Madrid es una ciudad capaz de complacer las exigencias de todo tipo de viajeros. La variedad de ofertas culturales, la arquitectura, calles y vida nocturna la han posicionado como uno de los destinos favoritos de los españoles de provincia.

Esta interesante metrópolis ofrece planes para todos los gustos, pero si se visita por primera vez existen 10 sitios que no se pueden dejar de conocer. El atractivo que los rodea y la diversión que traen consigo forman parte de una experiencia que solo se podrá vivir en una ciudad como esta.

Lo primero es saber cómo movilizarse

Para poder disfrutar de los 10 sitios más interesantes de Madrid se debe saber cómo movilizarse para aprovechar al máximo el tiempo. Aunque el transporte público en la ciudad es bastante eficiente, lo mejor es acudir a Taxiaeropuertobarajas.com servicio de transporte al aeropuerto de Madrid y a cualquier otro sitio al que se quiera llegar de forma rápida, segura y cómoda.

Entre los sitios que todo turista debe visitar están:

Parque del Retiro

Este increíble parque ubicado en el centro de Madrid es una parada obligada si quieres conocer el verdadero espíritu de esta ciudad. Sus 125 hectáreas lo convierten en un oasis natural que está colmado de belleza.

Tiene múltiples jardines de arquitectura variada, el famoso Estanque Grande, el monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez.

Puerta del Sol

Esta es una de las plazas más importantes de Madrid y a los turistas no les puede faltar una foto en este legendario lugar. Aquí están el Kilómetro Cero, la estatua del Oso y el Madroño (símbolo de Madrid) y el reloj de la Casa de Correos. Este es muy conocido porque desde ahí se tocan las campanadas cada fin de año.

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor es un sitio emblemático, según algunos el corazón de la ciudad. Sus dimensiones de 129 m de largo por 94 de ancho la hacen imponente, así como la arquitectura que la rodea. Fue inaugurada en 1620 y diseñada por Juan de Herrera y Juan Gómez.

En el centro se puede apreciar la estatua ecuestre de Felipe III y alrededor la Casa de la Panadería y el Arco de Cuchilleros.

Palacio Real 

Este palacio, también conocido como el Palacio de Oriente es, tal vez, el más representativo de la monarquía española. Su construcción empezó en 1738 y concluyó 17 años después.

Observarlo es una experiencia inolvidable. Fue construido con granito y piedra blanca y su escalera principal, diseñada por Sabatini, es por completo de mármol. Alrededor están los jardines del Campo del Moro y los de Sabatini, que elevan su majestuosidad.

El Capricho 

Este parque es uno de los más bonitos de Madrid, visitarlo es imprescindible. Fue construido por orden de la duquesa de Osuna en 1787. Tiene una extensión de 14 hectáreas que están aderezadas con fuentes, plazoletas y un palacio.

El jardín cuenta con 3 estilos de jardines distintos: el parterre o francés, el inglés, y el italiano, con composiciones de setos y árboles variados. Este lugar paradisiaco está lleno de sorpresas en cada uno de sus rincones.

Jardín Botánico

El Jardín Botánico es un sitio perfecto para maravillarse de la naturaleza. En sus 4 terrazas escalonadas cuenta con más 5.000 especies de plantas traídas desde los lugares más exóticos.

Este lugar fue fundado en 1755 y está situado junto al Museo del Prado y la Glorieta de Atocha. Visitarlo es todo un placer y siempre ofrece distintas actividades y exposiciones relacionadas con el mundo de la botánica.

Barrio de Las Letras

Un lugar que los amantes de la literatura no se pueden perder es el Barrio de las Letras. Su nombre se debe a los distintos escritores del Siglo de Oro que lo habitaron. Está ubicado entre el Paseo del Prado y la plaza de Santa Ana, en una zona ideal para dar paseos sin el estrés del tráfico.

En este pintoresco lugar hay gran variedad de restaurantes y tiendas. Además, está la Casa-Museo de Lope de Vega y la iglesia de San Sebastián. Aquí está enterrado Miguel de Cervantes.

Plaza Cibeles

Uno de los sitios más célebres de Madrid es la Plaza Cibeles y su fuente. Esta fuente fue diseñada en 1782 por Ventura Rodríguez y representa a la diosa Cibeles.

Está en el centro de la ciudad, entre la calle de Alcalá y el paseo de Recoletos. En sus alrededores se puede apreciar la belleza arquitectónica de construcciones como el Palacio de Buenavista, la Casa de América y la sede del Ayuntamiento.

Museo del Prado

Visitar el Museo del Prado es una de las actividades favoritas de los turistas. Está compuesto por 2 edificios de gran belleza, el Juan de Villanueva y el Casón del Buen Retiro.

La gran variedad de obras de los más grandes artistas de la historia del arte que ocupan sus galerías lo convierten en una parada obligatoria. No es buena idea dejar Madrid sin haber visto las salas dedicadas a Velázquez y Goya.

La Gran Vía

La Gran Vía es el bulevar más visitado de la ciudad. Fue fundado entre 1910 y 1929 y conecta el Barrio Salamanca con el Argüelles. En estas calles hay un gran número de restaurantes, tiendas y teatros.

Caminar por este bulevar es una experiencia llena de oportunidades para pasarlo bien. A la vez, podrás apreciar la arquitectura de edificios como el Metrópolis y el Carrión.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: