ICV-EUiA acusa el Govern de “falta de voluntad política” para desplegar la ley contra la homofobia

altDespués de 100 días en vigor de esta norma pionera en el Estado, los partidos y entidades que la impulsaron reclaman a la Generalitat un servicio de atención integral a las víctimas y un protocolo ágil para tratar las denuncias

 

 

 

Después de 100 días en vigor de esta norma pionera en el Estado, los partidos y entidades que la impulsaron reclaman a la Generalitat un servicio de atención integral a las víctimas y un protocolo ágil para tratar las denuncias

 

alt

 

“El Parlament ha hecho su trabajo, ahora le toca al Govern”. Con estas Palabras el diputado de ICV-EUiA David Companyón ha resumido la inacción del ejecutivo de CiU para desplegar la norma pionera en el Estado contra la homofobia que entró en vigor hace 100 días.

 

La reunión entre entidades y diputados de las formaciones que impulsaron la proposición de ley (ICV-EUiA, ERC, PSC y la CUP) ha servido para constatar “la falta de voluntad” del Departament de Benestar, tanto “en presupuesto como en calendario”, para traducir el texto en medidas concretas y efectivas. Companyón ha lamentado que, en muchos ámbitos, “no se haya hecho nada”, teniendo en cuenta que muchas decisiones no requieren inversión económica.

 

Companyón ha comparado la pasividad del Govern con el trabajo “de locomotora” que están haciendo las organizaciones integrantes del colectivo, así como municipios donde gobierna la coalición ICV-EUiA. En este sentido, ha citado como ejemplos Altafulla, Olesa o Montornès, que tiene previsto implementar la ley a partir de su plan de igualdad.

 

Tres medidas urgentes

 

Por su parte, Eugeni Rodríguez, portavoz de la plataforma LGTBI.cat ha recriminado “falta de liderazgo” al Govern, al que ha reclamado tres medidas ugentes. En primer lugar, una campaña de difusión de la norma que incluya un anuncio en Televisió de Catalunya, ya que “el 99% de la población catalana no conoce todavía sus beneficios”. Por otra parte, un servicio de atención integral a las víctimas de lesbofobia, transfobia y homofobia, como un teléfono de atención continuada similar al antiguo ‘900 Rosa’ de la Coordinadora Gay y Lesbiana que se suprimió por los recortes.

 

Finalmente, ha exigido un protocolo para atender y gestionar de manera correcta las denuncias que ya han llegado al Govern por infracciones previstas en la norma. “Las denuncias se deben tratar de manera ágil, comprensible y universal en todo el territorio catalán”, ha remarcado Rodríguez.

 

Durante estos 100 primeros días de la ley, el Observatori Contra l’Homofobia ha atendido 19 denuncias, cinco de las cuales han tenido que ser tratadas por el Síndic de Greuges ante la pasividad del Govern.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*