resolución de la Asamblea General de la ONU de fecha 12 de diciembre de 1946 sobre la cuestión española, en la cual se afirma:

 

El régimen de Franco es de carácter fascista establecido con el apoyo de las Potencias del Eje”.

 

También se aporta la Recomendación 1736, de 17 de marzo de 2006, de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que recoge:

 

“La necesidad de condenar el franquismo a nivel internacional por motivo de las múltiples y graves violaciones a los derechos humanos cometidas en España por el régimen franquista entre 1939 y 1975 y establece el 18 de julio de 2006 como “Día Oficial de Condena del Régimen de Franco”.

 

Y el Artículo jurídico de “Crónicas Internacionales”, que habla:

 

“De la aplicación del artículo 6 c) del Estatuto del Tribunal de Núremberg, el cual recoge la definición de crímenes contra la humanidad, tipo penal que es de aplicación a los actos cometidos por el General Franco contra cientos de miles de civiles durante la guerra y los 40 años de dictadura. Así lo atestiguan la existencia de numerosas fosas donde están enterrados miles de opositores al régimen o de personas consideradas como tales sin mediar proceso judicial alguno, los miles de niños robados a las mujeres republicanas, la esclavitud, la depuración o la deportación hacia los campos de exterminio nacionalsocialistas, en particular el campo de Mauthausen, donde más de 7.000 republicanos españoles fueron exterminados”.

 

Y sigue la misiva:

 

Todos estos actos, cometidos bajo la autoridad de Franco, chocan de lleno con los ideales republicanos que inspiran nuestra nación y son además contrarios al honor de su Gran Cancillería. En consecuencia, solicito de su Consejo de Disciplina que esta condecoración le sea retirada.

 

En un momento en que desde instancias oficiales españolas se están retirando las distinciones al Dictador, en que se están borrando de los espacios públicos las referencias al franquismo y que en Francia se rinde homenaje a los combatientes republicanos de la 9ª compañía, quienes bajo las órdenes del General Leclerc liberaron París el 24 de agosto de 1944, la retirada del nombre de este Dictador de la lista de condecorados, aún sea a título póstumo, comportaría, más allá del mero acto simbólico, un valor de reconocimiento histórico.

 

Confiando en que mi solicitud, a la cual se adhieren varias asociaciones que defienden la memoria histórica, reciba la atención que amerita y a la espera de su decisión, le saluda atentamente,

 

Jean OCANA – antiguo Cónsul Honorario de España – Cruz de Caballero de la Orden del Mérito Civil (España).

 

La petición ha sido firmada por varis asociaciones de España, Francia y Argentina, entre ellas: Asociación Española de Derechos Humanos, Association Mémoires Partagées (Francia), Association pour le souvenirde l’exil républicain espagnol en France, Ateneo Republicano du Limousin (Limoges), Ay Carmela (Bordeaux), IRIS-Mémoires d’Espagne (Toulouse), Présence de Manuel Azaña (Montauban), Equipo Nizkor (Belgique), Federación Asturiana Memoria y República, Federación Estatal de Foros por la Memoria (España), Grupo de Estudios de Derecho Internacional, Madrid (España), Observatorio Internacional de Prisiones (Argentina), etc., etc.

 

SOBRE ADHESIONES

 

Pueden adherirse a la presente solicitud enviando un mensaje a la dirección electrónica:

 

ocanajean@orange.fr

 

Y especificando los siguientes datos:

 

– Nombre y Apellidos

– Organización (si es una adhesión institucional)

– Cargo en la organización

– Ciudad

– País

– Correo electrónico

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*