LA JUNTA DE CARTER

altUn día de finales de 2012 entre humo, bebidas y café, Inma Aljaro, Pablo Esguevillas García, Albert Rubio Costa y Eduardo Ruiz Sosa, descubrieron  una serie de coincidencias que, después de más café,

 

 

Una plataforma para los nuevos talentos

alt

 

Un día de finales de 2012 entre humo, bebidas y café, Inma Aljaro, Pablo Esguevillas García, Albert Rubio Costa y Eduardo Ruiz Sosa, descubrieron  una serie de coincidencias que, después de más café, más humo y más bebida  ha derivado en lajuntadecarter.com, arriesgado proyecto dedicado en buena parte a celebrar el 50 aniversario de la publicación de Rayuela de Julio Cortázar.

 

Esta nueva revista digital nace no solo de la ilusión por la palabra escrita, sino también como una plataforma para difundir a autores reconocidos, publicados, fallecidos e inmortales, pero también para impulsar nuevas voces provenientes de este y otros ámbitos pero que requieren de un soporte de calidad que les permita expresarse.

 

En la sección llamada La biblioteca de Carter reseñarán cada semana libros para lectores exigentes. Además de las secciones fijas escritas por ellos, entre las que destacan Escaleras y serpientes, Tiro al patoSilva de sombra y Mal de archivo. En suma: habrá  poesíaensayos, crónicas, cuentos y el Diccionario enciclopédico de Cárter cuya idea original tiene como punto de partida el capítulo 68 de la ya mencionada novela de Cortázar.

 

En este primer número de la revista se podrán encontrar autores de España pero también de México que han mostrado entusiasmo por esta original y cuidada propuesta. Hace unos días conversamos brevemente con los integrantes de La junta de Carter en la librería Taifa de la calle Verdi, n 12 en Barcelona y nos comentaron que su apuesta es  por amor al arte, pero que todo visto siempre bajo la óptica de un intento creativo de búsqueda permanente. Un proyecto que apenas empieza y que tiene muchas más sorpresas. ¿Pero quién es Cárter? Venga; que el motor ya funciona, vamos a descubrirlo: vale la pena darse una vuelta por ahí.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*