ARGENTINA EXIGE LA RETIRADA DE UN VIDEOJUEGO ESPAÑOL POR APOLOGÍA DEL GENOCIDIO A LOS PUEBLOS INDÍGENAS

altLa memoria histórica no es un juego. Y cuando detrás hay nada menos que un genocidio menos. Eso al menos es lo que piensa el defensor del Pueblo de la provincia argentina de Tucumán,

 

 

alt

 

La memoria histórica no es un juego. Y cuando detrás hay nada menos que un genocidio menos. Eso al menos es lo que piensa el defensor del Pueblo de la provincia argentina de Tucumán, Hugo Cabral, que ha denunciado el carácter “xenófobo” y “discriminatorio” de un videojuego basado en la conquista española de América. El juego, denominado Conquistadores del Nuevo Mundo, está siendo distribuido por la firma Fx Interactive. Cabral considera que el vídeo juego supone “la recreación del genocidio perpetrado en América, mediante la guerra de la conquista y la colonización” y ha pedido a la Justicia que ordene la eliminación de la página que lo comercializa, de todos los buscadores de Internet. Además, el defensor del Pueblo tucumano ha trasladado los hechos al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

 

Hugo Cabral, en declaraciones al diario Página 12 destacaba que “el contenido discriminatorio, racial y étnico no viene dado por el elemento lúdico del juego, sino por la situación histórica que recrea”. En este sentido, era tajante al afirmar que “hoy, cuando se recepta el reconocimiento universal de la aberración de los crímenes cometidos en el pasado contra las comunidades indígenas y de la violación de sus derechos, no puede permitirse que se agravie la memoria indígena proponiendo la recreación del genocidio perpetrado por las potencias imperiales europeas como soporte de entretenimiento”. En este sentido, el Defensor del Pueblo destaca que a diferencia de otros videojuegos como Construcción de un Imperio, donde el jugador tiene al menos la opción de elegir qué civilización quiere asumir, Conquistadores del Nuevo Mundo incita “el rol de un hidalgo español y someter a los indios con la pólvora y el acero”.

 

El Defensor del Pueblo considera que el videojuego “es lisa y llanamente apología del genocidio indígena en América, incitación a la violencia, violación de los derechos del niño, violación de las convenciones internacionales de protección a pueblos originarios, entre otras”. Hugo Cabral se muestra especialmente crítico con el hecho de que la empresa distribuidora tenga capital español. “¿Qué está pasando en España?”, se preguntaba. “Lo que sucedió con Evo Morales (en alusión a la reciente prohibición a utilizar el espacio aéreo al avión del presidente de Bolivia) y este videojuego pretenden naturalizar la prepotencia de los poderosos, la xenofobia y el pensamiento colonialista”. FX Interactive es una empresa hispanoitaliana, con sede en Madrid y Milán, especializada en crear y editar juegos para ordenador para distribuirlos en el mercado europeo y latinoamericano.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*