UN DOCUMENTAL Y UN PROPOSITO

Conocí a Marc Gavaldá  hace 6 años, cuando fui a escucharlo a una conferencia de la Universidad de Cochabamba ( Bolivia).  Medioambientologo  y activista del decrecimiento con un  discurso lleno de datos escalofriantes sobre el expolio  de las multinacionales petroleras , me sedujo de inmediato.  Compré sus libros y los leí mientras componíamos raps, y tomábamos chicha.

 

 

 

 

Eduard Alter

{morfeo 258}

 

Conocí a Marc Gavaldá  hace 6 años, cuando fui a escucharlo a una conferencia de la Universidad de Cochabamba ( Bolivia).  Medioambientologo  y activista del decrecimiento con un  discurso lleno de datos escalofriantes sobre el expolio  de las multinacionales petroleras , me sedujo de inmediato.  Compré sus libros y los leí mientras componíamos raps, y tomábamos chicha.

 

 

Años más tarde le invité a participar en un festivalito llamado Lapsus con uno de sus documentales handmade .  Como siempre su discurso directo, científico y activista  estaba allí pero , a diferencia de sus libros, aquella cámara era caótica y demasiado punk para llegar a un público potencialmente  interesado en el tema. 

 

De esa carencia de lenguaje audiovisual  salió la propuesta que le hice. Habíamos montado una productora,  Perla28  y ya hacía tiempo que estábamos grabando y enseñando audiovisuales en barrios difíciles de Barcelona, como la Trinitat Vella y La Mina. Siempre atentos a los conflictos locales.

 

La propuesta fue  hacer juntos el próximo Documental .  Yo aportaba la experiencia en producir y el acceso a material bueno y él tenía el tema y su gran experiencia en documentales de guerrilla.

 

Así  fue,  poco tiempo después me llamó y me habló de Camisea, una central de Gas en medio de la Amazonía peruana, que estaba considerada cómo una de las reservas más importantes a nivel mundial. Lo que amenaza en convertir toda la zona de selva virgen en un enjambre de  pozos y gasoductos,  al río Urubamaba en una autopista de botes de carga y  al Perú en el País más exportador de gas de toda América Látina  con los precios más bajos .  Luego me habló de Bagua , de la matanza del 2009 ,  dónde Alan García envió al ejército para reprimir a la población Amazónica, levantada para defender los derechos sobre sus tierras ancestrales, invadidas y contaminadas por las petroleras,  y  que se defendieron de los ataques gubernamentales con palos y piedras.  También oí por primera vez el nombre de Alberto Pizango , presidente de AIDESEP , exiliado forzosamente a Nicaragua acusado de instigar a los Achuar para enfrentarse violentamente al ejército nacional.  Y el de  Lily la torre , abogada veterana con la que luego compartimos horas de conversaciones apasionantes  en su casa de Lima.

 

Le dije que sí , sin dudar, que adelante y así empezamos a reunirnos periódicamente para  hilvanar toda la trama de guión , producción y financiación que requería el proyecto.

 

Al equipo se unió Jordi Salvador, un amante de los documentales , que aportaba claridad discursiva al documental  y un ojo de fotógrafo necesario para garantizar la calidad de la imagen .  Durante casi año y medio estuvimos dale que dale.

 

Como siempre , y más en documentales de éste tipo, el problema de la financiación era grande.  Casi ninguna empresa o productora quiere  aportar dinero a un documental de denuncia donde nombres como Repsol o Shell iban a salir malparadas.  Y si existía alguna,  la maldita crisis no ayudaba. Por lo que recurrimos a dos métodos, más  acordes a nuestro espíritu participativo y popular:

 

. A) eventos presenciales y experienciales , basados normalmente comidas populares  a precios bajos y mostrar documentales y exposiciones sobre la temática y B) Utilizar el incipiente movimiento crowdfunding basado en la microfinanciación por internet a través  plataforma Verkami, con dos objetivos , el de recolección de fondos y el de publicitar nuestro proyecto y por lo tanto de la problemática existente.

 

El éxito de éste método fue rotundo, y se consiguió casi doblar la primera propuesta de 3.500 euros que sólo cubría pasajes de avión y manutención de dos personas.  

 

120 micromecenas y dos Ong aportaon fondos necesarios  para que finalmente fueramos tres personas a Perú y pudiéramos cubrir las tareas de producción ,  realización, grabación de audio y video,   con las garantías y la ganas necesarias .  

 

Entre Junio y Agosto  de 2011, un equipo de tres documentalistas y una lista de contactos que han resultado vitales y espectaculares por su aportación informativa, hemos grabado más de 40 horas de imágenes , entrevistas, seguimientos,  pozos de gas  y un largo etcétera .

 

Nuestro trabajo en constante progreso se puede seguir en el Blog www.alertamazonica.wordpress.com, y pronto pensamos en dar de alta una web en la que poder ir depositando el material que no quepa en el documental. Entrevistas sobretodo que por lo comprimido del tiempo comercial no cabrán el un documental de 52 minutos pero que por su importancia queremos que se visualice en un soporte Web.

 

Ahora nos encontramos en el arduo y mágico proceso de Edición y creemos que lo tendremos antes  de Enero de 2011.

 

Ese encuentro en Bolívia, pues , inició algo que hoy se está cumpliendo, pese a que nada es fácil no dejo de pensar en que  cuando uno tiene un propósito, la suficiente  tenacidad  por cumplir los sueños, la militancia intelectual  y  la imaginación necesaria  es capaz de tirar adelante  el más utópico de los proyectos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*