A raíz de la pandemia de COVID-19, nuestros estilos de vida han tenido que cambiar más rápido de lo esperado. Tenemos que adaptarnos a nuevas formas de socializar, jugar e incluso trabajar. El teletrabajo, anteriormente realizado por un puñado de personas, se ha convertido en una práctica más común para todos los trabajadores de oficina, elevando los números a cifras sin precedentes. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 27% de los empleados en países como España trabajan desde casa.

Según Great Place to Work, solo el 0,5% de los trabajadores regresan a la oficina cuando deciden hacerlo una vez que la emergencia pandémica ha terminado y la organización correspondiente les aprueba para regresar a la oficina. ¿Por qué? Es bien sabido que el teletrabajo ofrece innegables ventajas como la comodidad, la flexibilidad horaria o el ahorro en el tiempo de desplazamiento, que son algunas de las ventajas que buscan los trabajadores. Pero, ¿sabías que es necesario preparar tu hogar para el teletrabajo? ¿Sabías que la comodidad es más importante que el rendimiento? ¿Cuáles son los pros y los contras del teletrabajo?

Prepárate para teletrabajar

Gracias al auge del teletrabajo, los trabajadores y autónomos ahora tienen una mejor gestión del tiempo, lo que les permite coordinar mejor su vida laboral y personal. Así como el teletrabajo nos aporta un conjunto de ventajas, es importante contar con un conjunto de requisitos mínimos para mantenernos productivos y lo más cómodos posible.

  • Materiales necesarios

Si trabaja desde casa, sabe que tiene que usar un ordenador, portátil o tablet para trabajar. Estos dispositivos nos permitirán realizar nuestro trabajo. Además, si es necesario, te recomendamos llevar material de oficina cuando vayas: impresora, papel, bolígrafos, etc. Aunque hoy en día la mayoría de los trámites se realizan digitalmente, le informaremos si aún necesita estos artículos.

  • Conexión a Internet

Así como tener un dispositivo que puedas usar para trabajar, tener acceso a internet para poder trabajar con él es otra necesidad, no solo para poder realizar tus tareas, sino para poder mantenerte en contacto con tu equipo de trabajo, mantenerte actualizado y Comparte el proyecto. Lo ideal es tener internet de alta velocidad para que podamos evitar problemas de conexión que pueden derivar en otros problemas más graves. Además, es casi imprescindible que los servicios que presta la empresa no estén restringidos o al menos que podamos cumplir con el horario laboral estipulado.

  • Disciplina y motivación

Cuando se trabaja desde casa, es importante mantenerse enfocado y motivado. Podemos distraernos fácilmente, pero debemos ser disciplinados y no perder de vista nuestros objetivos. Para seguir trabajando, debemos mantener las limitaciones que imponemos, comprender qué nos puede estar frenando y encontrar soluciones. De esta manera, podemos asegurarnos de que trabajar desde casa sea más fácil.

  • Responsabilidad

Trabajar desde casa no significa renunciar a todas nuestras responsabilidades en la oficina. Algunos pueden pensar que trabajar desde casa es un ritmo más lento, pero lo cierto es que, en general, los trabajadores encuentran más motivación en casa, por lo que buscan alcanzar sus objetivos y hacer bien su trabajo.

Ventajas del teletrabajo

Hace unos años, trabajar en un ordenador en casa parecía imposible para tener un ingreso regular. Hoy en día, esta es una práctica común y también tiene las siguientes ventajas:

  • Serenidad: Por supuesto, no todas las oficinas son iguales, y algunas tienen un gran ambiente de trabajo, pero en general, si trabajamos desde casa, podemos evitar posibles distracciones de otros colegas. Si ves que te resulta muy difícil, existen áreas de coworking destinadas a evitar al máximo las distracciones.
  • Ahorre tiempo y dinero: Se estima que el trabajador medio dedica unos 27 minutos al día a desplazarse al trabajo, y cuando se le suma el coste del combustible o de los abonos de transporte, trabajar desde casa es un gozo para nuestra calidad de vida y para nuestro bolsillo.
  • Flexibilidad: Coordinar nuestra vida personal y laboral es mucho más fácil para los empleados que teletrabajan, gracias a que podemos gestionar nuestro tiempo como queramos.

De hecho, puede haber inconvenientes, como el aislamiento o problemas debido a la falta de comunicación personal, pero estos pueden abordarse con las nuevas tecnologías, y hoy en día es más fácil que nunca comunicarse desde cualquier parte del mundo. Y, al poder administrar nuestro tiempo, podemos socializar más con nuestros círculos más cercanos.

Por eso no tenemos dudas de que el teletrabajo ha llegado para quedarse.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: