Rey Gitano

altA vecestener que ver películas como Rey Gitano se transforma en un ejercicio penoso, poco gratificante, son dos horas de “cine” que a veces te quiere expulsar de la sala, de nada sirve contar con actores que por solos pueden aguantar el exceso de metraje,

 

 

alt

 

A vecestener que ver películas como Rey Gitano se transforma en un ejercicio penoso, poco gratificante, son dos horas de “cine” que a veces te quiere expulsar de la sala, de nada sirve contar con actores que por solos pueden aguantar el exceso de metraje, de actores muy conocidos con carisma haciendo de secundarios, de otros que disfrazados parecen otra cosa. Pero cuando todos estos elementos se entrecruzan dentro de un guión cutre, con una historia descabellada o “gamberra” como dice el director, con diálogos y situaciones que dan vergüenza ajena, y para hacerlo todavía más cochambroso con chistes casposos y repetidos, un montaje falto de ritmo y metraje excesivamente largo y repetitivo, el resultado es este Rey Gitano

 

Arturo Valls disfrazado como le gusta mostrarse habitualmente en los programas televisivos es Gaje, estereotipo de gitano, un imposible heredero al trono de España, hijo bastardo del rey; una confesión de su madre, La Chata (Pilar Bardem) en el lecho de muerte le revela la buena nueva, y este gitano camela y contrata a una pareja de detectives imposibles, para conseguir el ADN real. Los detectives son Jose Mari y Primitivo, Karra Elejalde y Manuel Manquiña, actores que triunfaron hace años con Airbag, película de Juanma Bajo Ulloa que fue éxito de taquilla en 1997. Si además pones a una Dolores “choni”, María León la chica sexy, Junior un pajillero Albert Pla y otros actores famosos como Charo López, Rosa María Sarda y Santiago Segura, personajes que imitan a la nobleza, el poder económico y político internacional, junto con el poder casposo nativo y aderezado como una Road movie deslavazada, todo acaba dando pie a una secuela que espero no se produzca.

 

Los éxitos alcanzados por otras películas españolas en estos últimos tiempos y una publicidad machacona aunque escasa puede hacer que los posibles espectadores acudan a las salas de exhibición frescas en verano, pero creo que este estilo de películas no llevan a revitalizar la industria del cine español, aunque viendo otras producciones parecidas del Hollywood millonario, pues quizás sea necesario este tipo de cine aunque podemos prescindir de su visionado. Rey Gitano tiene la misma creatividad que las películas de Pajares y Esteso, y suena a película vieja, quizás lo que el director quiere criticar esconde esa poca imaginación que quiere trascender pero se queda en la zafiedad y falta de recursos de guión, y ahí poco pueden hacer las interpretaciones de los protagonistas y su carisma ante las cámaras.

 

Airbag de fondo y referencial, trazas de Torrente, algo de Fesser, algún toque en la distancia a los maestros Berlanga y Buñuel, pero con la tontuna de un mala historieta de El jueves, con esos mimbres no se hace un cesto que contenga lo que representa esta España contemporánea, esto requiere además de mala leche y buenos actores, más inteligencia, a la película Rey Gitano le sobra escatología y chiste facil y su desarrollo es torpe

 

Estreno 17 de julio de 2015

alt

 

Guión y dirección: Juanma Bajo Ulloa

Reparto: Manuel Manquiña, Karra Elejalde, Arturo Valls, María León, Rosa María Sarda,Charo López, Albert Pla, Pilar Bardem, Santiago Segura…

Revista Rambla - Suscriptores

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.