Wolf Messing, el actor soviético más enigmático, que leía la mente de su público en el escenario y tenía fama de adivino e incluso de profeta, predijo muchos acontecimientos políticos más o menos alejados de la época en que vivió.

Así, por ejemplo, es bien sabido que en 1943, hablando en Novosibirsk, cuando se le preguntó sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, él, sin dudarlo, dijo la fecha: “el ocho de mayo”.  El año, sin embargo, no lo especificó, pero dijo con firmeza que el Tercer Reich sería derrotado.

Sobre el siglo XXI

A menudo se le preguntaba a Messing por el futuro lejano. Especialmente sobre el siglo XXI, como el cambio de milenio. Él también lo “vio”. En particular, el adivino dijo que a principios de los años veinte del nuevo siglo (según algunos autores concretó en 2022-2023) la Unión Soviética “entrará en una nueva fase”. Además, la llamó Rusia, aunque en su época nada hacía presagiar la muerte de la URSS.

Cosas más raras se han visto

La nueva etapa (según Messing) comenzaría para el país con una crisis, durante la cual “entraría en rivalidad internacional con los países de ultramar (Canadá y Estados Unidos)” y su vecino, China.

“La tensión que siempre ha existido entre ellos”, relatan los biógrafos de Messing, “no hará más que intensificarse”. Sin embargo, al final del conflicto, “a Rusia le esperan el renacimiento y la prosperidad”.

Un papel especial en un “futuro mejor” lo desempeñará “un nuevo gobernante, cuyo nombre se mantendrá en el más estricto secreto y sólo se conocerá en el momento de su nombramiento”.

Es este misterioso hombre el que proporcionará a Rusia “un gran salto económico y una mayor prosperidad” y la expansión de las fronteras. Además, Messing estaba convencido de que se haría de forma pacífica, no militar.

Europa y EEUU

Europa no tendrá tanta suerte. En absoluto. El místico soviético profetizó que caería en un pozo geopolítico: “El destino de Europa es volverse débil y dependiente, y el de EEUU perder influencia en el mundo al involucrarse precipitadamente en un conflicto mundial”.

Por muy interesantes y realistas que sean las predicciones de Wolf Messing, no hay que tomarlas al pie de la letra y esperar que se cumplan exactamente. Además, la ciencia oficial no cree en las profecías.

Breve apunte biográfico

Messing nació en el pueblo de Góra Kalwaria, a 25 km al sureste de Varsovia, en 1899, una época en que Polonia era territorio del Imperio Ruso. Afirmó que sus habilidades psíquicas se desarrollaron cuando era un niño. Ya de adolescente actuaba para el público como animador psíquico y en su vida adulta pasó a ser el ‘mago’ personal de Stalin. Entre sus amigos también se encontraban Albert Einstein y Sigmund Freud.

Murió en el hospital, el 8 de noviembre de 1974, dos meses antes de cumplir 75 años. Había tenido una operación  exitosa en las arterias femoral e ilíaca, pero por alguna razón desconocida, la muerte le sorprendió un par de días después, tras sufrir una insuficiencia renal y un edema pulmonar. Fue enterrado en el cementerio judío Vostryakovskoe de Moscú.

Póster de la serie de TV ‘Wolf Messing: Who Saw Through Time’, emitida por Russia-1 en 2009.

Como curiosidad, en el popular videojuego de estrategia Command and Conquer: Red Alert 2, así como en su secuela, Yuri’s Revenge, el personaje principal de Yuri estaba fuertemente influenciado por Wolf Messing. Además, Wolf Messing es el personaje principal (Steve Englehart) en la serie de novelas de Max August The Point Man (1980), The Long Man y The Plain Man. Su vida también ha saltado a la pequeña pantalla con la serie de TV Wolf Messing: Who Saw Through Time.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: