UN AÑO DE EXCLUSIÓN SANITARIA

La plataforma Yo , Sanidad Universal, creada para la defensa y promoción de la sanidad pública universal, celebró este 19 de octubre en Madrid una asamblea general apenas un mes después que se cumpliese el primer aniversario

 

 

La plataforma Yo , Sanidad Universal, creada para la defensa y promoción de la sanidad pública universal, celebró este 19 de octubre en Madrid una asamblea general apenas un mes después que se cumpliese el primer aniversario de la entrada en vigor del RDL 16/2012, que regula la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares, una cifra que podría alcanzar las 875.000 personas. La plataforma pide desobedecer el decreto ante los “cientos de casos de exclusión sanitariaque ya ha provocado su aplicación en todo el estado.

 

 

 

Una reforma del sistema sanitario que ha ocasionado importantes cambios en la legislación y que ha provocado que, desde el pasado año, miles de inmigrantes irregulares tengan únicamente derecho a la atención en urgencias. El gobierno del Partido Popular avanzó además la propuesta de que los inmigrantes contratasen pólizas de sanidad, con un coste aproximado de 60 euros al mes para los menores de 65 años y 157 euros para los que superasen ese límite de edad. Un coste poco asumible para la mayoría de las personas en situación irregular según han venido señalando profesionales, colegios profesionales y sindicatos del sector sanitario.

 

 

La organización, surgida del movimiento 15M, está realizando una amplia movilización en todo el estado para que la cuestión de la exclusión sanitaria deje de ser “invisible” para la sociedad, en un caso similar a la actividad realizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). En esta movilización, una parte importante de la actividad de la Plataforma la realizan los grupos de acompañamiento que son los encargados de guiar a los inmigrantes sin papeles para que reciban asistencia sanitaria. Cada  uno de estos grupos -en Barcelona, funcionan siete, en Valencia, tres y en Madrid, 20, aunque existen en más ciudadesfunciona de modo autónomo, con una asamblea semanal y un número de teléfono para atender consultas. En su actividad contra esta reforma en la atención sanitaria, Yo , indica que ha analizado la nueva legislación y las normativas autonómicas, y ha encontrado los resquicios por los que se puede conseguir la atención médica, el seguimiento y los fármacos financiados. Una situación que la mayoría de profesionales del sector desconocen como también que existen mecanismos para solicitar medicación por escrito a la Administración para las personas sin tarjeta sanitaria. De esta forma, la plataforma organiza reuniones y talleres con profesionales del sector sanitario, además de elaborar manuales de desobediencia al real decreto.

 

 

A la campaña de concienciación desarrollada mediante carteles y tarjetas sanitarias falsas con la palabraexcluida” y los nombres de los dos inmigrantes ilegales –Alpha Pam y Soledad Torricofallecidos desde la entrada en vigor del decreto, se ha sumado también un manifiesto de defensa del modelo de sanidad pública en el cual afirman que el decreto aprobado por el gobierno del Partido Popular ha “fulminado” el modelo de sanidad universal parasumirse en un modelo de aseguramiento, excluyente e injusto. Desde hace un año, miles de fronteras se han levantado en nuestros barrios. Podemos asegurar que los centros de salud y hospitales han pasado a ser lugares accesibles solo para algunas personas y el derecho a la salud se está convirtiendo en un negocio para los de siempre“, continúa una plataforma que se muestra convencida que con las medidas impuestas por el gobierno Rajoyquien tenga dinero tendrá sanidad, quien no, deberá (sobre)vivir con la enfermedad“, y defiende que la población se mereceuna Salud Pública de todas y para todas“.

 

 

El nuevo sistema de aseguramiento va en detrimento de la universalidad y nos condena a vivir en una sociedad más enferma, con mayor exclusión y desigualdad”, denuncian desde Yo , que inciden en que miles de inmigrantes han perdido su derecho de asistencia médica, con consecuencias potencialmente graves al dejar de recibir tratamientos y medicación. “La población inmigrante sin papeles en regla vive una situación de desamparo. Los largos trámites burocráticos a los que se enfrentan para recibir atención médica, junto con su miedo a ser exportados acentúan la exclusión sanitaria provocada por el sistema”, insisten desde la organización de defensa de la atención sanitaria universal.

 

 

La plataforma, que cuenta con redes de apoyo que funcionan ya por todo el país, afirma que no se puede consentiruna política que mata y mientesobre la “consecuencias reales” del decreto y llama a la “desobediencia ciudadana“.  Además señala que el discurso oficial del gobierno central y del Partido Popular marcan a los inmigrantes irregulares como los culpables del “derroche y despilfarro de la sanidad pública”, con lemas repetidos de forma insistente como “abusan de la sanidad”, “no contribuyen a mantener el sistema”, “reciben más beneficios sociales”, “restringir su acceso a la sanidad supondrá un gran ahorro”. En este sentido, desde Yo , advierten que “ellos hablan de cifras, de falsos ahorros, nosotras hablamos de derechos fundamentales. Ellos hacen las leyes, a nosotras nos toca enfermar y pagar, o morirnos en casa. Pues bien, no vamos a consentirlo, vamos a seguir luchando juntas por recuperar nuestro derecho a la salud, a la vida, a la buena vida. Hay gente enferma, fácilmente curable, sufriendo en soledad en sus casas, excluidas del derecho a la atención sanitaria“, finalizan en un manifiesto que continua en su línea de trabajo para derogar la reforma del sistema sanitario y mantener la atención sanitaria universal.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*