11 junio, 2021

Atento a la normativa instalación aire acondicionado en Barcelona, ¿la sabías?

La temperatura comienza a elevarse y todos quieren ir a una tienda de aire acondicionado en Barcelona para comprar un buen equipo que les garantice el clima perfecto dentro de sus viviendas. Sin embargo, la mayoría de las personas desconocen la normativa que regula la instalación de este tipo de aparatos en las fachadas de los edificios.

Los aires acondicionados tipo split cuentan con dos partes. Una de ellas se sitúa en el interior de la vivienda, pero la otra debe ubicarse en el exterior. Por lo tanto, la instalación de esos equipos no es algo discrecional del propietario de la unidad, sino que atañe a la comunidad que reside en ese edificio y a todos los habitantes de la ciudad.

¿Qué normas se aplican en estos casos?

El uso de las fachadas de los inmuebles tiene una doble regulación. Por un lado, las normas civiles pertenecientes al Derecho Privado. Por otro lado, las normas administrativas, correspondientes al Derecho Público.

Si bien en España existe una Ley de Propiedad Horizontal, Cataluña se rige por su propio Código Civil, que establece el régimen de Propiedad Horizontal en el Título 5 del Libro 5. Además, se deben tener en cuenta las ordenanzas municipales que dictan los ayuntamientos para el ámbito territorial que se encuentra dentro de su competencia.

¿Qué dice el Código Civil de Cataluña?

En el artículo 553-36 inciso 3 del Código Civil de Cataluña dice que todo aquel que quiera realizar una obra en su elemento privativo debe informar a la presidencia o administración de la comunidad. Además, si la obra fuera a afectar elementos comunes, se necesita el acuerdo de la junta de propietarios.

La instalación de un aire acondicionado afecta la fachada del edificio, que es considerada un elemento común. Por lo tanto, antes de instalar el equipo es necesario solicitar permiso a la junta de condóminos. En caso de que se proceda a instalar el equipo sin su consentimiento, estos podrían exigir que se vuelva al estado de origen, conforme al inciso cuarto del mencionado artículo.

Esta norma contiene una excepción. Si la obra ya se ha llevado a cabo y su ejecución fue notoria, se entiende que el propietario contaba con el consentimiento tácito de la comunidad. Cabe resaltar que esta excepción procede solo en caso de que la obra no comprometa la solidez del edificio y ningún miembro de la comunidad se haya opuesto a su realización en el plazo de 4 años desde su finalización.

¿Qué dice la ordenanza municipal de Barcelona?

Barcelona cuenta con una Ordenanza del Paisaje Urbano que determina todo lo que puede o no realizarse en las fachadas de la ciudad, considerados elementos comunes de todos los edificios. Esta norma cuenta con 124 artículos y 26 de ellos tratan este tema específico.

Edificios en construcción

El artículo 46 se refiere a la colocación de aires acondicionados en proyectos de construcción o rehabilitación integral de edificios. Establece que estos equipos deben instalarse en las azoteas para que no sean visibles desde la vía pública.

Antes de efectuar la instalación se debe solicitar una Licencia de Obra y presentar la propuesta de un especialista. El proyecto tiene que incluir información sobre la dimensión del aire acondicionado, con todos los elementos de entrada y salida que componen el equipo, y la ubicación del mismo.

Estructuras antiguas

Si el edificio ya estuviese construido y no se pudieran instalar los aires acondicionados en la azotea, la normativa permite que se localicen en emplazamientos de poco impacto visual. No pueden sobresalir más de 30 centímetros del plano de la fachada ni superar la altura de las barandillas de los balcones.

No está permitido perforar la fachada para instalar el equipo, debido a que estos orificios pueden dar paso a la humedad y generar gastos para toda la comunidad. Si el inmueble no cuenta con balcones, los aires acondicionados deberán instalarse detrás de la carpintería del edificio.

Aspectos comunes

Se debe tener especial cuidado con la potencia energética del aire acondicionado, ya que el uso continuo del mismo no puede generar un aumento mayor a 3º C en el aire circundante. Esta medición de temperatura tiene que efectuarse a 1.10 metros.

Además, se debe verificar el nivel de ruido del aparato que se quiere instalar. Los aires acondicionados no pueden superar los 55 decibeles durante el día. Tampoco pueden sobrepasar los 45 decibeles durante la noche, entre las 23:00 y las 07:00 horas, porque afectarían el horario de descanso de los vecinos.

¿Se puede ordenar la remoción de un aire acondicionado?

Ante el incumplimiento de la normativa civil o administrativa, se le puede ordenar al dueño del aire acondicionado la remoción del equipo, bajo apercibimiento de daños y perjuicios, o multa, según corresponda. Para evitar problemas con los vecinos y las autoridades es necesario cumplir con todos los requisitos previos a la instalación.