Educación Siberiana

alt

Impresiona oir la voz del abuelo Kuyza (un gran John Malkovich) haciendo de mentor de su nieto huérfano Kolima (Arnas Fedaravicius), educándolo desde la infancia en los valores de una comunidad de bandidos siberianos, los Urka, deportados por Stalin en los años 30

 

 

 

alt

 

mpresiona oir la voz del abuelo Kuyza (un gran John Malkovich) haciendo de mentor de su nieto huérfano Kolima (Arnas Fedaravicius), educándolo desde la infancia en los valores de una comunidad de bandidos siberianos, los Urka, deportados por Stalin en los años 30, desde sus tierras de Siberia y desplazados a miles de kilometros a Transnistria (entre Moldavia y Ucrania). Educación Siberiana es una película basada en un libro autobiográfico de Nicolai Lillin. El director italiano Gabriele Salvatores (Mediterráneo) ha puesto en imágenes las vicisitudes de Kolima y la comunidad a la que pertenece

 

El muro de Berlin ha caído, la URRS se está descomponiendo, Rusia toma el mando, pero algunos de los habitantes de Transnitria, los Urka se rigen por las leyes de sus antepasados en un mundo que está cambiando. Los Urka viven del pillaje y el robo, con una ética anarco-religiosa, odian al estado y sobre todo a sus servidores, la milicia y los policías. En este entorno se van criando los niños de Rio bajo, con valores ancestrales, pistolas, navajas y crucifijos. Los libros son los tatuajes que van creando las vidas de los rudos Urka, desde las manos hasta el torso van grabando la personalidad en los cuerpos. Una vida que se descifra interpretando los dibujos en la piel humana.

 

John Malkovich disfruta interpretando a Kuiza, ese personaje viejo y sabio, el actor se recrea en la dureza de sus palabras mientras nos puede mostrar la ternura más exquisita jugando con las palomas, o defendiendo a los más débiles de la sociedad. El clan escucha y obedece sus consejos, junto a Kuiza otros mayores forman el mundo que tutela y protege a Kolima.

 

La película cubre casi toda la corta vida de Kolima, diversos flashbacks nos llevan a las diferentes etapas de su duro aprendizaje, con sus amigos, sus peleas, sus charlas con el abuelo Kuiza, su amor fallido, su internamientosu amistad con Gagarin (Vilius Tumalavicius)… demasiadas cosas ocurren y a veces se quedan en anécdotas sin profundizar, son muchos los momentos de esa vida que reducirla al metraje de la película nos deja a veces a medias.

 

El ambiente está conseguido, aunque en algunas escenas encuentro a faltar una producción mas ambiciosa, supongo que es cuestión de economía, pero en momentos de tensión dramática le falta ese detalle espectacular que resalte la escena. La actuación de Peter Stormare como el maestro del tatuaje y la joven Eleanor Tomlinson en ese papel de ángel sin contaminar cierran el círculo junto a otros actores casi desconocidos que hacen creíbles sus personajes.

 

Una buena película, un buen drama con toques morales sobre el bien y el mal, a través de las enseñanzas del abuelo Kuyza y las andanzas de su nieto Kolima. Recomendable y si no han leído el libro de Nicolai Lillin les sugiero su lectura, para complementar la película y profundizar en algunos temas que no quedan reflejados en esta versión cinematográfica

 

estreno 30 de octubre de 2015

 

alt

 

Director: Gabriele Salvatores

Guión: Stefano Rulli, Sandro Petraglia, Gabriele Salvatores (Libro: Nicolai Lillin)

Reparto: John Malkovich, Peter Stormare, Eleanor Tomlinson, Andrius Paulavicius, Giedrius Nagys, Arnas

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*