Mi nombre es Adela Hernández, soy del estado de Oaxaca, México; me gustaría compartir con la sociedad parte de mi historia, ya que mi hermana fue desaparecida desde el año 2005, y hasta al día de hoy no ha podido ser encontrada.

Cuando denuncié la desaparición de mi hermana, no pude recibir la orientación legal que necesité, esto debido a la omisión y a la negligencia de todas las autoridades involucradas en el caso, por lo que nunca se realizó una investigación seria que me ayudara a su localización.

Pienso que es muy importante poder compartir con la sociedad todo el drama al que nos enfrentamos al tener un familiar desaparecido, y que esto pueda servir para sensibilizar a la población de este grave problema social.

Además, la falta de sensibilización y profesionalismo por parte de las autoridades para abordar este tipo de casos, es bien conocida, pero a pesar de esto, es necesario hacer mucha labor de concientización al respecto.

Por todo lo anterior, decidí hacer un llamado a todo productor de cine interesado en realizar una película de mi vida narrando mi situación, pienso que, al exponer públicamente mi caso, esto ayudaría a generar más conciencia en las autoridades y en la sociedad en general de la urgencia que tiene atender este tipo de problemáticas.

Asimismo, es necesario hacer difusión de la gran importancia que tiene para los familiares afectados recibir asesoría legal especializada, así como también, recibir apoyo moral, esto suena lógico, pero muchas veces no sucede así, y por eso, es necesario concientizarlo.

Debido a la complejidad de la situación, la persona también debería recibir apoyo psicológico, ya que el desgaste emocional es abrumador. El buscar un familiar desaparecido requiere mucho tiempo y dinero, por lo que también deberíamos recibir apoyo de tipo económico.

Nuestra fe es puesta a prueba diariamente, al no saber cuándo encontraremos a nuestro familiar y si lograremos hacerlo, constantemente cuestionamos si podremos salir adelante y cómo lo haremos, por lo que también sería conveniente recibir apoyo de tipo teológico.

Pienso que para muchas personas que atraviesan por una situación similar, sería de gran ayuda pasar al final de la película fotos de sus familiares desaparecidos, y con esto pedir el apoyo de la sociedad para su localización.

Tengo la firme convicción de que todos de alguna manera podemos contribuir a que esto deje de suceder, o al menos pueda disminuir.

  • Adela Hernández López
  • +(52) 951 114 46 53
  • México, Oaxaca.
Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: