Para empezar, te diremos que las siglas MIDI significan Musical Instrument Digital Interface, o dicho de otro modo, Interfaz Digital de Instrumentos Musicales. Realmente, se trata de un lenguaje digital, una de las herramientas más poderosas en el ámbito de la producción musical a la hora de posibilitar la comunicación entre diferentes dispositivos electrónicos musicales.

¿Qué no es MIDI?

  • El MIDI NO es un instrumento musical. A veces se mencionan los instrumentos MIDI, pero en realidad, el MIDI es una herramienta que se integra en algunos dispositivos musicales electrónicos para facilitar la creación musical, simplificando considerablemente el proceso. Lo que sí puede tener un instrumento es puerto MIDI y capacidad para entender el protocolo, y a eso es a lo que vulgarmente nos referimos cuando hablamos de “instrumento MIDI”. Un claro ejemplo lo tenemos en un sintetizador. También puedes encontrar estos teclados MIDI que no son mas que teclados modificados para sacar este protocolo de comunicación.
  • TAMPOCO se trata de un sonido. A pesar de que se le suele asociar con un sonido de baja calidad, El MIDI no entiende de sonidos, sino de mensajes denominados eventos o notas.

¿Qué mensaje envía cada nota?

Este protocolo de comunicación emite una serie de notas, cuyo significado es común para todos los instrumentos electrónicos. Para que te vayas haciendo una idea, aqui te dejamos una lista con todos los mensajes.

  • Note number / Pitch: determina qué nota se está tocando.
  • Velocity: Representa la rapidez e intensidad con la que se pulsa la tecla.
  • After Touch (AT): se refiere a la modulación generada al mantener una tecla presionada con cierta intensidad (evento disponible en algunos instrumentos).
  • Program Change: permite cambiar las configuraciones de parámetros seleccionados, como un preset o configuración predefinida.
  • Bank Change: facilita el cambio de banco de sonidos para acceder a más sonidos (128 por banco).
  • MIDI Clock: evento que sincroniza el tempo (bpm) entre todos los dispositivos MIDI.
  • Controles Continuos (CC): son asignables según la preferencia del usuario, controlados por faders o perillas.

Y ahora que ya sabes qué es el MIDI y sus eventos básicos, es el momento de conocer su origen.

¿Cómo surgió el MIDI?

Para que entiendas porqué ha triunfado el MIDI, es preciso que conozcas un poco de su historia.

En la década de los 80 hubo un incremento masivo en la cantidad de instrumentos y equipos de musica digital, lo cual condujo a un inmenso potencial creativo. No obstante, surgió un problema y es que, cada fabricante tenía su propia forma de hacer las cosas con su propio sistema operativo, lo que significaba que el equipo de un fabricante no era compatible con el equipo de otro fabricante. En este sentido, el desarrollo del MIDI fue la solución para lograr la compatibilidad entre los diferentes dispositivos.

  • En 1981, Ikaturo Kakehashi, el creador de Roland, sugirió la creación de un lenguaje instrumental estándar que pudiera ser adoptado por otros fabricantes importantes como Oberheim, Dave Smith Instruments y Moog.
  • En los siguientes años, representantes de las principales compañías de hardware dejaron de lado sus intereses individuales y trabajaron juntos para desarrollar, modificar y mejorar el estándar MIDI.
  • Por fin, en 1982 se lanzó el estándar MIDI, siendo en 2013 que Kakehashi y Dave Smith recibieron el premio técnico Grammy por su importante papel en la creación de este protocolo.

Y desde aquellos entonces hasta hoy, su fama no ha hecho más que aumentar, y es que no es de extrañar, dada la gran pluralidad de beneficios que proporciona. Veamos a continuación algunos de ellos.

¿Por qué es tan buena idea el MIDI?

Es indiscutible que el MIDI supuso una auténtica revolución en la manera de hacer música digital, abriendo una universo entero de posibilidades.

  • Gracias al MIDI, los músicos podían conectar sus sintetizadores, controladores de teclado, secuenciadores y otros equipos musicales digitales de diferentes fabricantes y asegurarse de que todos funcionaran juntos, proporcionando con ello, una mayor flexibilidad en la composición y producción de música.
  • Igualmente, el MIDI también permitía la grabación y reproducción de secuencias de notas musicales, facilitando la creación de loops, pistas múltiples y arreglos complejos.
  • Aunque sin duda, la mayor razón para usar MIDI radica en su poder de edición y manipulación. Con el uso de este software de edición, se puede ajustar fácilmente la duración, tono, volumen y otros parámetros de las notas musicales, así como agregar efectos especiales y modificar la instrumentación, experimentando con diferentes arreglos y explorando nuevas ideas musicales sin la necesidad de regrabar contínuamente.

Conexiones MIDI

Para aprovechar al máximo tu configuración MIDI, es fundamental entender la composición de cada conexión.

La mayoría de las conexiones MIDI utilizan cables de 5 pines DIN. Estos cables de audio son ampliamente reconocidos como cables MIDI.

De todas formas, a pesar de que la mayoría de conexiones MIDI se realizan mediante cables MIDI, existen adaptadores que permiten convertir una conexión USB en una conexión MIDI estándar, facilitando la interoperabilidad entre diferentes dispositivos. Básicamente, la elección del tipo de conexión dependerá de la configuración de equipamiento MIDI y de las necesidades específicas de cada situación.

Los diferentes tipos de puertos MIDI

Como ya venimos comentando, MIDI se transmite tradicionalmente utilizando conectores MIDI especiales de cinco pines. La información en estas conexiones MIDI fluye de una sola manera, por lo que a menudo vemos 3 conexiones diferentes.

  1. MIDI IN (entrada): puerto que recibe la información enviada desde otro dispositivo.
  2. MIDI OUT (salida): puerto que envía la información a otro dispositivo receptor para su reporducción.
  3. MIDI THRU (paso de MIDI): desde este puerto también se envía información, pero en este caso, se retransmite la información recibida desde el primer dispositivo emisor. Es importante resaltar que el MIDI THRU posibilita la interconexión de todo tu equipo mediante un secuenciador central. Es una disposición que se conoce comúnmente con el nombre de «Cadena Margarita».

Respecto al MIDI THRU, cabe señalar que en la actualidad la mayor parte de disposiitvos integran un puerto MIDI THRU. No obstante, en el caso de que carezcan de él, no te preocupes, ya que puedes utilizar divisores de MIDI. De este modo, conseguirás varios puertos THRU.

¿De cuántos canales dispongo con una conexión MIDI?

Por si no lo sabías, un dispositivo puede tener hasta 16 canales MIDI para poder controlar y enviar datos a diferentes instrumentos conectados a él. Pero seguramente te estarás preguntando qué son y cómo funcionan exactamente estos canales.

  • Pues bien, para que vayas tomando nota, te diremos que los canales MIDI son como caminos por donde viajan las señales de información musical en un teclado o instrumento MIDI.
  • Cada canal representa una vía independiente por la cual se puede transitar y enviar datos de notas, controladores y otros mensajes MIDI. De esta manera, diferentes instrumentos conectados a un mismo sistema MIDI puedan recibir y reproducir información de manera individual, facilitando la creación de arreglos y capas de sonido.
  • Los canales MIDI también permiten la comunicación entre diferentes dispositivos MIDI, haciendo posible la sincronización y el control de varios equipos en un escenario o estudio de grabación. Realmente, son esenciales para la transmisión de información musical en un entorno digital.

Como puedes apreciar, el formato MIDI te brinda la posibilidad de acceder a una amplia variedad de sonidos para tus pistas, además de proporcionarte las herramientas de edición necesarias para agilizar tu flujo de trabajo.

¿A qué esperas para comprobarlo?

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: