Los casi 8000 kilómetros de costa de España son un aliciente para iniciarse en el mundo de la navegación. Para ello, es necesario obtener la licencia correspondiente, pero no se trata de un proceso complejo si quieres comenzar a echarte a la mar. Una moto de agua, lachas o veleros de hasta 6 metros son un buen comienzo para empezar a disfrutar de nuestras costas. No cabe duda de que la temporada de verano es el momento ideal para disfrutar del agua, pero quien obtiene la licencia sabe cómo disfrutar del mar en cualquier época del año.

El titulín o licencia de navegación

A la hora de obtener la licencia correspondiente pueden surgir muchas dudas. Sobre todo para quienes se encuentren en la provincia de Barcelona. ¿Sabes dónde obtener la licencia de navegación en Barcelona?” En una buena academia puedes obtener lo que, en el argot, se denomina el «titulín» Esta licencia te habilita a manejar motos de agua sin límite de potencia, embarcaciones de hasta 6 metros de eslora y poder hacerlo hasta 2 millas de la costa. También, el titulín habilita para navegar durante el día, pero es más que suficiente para disfrutar de la esencia del mar y de todas las alegrías que proporciona. El mar consigue cautivar a quien lo desea, es el comienzo de una relación que lleva a amarlo y respetarlo.

La obtención de la licencia de navegación cuenta con una buena serie de ventajas añadidas. Una de ellas ¡, además de comenzar a conocer el mar, es la adquisición de una serie de conocimientos útiles que no solo sirven para una embarcación, sino para cualquier ámbito de la vida.  Por ejemplo, aprenderás a realizar bien nudos, a emplear el vocabulario náutico y a saber que en un barco no hay más cuerda que la de un reloj y que los zapatos de tacón están absolutamente prohibidos dentro de un barco. Se trata de un mundo peculiar, pero apasionante.

Los estudios para la obtención de la licencia se pueden realizar cómodamente y en un plazo de tiempo breve. Únicamente hay que tener un poco de constancia y saber que esos estudios están encaminados a conocer bien el mar, a como actuar en situaciones complejas o cuáles son las señales que debemos interpretar a la hora de realizar, por ejemplo, el cruce con otra embarcación. La navegación proporciona muchas satisfacciones y se trata de una sana actividad que nos ayuda a comprender otro tipo de ecosistema. El mar consigue cautivar a quien se atreve a descubrirlo y amarlo, y no es para menos. Cada vez son más las personas que se animan a dar el paso y obtener la titulación para poder navegar. Incluso hay quienes que, tras la obtención del titulín, se animan a obtener licencias de mayor envergadura.

Los mejores consejos de náutica

Obtener la licencia es solo el comienzo. Quien consigue obtenerla, es sencillo si te lo propones, va a descubrir un mundo propio y lleno de peculiaridades. Para ello tienes un blog muy ameno y cómodo de leer. Es BNáutica.com, que ha conseguido alzarse como un lugar de referencia dentro del mundo de la náutica. Gracias a él podrás descubrir gran cantidad de curiosidades relativas a la navegación, de consejos prácticos o de información de tu interés que siempre puedes consultar.

Quienes se han aventurado a la obtención de la licencia tienen ahora la oportunidad de realizar breves singladuras de día, más que suficientes para disfrutar del mar en toda su esencia. El mar provoca muchas alegrías y vivencias, pero es innegable que hay que aprender a conocerlo, ya que la náutica puede ser una actividad no exenta de riesgos si no la abordamos con el respeto debido. Al mar nunca hay que perderle la espalda y evitar situaciones que nos comprometan. Una simple jornada de navegación puede convertirse en problemática si no sabemos actuar correctamente en situaciones cotidianas. Por ejemplo, cómo rescatar a una persona que ha caído al agua o como zafar un cabo enredado a una hélice. Situaciones como esta y que pueden parecer improbables son las que se aprenden en las escuelas de náutica, siempre con el objetivo de dotar a los patrones de los mecanismos necesarios para actuar bien.

Por lo demás, la náutica es una actividad que solo provoca satisfacciones, Ya sea en una moto de agua o en una lancha motora, surcar la costa es una actividad muy placentera, que siempre provoca gran cantidad de emociones y sensaciones. Pero no cabe duda que quien se hace a la mar debe hacerlo con el conocimiento necesario para que su seguridad, la del resto de usuarios y la de la propia embarcación no quede en entredicho. Una buena academia proporciona todo lo necesario para que salir a la mar sea una actividad gratificante y que nos llena de alegrías.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: