CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA Y SU CÓCTEL DE MITOS Y MIEDOS

alt“Estamos en una cultura patriarcal. Formalmente podemos ser más o menos iguales pero en las relaciones íntimas todavía hay una parte en la que se produce violencia. Debemos desmontar mitos y miedos”. Así se expresa Laia Rosich, psicóloga y codirectora de la ONG El Safareig,

 

 

 

 

“Estamos en una cultura patriarcal. Formalmente podemos ser más o menos iguales pero en las relaciones íntimas todavía hay una parte en la que se produce violencia. Debemos desmontar mitos y miedos”. Así se expresa Laia Rosich, psicóloga y codirectora de la ONG El Safareig, en el acto reivindicativo del Día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres convocado por diferentes entidades sociales y feministas.

 

alt

 

Desde Canaletes, centenares de personas han bajado la Rambla hasta la Plaça Reial, donde una bailarina ha realizado una performance simbólica. La protesta ha finalizado en la Plaça Sant Jaume, con la lectura de un manifiesto. Sus ejes, el rechazo a la violencia machista, la libertad de cada mujer de decidir sobre su cuerpo y su vida, la denuncia de la cultura del miedo y, especialmente, la exigencia de destinar más recursos a las víctimas por parte de los gobiernos.

 

“Sin la mujer no hay revolución”, “Sexual, económica o institucional, es violencia igual” o “Revolución es nombre de mujer” han sido alguno de los cánticos más recurrentes. En un lienzo morado, algunos datos para la reflexión: a nivel estatal se conceden el 62% de las órdenes de protección solicitadas e incoadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y los presupuestos generales del Estado para el 2014 han recortado un 39% la prevención en este ámbito. En el informe del pasado año del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, adscrito al Consejo General del Poder Judicial, se constata que de las 33.814 denuncias por violencia de género presentadas en el tercer trimestre del 2012 (una media de 367 al día), 11.013 terminaron en sentencia y seis de cada diez fueron condenatorias. Por tribunales, un 81,4% fueron condenatorias en las Audiencias Provinciales, un 79% en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer y sólo un 49,4% en los Juzgados de lo Penal.

 

Rosich también ha advertido de la notoria desigualdad en los sueldos o en la cuota femenina en consejos de administración y recuerda que en el 2013 la cifra de mujeres fallecidas por violencia de género se eleva a 50 (700 en la última década en España). “Lo que hoy reivindicamos es un día libre de violencia”. Tan sencillo como difícil de conseguir.

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*