Barcelona está considerada por el turismo como la segunda capital de España, ya que se trata de una de las ciudades con más visitas vacacionales de España, tanto por el turista nacional, como por el turista internacional. Esto se debe a todas las oportunidades que ofrece esta ciudad, entre ellas, una gran oferta cultural y toda la riqueza histórica de una ciudad cuyos orígenes se remontan a años anteriores a nuestra era, durante el dominio romano.

Desde la Catedral de Barcelona, consagrada a Santa Eulalia, y su claustro, donde trece gansos simbolizan los martirios de la santa, y los restos de la muralla medieval, Barcelona destaca por ser una de las ciudades de España donde el modernismo arquitectónico dejó mayor huella. Entre otros muchos artistas de esta vertiente cultural, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, destaca Antonio Gaudí, el arquitecto que dejó huella en varios rincones de la ciudad.

Veamos a continuación algunos de los enclaves más importantes de la ciudad que le debemos a las ideas de Gaudí.

La Sagrada Familia

Aunque muchas personas creen que la Sagrada Familia es la Catedral de Barcelona, están equivocados, pues se trata de una basílica, aunque su imponente tamaño y renombre nos hagan pensar lo contrario.

La Sagrada Familia se comenzó a construir en 1882, y a día de hoy, sigue en construcción, financiada gracias a la entrada Sagrada Familia de las personas que visitan este monumento digno de admirar, aunque no esté acabado. Entre sus elementos arquitectónicos, destacan las dos grandes entradas: la fachada del Nacimiento y la fachada de la Pasión

En la fachada del Nacimiento se observan varias escenas de la Natividad de Cristo, adornadas con simbología vegetal, animal e instrumentos musicales. La fachada de la Pasión representa, en su centro, el descenso de Cristo de la Cruz; y en sus laterales, varias escenas previas y posteriores a su muerte y resurrección. 

Cabe destacar la diferencia estilística entre las fachadas: la fachada del Nacimiento sigue una estética realista y fue diseñada por Gaudí, mientras que la fachada de la Pasión se vuelve más abstracta, con figuras antropomórficas estilizadas con figuras geométricas, siendo obra del escultor Josep María Subirachs, y que se llevó a cabo muchos años después de la muerte de Gaudí, entre 1987 y 2009.

En su interior, destacan el templo en forma de cruz latina, con grandes y abundantes vidrieras de colores, y columnas que simbolizan árboles y un gran bosque en su interior; así como la cripta, donde descansan los restos mortales de Gaudí.

La Casa Batlló

Al igual que para visitar la Sagrada Familia y otros monumentos de Barcelona, recomendamos adquirir Casa Batlló entradas previamente, para no esperar mucho tiempo en los puntos de venta y asegurarte que no se haya completado el aforo antes de que llegues.

La Casa Batlló es la más conocida manifestación de arquitectura sumada a artes decorativas realizada por Gaudí. En este conjunto podríamos incluir su labor en la Casa Vicens, Calvet, Milà, el Palacio Güell y la Torre Bellesguard.

La Casa Batlló se encuentra en la conocida Manzana de la Discordia, junto a la Casa Amatller de Cadafalch, la Casa Lleó Morera de Domènech, la Casa Mulleras de Sagnier y la Casa Josefina Bonet de Coquillat. 

La Casa Batlló pertenece a la etapa naturalista de Gaudí, y fue construida entre 1904 y 1906, años entre los que se creó este complejo arquitectónico, donde las formas orgánicas de la naturaleza se observan en cada rincón, todo combinado por el racionalismo y equilibrio clásico junto a la exagerada decoración barroca, dos aspectos clave para entender la obra de Gaudí.

Otros monumentos de Gaudí que no puedes dejar de visitar si estás en Barcelona, son el Parque Güell, la Torre Bellesguard, la Casa Vicens, la Casa Milà, la Fuente de Hércules en el Palacio Real de Pedralbes y el Portal Miralles, entre otros.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte:

Un comentario en «Gaudí no es solo la Sagrada Familia: la casa Batlló y otros monumentos»

  1. Realmente es inagotable la cantidad de opciones que ofrece la bella ciudad de Barcelona. Estoy deseando volver para descubrir otros lugares tan cautivadores como las obras del genial Gaudí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.