El microcemento resulta más económico que reemplazar azulejos, es duradero y requiere un mantenimiento mínimo. Ofrece una amplia variedad de posibilidades en cuanto a colores y texturas, lo cual lo hace adaptable a cualquier diseño o decoración. Se usa en ambientes externos e internos, tanto en suelo como en paredes.

El microcemento cada vez es más utilizado en construcciones y reformas por sus múltiples ventajas, siendo la principal el hecho de que se pueden lograr acabados elegantes, limpios y luminosos sin que esto signifique una obra complicada.

Con este versátil material se puede lograr un espacio minimalista y con estilo como es la tendencia actual, tanto en casa, oficina o comercio, sin que esto signifique una reforma con escombros.

Si estás en Cataluña, puedes conseguir empresas especializadas en microcemento en Barcelona que cuentan con personal altamente cualificado a quienes se pueden contactar vía online para explicar las características de la reforma que se desea y darán la asesoría necesaria para realizar la obra en el menor tiempo posible.

De hecho, existen plataformas web que ayudan a los interesados a usar este material en sus reformas o construcciones y a conseguir a los aplicadores más capacitados en la ciudad condal, lo cual garantiza trabajos óptimos.

Esto sucede porque algunas empresas que fabrican y comercializan marcas reconocidas de microcemento realizan alianzas estratégicas con aplicadores de este material ofreciendo servicios en conjunto a precios competitivos.

Ventajas de usar microcemento

Son muchas las ventajas de utilizar microcemento en las reformas, de ahí que no solo en Barcelona sino que en toda España, Europa y en el mundo en general sea  bastante usado en la actualidad. 

Uno de los principales beneficios es que es económico si se compara con lo que se tendría que gastar si se decide reemplazar los azulejos, por ejemplo. Obviamente, resulta mucho más barato aplicar microcemento sobre los azulejos que cambiarlos y esto es un punto a favor.

Los acabados que se logran con microcemento son hermosos, a lo que se suma el hecho de que se puede elegir entre una inmensa variedad de colores y texturas, por lo que es capaz de adaptarse a cualquier diseño o decoración, siendo su gran versatilidad otra de sus ventajas. 

Podría decirse que con el microcemento la gama de posibilidades es ilimitada. Es más, hay empresas que ofrecen la alternativa de personalizar el material, lo que permite tener un acabado único.

Su fácil aplicación es otro de sus atributos. Al tener un grosor fino, apenas unos milímetros, supone un tiempo de colocación bastante corto, consiguiendo terminaciones limpias, modernas y minimalistas a un precio asequible.

El microcemento se usa en diversidad de espacios: baños, terrazas, salones, locales y más, es decir, en espacios exteriores e interiores, tanto en suelo como en paredes. 

Este material tiene una alta durabilidad, permaneciendo en perfecto estado durante años, siempre que se le dé un adecuado mantenimiento, el cual también es extremadamente sencillo. Basta limpiarlo con un fregado simple, usando un detergente neutro y agua, con lo cual se deja libre de bacterias y gérmenes.

Es resistente a los productos químicos agresivos y a la abrasión, puede ser usado de manera intensiva sin que esto signifique que perderá su aspecto inicial y sus cualidades.

De igual manera, otro de los atributos muy valorados es su impermeabilidad. Esta ventaja permite que el agua no se filtre a las capas interiores, con lo cual se impide que la humedad lo afecte, sobre todo cuando se usa en piscinas, baños y cocinas.

También resulta una ventaja el hecho de que el microcemento es respetuoso con el medio ambiente al ser fabricado con materiales naturales. 

¿Cómo se usa?

Aplicar microcemento es mucho más sencillo que reemplazar azulejos, pero para lograr acabados perfectos lo más recomendable es contar con el servicio de aplicadores experimentados.

Sin embargo, es importante conocer los pasos básicos para su instalación. Lo primero es verificar que el área en que se aplicará esté limpia y uniforme. Se sugiere colocar en la superficie resina multiusos y secar. 

Seguidamente se mezcla el microcemento grueso con la resina multiusos, para luego aplicarla. Esto se repite con el medio y el fino, dependiendo de si es pared o suelo, lijando y aspirando entre capa y capa para no dejar residuos de restos de producto o polvo. Dejar que se seque por completo.

Lo siguiente es aplicar el sellador, el cual tendrá el acabado que se haya seleccionado, las opciones son satinado o brillo mate.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: