Antonio Suárez Gutiérrez, fundador del conglomerado pesquero Grupomar, ha reforzado su apoyo y el de esta empresa a la pesca sostenible en el Día Mundial de la Pesca. «La pesca sostenible es de gran importancia para Grupomar, hemos velado por su implantación, estableciendo procedimientos y mecanismos certificados para impulsar la producción y transformación de la materia prima con acciones que minimicen el impacto sobre las especies protegidas, amenazadas o en peligro de extinción», ha afirmado.

El 21 de noviembre, Grupomar, una comunidad pesquera, trabaja para mantener sanos los océanos y sostener las poblaciones de peces. El objetivo de la empresa ese día es honrar los Objetivos Mundiales de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, manteniendo su compromiso con sus prácticas medioambientales.

Más de dos tercios de las pesquerías mundiales están explotadas o sobreexplotadas, según informes de la ONU para este Día Mundial de la Pesca. El calentamiento global, la contaminación costera y la actividad industrial afectan negativamente a las poblaciones de peces.

Antonio Suárez Gutiérrez, consejero delegado de Grupomar, en el 24 aniversario del conglomerado pesquero, recordó lo importante que es trabajar juntos para restablecer un nuevo equilibrio en los océanos, llevar a cabo actividades pesqueras seguras y realizar un trabajo conjunto que pueda reestablecer la vida en los océanos.

Grupomar, dirigida por Antonio Suárez Gutiérrez, se adhiere al Pacto Mundial México y la agenda 2030 de la ONU

Como parte de los compromisos de Grupomar con la adhesión al Pacto Mundial México y la agenda 2030 de la ONU, la empresa mexicana ha impulsado una serie de proyectos, programas e iniciativas dedicados a la protección del ecosistema marítimo y las prácticas sustentables.

«Arrecifes Artificiales» es una de estas iniciativas. El propósito de la iniciativa es promover la protección del ecosistema marino, el fortalecimiento de la economía local, la seguridad de los pescadores ribereños y la sustentabilidad de la pesca, además de promover indirectamente la preservación de tesoros artísticos. Gracias a INAPESCA, SEMAR, la Capitanía de Puerto de Manzanillo, la Administración Portuaria Integral de Manzanillo y SEMARNAT, esta empresa se ha logrado. Dos embarcaciones en desuso fueron donadas por la Capitanía de Puerto de Manzanillo y la SEMARNAT para ser hundidas como parte del primer polígono pesquero costero de México.

Las acciones de pesca sustentable de la flota atunera mexicana son reconocidas por diversos programas de observadores a bordo. El proyecto más reconocido de Grupomar es el «Programa de Observadores a Bordo». En esta iniciativa, los observadores de la empresa evalúan y verifican los métodos de pesca sostenible de la empresa de acuerdo con las normas internacionales más rigurosas.

Suárez Gutiérrez mantuvo las buenas prácticas y las normas de conservación marina en Grupomar y garantizó la correcta utilización de los recursos mediante su adhesión a la CIAT (Comisión Interamericana del Atún Tropical), APAS (Alianza del Pacífico para el Atún Sostenible), ISSF (International Seafood Sustainability Foundation), MSC (Marine Stewardship Council) y otras organizaciones protectoras.

«De esta manera, buscamos continuar siendo líderes en el mercado, y referentes en la implementación de procesos sostenibles», terminó la declaración el fundador, donde se compromete con Grupomar a continuar cumpliendo con las regulaciones pertinentes, así como implementar acciones, programas y políticas a favor del medio ambiente y la sostenibilidad de la materia.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: