El president Puigdemont es recibido con protestas en la Universidad de Barcelona

La central sindical CCOO convocó una protesta contra las políticas del gobierno de la Generalitat que están ahogando, según los sindicalistas, las universidades públicas catalanas. La protesta ocurrió cuando Carles Puigdemont presidía el acto de inauguración del curso académico en el paraninfo de la UB.

 

universidad-02
Inicio del curso Universidad Barcelona Foto: Francesc Sans

La consellera de Enseñanza de la Generalitat de Catalunya, Maritxell Ruiz, anunció un pequeño incremento de los recursos para la enseñanza en el curso 2016-17, incremento francamente insuficiente para la educación en Catalunya que no recupera la dotación de 2011. Ha aumentado el alumnado en 7.822 estudiantes, con lo que serán 1.570.011 los alumnos matriculados. La plantilla del profesorado se ha incrementado, respecto al curso pasado, en 798 nuevos contratados. Según CCOO aumento insuficiente, ya que hay un déficit de profesores en los centros públicos que calculan en 7.000 docentes. Recordemos, por ejemplo, que la protestas de 2013 en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que terminó en la ocupación del Rectorado, entre otras cosas, se oponía al despido 400 profesores por vía de no renovar sus contratos. La financiación de las universidades se ha reducido en un 20 por ciento, mientras las tasas universitarias se han aumentado en el 66 por ciento. Catalunya tiene el triste honor de encabezar el ranquin español en recortes en las universidades públicas, donde además los derechos laborales y académicos están en franco retroceso.

CCOO denuncia que la consellera ha hecho caso omiso a las movilizaciones y reivindicaciones que llevaron a cabo las centrales sindicales y la comunidad educativa, donde se hicieron propuestas sobre formación profesional, profesorado interino y sustituto, etc., en fin, medidas concretas para mejorar la calidad de la enseñanza en el marco de un sistema educativo inclusivo.

EL PRESIDENT RECIBIDO CON PITADA

A las 10:30 h de la mañana del miércoles día 7 de septiembre de 2016, llegó el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, para inaugurar el curso del sistema universitario catalán. Acompañado, entre otros, por el conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, el rector de la Universidad de Barcelona (UB), Dídac Ramírez, y los demás rectores de las universidades catalanas. El acto tuvo lugar en el Paraninfo del edificio histórico de la UB. En la puerta del salón de actos lo esperaban delegados sindicales de la Junta del Personal de Administración y Servicios (PAS funcionarios) y del Comité de Empresa del PAS (laboral). Al llegar la comitiva de autoridades, los sindicalistas irrumpieron en una sonora pitada con silbatos y bocinas para expresar su protesta por lo que ellos estiman un continuo castigo al servicio público de enseñanza, castigo y degradación consistente en la disminución presupuestaria, que no afecta por igual a la enseñanza concertada, que está saliendo mejor parada en la política de recortes del Govern de la Generalitat, Y por la disminución de plantillas, que desde hace cuatro años que no hay reposición de las mismas y, en el caso del PAS de la UB, son unas 400 plazas las que se han perdido, según nos dicen fuentes sindicales.

En un comunicado que los delegados del PAS hicieron llegar a la prensa, y que no pocos participantes en el acto recogieron, entre otras cosas dicen:

“Que la política de recortes –injustos, inútiles y sesgados- diseñada y ejecutada por el gobierno de la Generalitat de Catalunya –con la connivencia del gobierno del Estado- es una de las peores agresiones a las universidades públicas y su personal desde la transición democrática y está comportando el desmantelamiento del servicio público de educación superior e investigación de nuestro país. El gobierno de la Generalitat –a iniciativa propia o siguiendo el ejemplo del gobierno del Estado- invade las competencias de las universidades para arrebatar derechos sociales y laborales, aumenta las tasas de manera desorbitada para convertir la universidad en un privilegio de los que se la puedan pagar, ahogando económicamente las universidades y vulnerando la autonomía universitaria, que es uno de los pilares básicos de organización del sistema universitario público”.

Antes que diera comienzo el acto oficial en sí, los delegados pudieron entrar, en silencio, en la sala. Allí tomaron la palabra los representantes sindicales. Por el Comité de Empresa del Pas (CCOO, UGT, CGT y CAU) lo hizo Jorge Perna, y por la Coordinadora de Universidades de CCOO, César Marín.

TIENDAS DE CAMPAÑA EN ENSENYAMENT

Desde el pasado 1 de septiembre, hay una veintena de tiendas de campaña delante de la sede del Departamento de Enseñanza de la Generalitat de Catalunya, que quedaron allí después de la concentración de protesta convocada por la Assemblea Groga (Asamblea Amarilla por la Enseñanza Pública). Con pancartas de la USTEC, CGT, CCOO y la UGT, los sindicatos del ámbito de la educación hacen llegar a la consellera Maritxell Ruiz sus protestas. Entre otras cosas reclaman que el profesorado sustituto sea contratado y la reducción de la ratio de alumnos por aulas. Denuncian también que se está gastando un 2,06 por ciento del PIB en educación, cuando la Ley de Educación de Catalunya (LEC) dice que este año se debería llegar al 6 por ciento. Es la propia Generalitat la no cumple con las leyes que dicta; también en la citada LEC se dice que la ratio de alumnos por aula nada más “permite” superar en un 20 por ciento la ratio máxima de 25 alumnos por clase en infantil-primaria, y de 30 en secundaria en una situación de crecimiento sobrevenido de la población escolar, y los docentes denuncian que no es así y, cuando la consellera declara que ha bajado la ratio, lo hace con una pequeña trampa, sacando el promedio entre escuelas de pequeños pueblos con 12 o 15 alumnos por aula, con aulas llenas de alumnos de poblaciones medias y grandes.

Por todo ello, tanto sindicatos de la enseñanza, como las asociaciones cívicas por la enseñanza pública y de calidad, tienen previsto hacer una concentración el próximo martes, 20 de septiembre, a las seis de la tarde en la plaza de Sant Jaume.

universidad-03

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*