Clamando bajo la lluvia

altMiles de personas en la Plaça Sant Jaume se mojan por la independencia contra la sentencia relámpago del TC

 

 

 

 

Miles de personas en la Plaça Sant Jaume se mojan por la independencia contra la sentencia relámpago del TC

 

alt

 

Ni la inmensa tromba de agua ha deslucido la manifestación pacífica contra la resolución exprés del Tribunal Constitucional que tumba la ley de consultas del Parlament y el decreto de convocatoria del 9-N. Miles de personas han abarrotado esta tarde la Plaça Sant Jaume de Barcelona en paralelo a los demás actos de protesta que han tenido lugar en numerosos ayuntamientos de diferentes poblaciones catalanas.

 

Casualidad o premonición, media hora antes del inicio del acto, Carme Forcadell y Muriel Casals eran entrevistadas por TV3 en la terraza convenientemente protegida de un bar llamado “El paraguas”.

 

Con la frase “Votar es democracia, queremos votar”, el speaker del acto ha abierto el turno de intervenciones. La actriz Sílvia Bel ha leído un manifiesto que denunciaba el intento de “enmudecer la sociedad catalana” por parte del TC, que muestra “su total dependencia del poder ejecutivo y pone en evidencia el poco respeto de los poderes públicos españoles por las reglas democráticas”. El texto subraya que el conflicto “es político y no jurídico” y que el 9-N representa “una oportunidad histórica para construir unidos un país nuevo y mejor para todos”.

 

Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural, ha asegurado que el nexo común entre el calor del pasado 11 de septiembre y la fuerte lluvia de hoy era la magnitud de la movilización y ha asegurado que “no nos echaremos atrás porque estamos muy cerca de hacer realidad el sueño que muchos catalanes hemos estado esperando”. Casals ha avisado que tanto el Parlament como el Govern tienen “un mandato claro: ir a votar y expresar democráticamente el futuro que queremos para nuestro país. Somos muchos, valientes y decididos”.

 

alt

 

Contra lluvia, nieve y tribunales

 

Por su parte, Carme Forcadell ha advertido que la voluntad del pueblo vencerá cualquier obstáculo, incluso el metereológico. “Ni la lluvia, ni la nieve ni ningún Tribunal Constitucional, nada nos parará. Votaremos y ganaremos”. La  presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha dado su palabra a realizar, junto a Òmnium, una campaña masiva para pasar de la V de la Diada “que significaba votar y voluntad, a la V de victoria”. Para conseguir esta transición, ha pedido a los asistentes compromiso con el proceso y con Catalunya para “demostrar al mundo nuestra voluntad de ser un Estado libre y soberano”.

 

Quim Arrufat, (CUP), que esperaba que la lluvia no fuera “cosa del Estado español o del TC”, ha lanzado un mensaje de tranquilidad y firmeza, pese a la decisión del Govern de suspender la campaña institucional. “Todo continua hacia delante con normalidad, nos sabe mal que el Govern se eche atrás, esperemos que rectifique en los próximos días, pero la sociedad debe salir o a defender la consulta. No nos podemos rendir ante ninguna suspensión o amenaza”.

 

Joan Josep Nuet (ICV-EUiA) ha apelado a los catalanes “a no acatar un Tribunal que no tiene legitimidad democrática” y a continuar en la calle porque “sólo la unidad nos hará vencer”. El ecosocialista cree que todavía “se puede trabajar para poder votar el 9-N”. Joan Herrera también estaba presente en el acto, aunque no ha subido a la tarima.

 

Josep Rull ha acusado el gobierno español de “insensibilidad” y de manipular el TC,  aunque “ninguno de los dos podrá frenar la voluntad clara e insobornable de un pueblo con un espíritu extraordinariamente democrático”. Respecto a la suspensión de la campaña, la mano derecha de Mas ha anunciado que mañana el Parlament elegirá los miembros de la Junta Electoral de la Comisión de Control, “y éste es el elemento nuclear de la campaña” ante la guerra sucia del Estado, “que usará todos sus medios al alcance para evitar que votemos”. En este sentido, la estrategia del Govern debe ser tan constante como sutil. “Debemos evitar la confrontación a campo abierto e ir avanzando para que política y jurídicamente el proceso sea difícilmente atacable”.

 

Oriol Junqueras, al lado de Muriel Casals y Carme Forcadell durante los discursos, ha sido el primero en irse y el único líder político de los que estaban en el estrado que no ha hecho declaraciones.

 

Entre la gente, consignas como “La Constitución es la prisión” o “Presidente, ni un paso atrás”, “¿Qué quiere esta gente?, Catalunya independiente, ¿qué quiere esta tropa?, Un nuevo estado de Europa”. Ya sin la lluvia, y después de cantar “Els Segadors”, los manifestantes han permanecido media hora más ondeando esteladas y gritando “independencia” antes de empezar a dispersarse muy lentamente.

 

alt

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*