1 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Habitem les Drassanes

Ante el anuncio del Regidor del Distrito de Ciutat Vella, planteando el modelo de viviendas del Gimnàs Sant Pau para los solares de Drassanes, desde la plataforma Habitem les Drassanes, queremos expresar nuestra sorpresa, pero también reclamar que desde ya mismo y de manera seria, el Ayuntamiento se ponga manos a la obra a trabajar en esta dirección.

Sinceramente, nos sorprende haber conocido esta propuesta a través de los medios de comunicación, más aún después de un Consell de Barri extraordinario, con Drassanes y Sant Pau como los dos únicos puntos del orden del día, donde en ningún caso se planteó la posibilidad de esta alternativa. Creemos que la interlocución vecinal se merece más respeto y otras formas.

Dicho esto, instamos a las concejalías de Ciutat Vella, Urbanismo, Vivienda y a la misma Alcaldía, que si se toman en serio la gravedad del impacto de la residencia de estudiantes (a la cual hay que añadir otras dos recientemente anunciadas al lado del Paralelo) y la emergencia habitacional al Raval, Ciutat Vella y toda la ciudad, empiecen a trabajar en la aplicación en los solares de Drassanes del modelo Sant Pau. Esto no significa proponerlo en abstracto, sino poner diferentes posibilidades sobre la mesa para hacer posible la recuperación para la ciudad, el barrio, el bien público y el vecindario de unos terrenos regalados año tras año a la especulación por el mismo consistorio.

Desde que se anunció el nuevo proyecto del promotor hotelero, aparte de renunciar a la defensa del 25% de reserva de vivienda de protección oficial que establece el planeamiento, el Ayuntamiento se ha escudado en el coste de recuperar estos terrenos para el bien común. Hay que recordar, pero, que ha sido la misma administración municipal la que ha propiciado sucesivamente revalorizaciones de decenas de millones de euros al interés privado, sacando recursos a las necesidades vecinales. Cada euro de este coste ha sido entregado por el Ayuntamiento, que tiene el deber de recuperarlo.

Por eso, exigimos que, aprovechando el impacto positivo del modelo Sant Pau:

  • Se congele cualquier tramitación de la licencia para la residencia de estudiantes, para empezar unas negociaciones a fondo para aplicar este modelo.
  • Se pongan a trabajar todos los departamentos municipales que tengan algo que aportar, para definir una estrategia que desemboque en la recuperación de los terrenos, su destino a un 100% de vivienda junto con equipaciones, comercio de proximidad y espacio público de calidad.