Prevenir el robo de tu moto en Barcelona

Motos robadas Barcelona

Pasear en moto es una de las experiencias más agradables que hay, el poder sentir la brisa en el rostro y evitar el pesado tráfico son algunas de las cosas más significativas de ir en estos vehículos, pero últimamente su creciente uso y popularidad en el territorio han hecho que se conviertan en el principal blanco de robos y sucesos violentos.

A continuación, algunas precauciones sobre qué hacer para evitar ser víctima de un robo, así como también dónde encontrar los mejores accesorios para garantizar la seguridad del vehículo durante su permanencia fuera de casa.

Ir en moto por la ciudad

Solamente en la ciudad de Barcelona hay aproximadamente 214.000 motocicletas censadas. Es un número considerablemente alto en comparación al resto de las ciudades del país y eso se debe a la creciente preferencia que le ha sumado el público que busca evitar cualquier tipo de retrasos y congestiones en el tráfico.

En buena parte, esto es una señal de que las personas son conscientes de la cantidad de vehículos que hay en todas partes y que simplemente quieren mejorar su calidad de vida, al evitar ocupar el espacio que ocupa un coche, así como el impacto medioambiental que causa.

No obstante, la gran cantidad de motos registradas en la mencionada ciudad ha traído otro tipo de problemas como el hurto y el robo. Tal asunto ha pasado a ser una preocupación en los propietarios que, bajo esta emergente necesidad, deben informarse mejor sobre las consideraciones que hay que tener en cuenta respecto a los equipos y situaciones para evitarlos.

Los robos de moto

Existen diversos accesorios que dificultan que una moto pueda ser hurtada. Muchos son de fácil obtención y uso, pero lo importante es saber cuáles son los más confiables y duraderos. Por ejemplo, los candados de moto son una forma muy simple de asegurarse de que la moto va a permanecer en su sitio.

Existen los candados de mala calidad o que simplemente tienen un mecanismo sencillo que muchas veces suele ser violentado por manos hábiles. Es importante tener en cuenta, que cuando se habla de seguridad lo último que hay que considerar es adquirir accesorios baratos o de segunda mano. Estos, con mucha certeza, pueden no ser confiables cuando se necesita.

Los candados Artago son una de las mejores maneras de invertir en la seguridad del vehículo. Este fabricante ofrece los mejores candados en “u”, de disco, tipo pitón y cadenas con candado que se pueden encontrar en el mercado. Todos los productos están hechos para soportar el uso diario.

Proveerse de accesorios de calidad para prevenir los robos

Los hábitos no son la única cosa necesaria para evitar el robo de las motos. También es importante contar con algunos accesorios que permitan asegurar el vehículo a su lugar o inclusive para rastrearlo tras algún hurto.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la ayuda de Iván Sol, fundador de acmotos, una tienda especializada en accesorios de moto, quien explica que existe gran variedad de elementos, de distintas formas y tipos, que hacen posible proteger con efectividad una moto.

Expresa que solo se requiere que el propietario seleccione el artículo que mejor se ajuste al modelo particular de su moto, a sus necesidades y a sus preferencias y lo utilice adecuadamente en cada ocasión que sea necesario. La perseverancia en el uso correcto de los dispositivos de seguridad, reduce las probabilidades de hurto.

Estadísticamente se ha encontrado que, por fortuna, son pocos los casos de robos violentos a manos del crimen organizado, por lo que la integridad física del piloto rara vez sufre riesgos. Por otra parte, también son pocos los casos en los que se recupera el vehículo robado. Por esa razón, lo único que queda es reforzar las medidas de seguridad para evitar estos incidentes.

Algunas consideraciones

Un robo puede ocurrir en cualquier momento y lugar y puede tomar no más que una docena de segundos. Indiferentemente del caso, es importante ser tan precavido como se pueda y tratar de hacerle la faena al malhechor, lo más complicada que se pueda. El caso es, que se logre reducir considerablemente la probabilidad de que ocurra el robo (o por lo menos evitando que sea en determinados lugares).

El modo de operación y su prevención

Los delincuentes suelen realizar sus perpetraciones a cualquier hora. Tienen preferencias por modelos de motos en particular y suelen tener no más de tres formas diferentes de robar (cuando se habla de crimen organizado). Por lo general ellos se interesan por las piezas del vehículo, porque tras obtenerlo, proceden a despiezarlo para que tales piezas ingresen en un mercado clandestino que las oferten a precios inferiores a los que se formulan en tiendas especializadas.

Entre las motos más buscadas por los delincuentes está la Honda Scoopy. Esta Scooter es la que más denuncias por robo tiene, y aunque no lo parezca, la gran mayoría de estos incidentes ocurre por descuidos de sus propietarios.

Tras algunos análisis se ha concluido en que esos robos ocurren de la mano de jóvenes entre 20 y 27 años. Estos esperan en zonas poco frecuentadas a que alguien con una moto se detenga allí para posteriormente despojarlo del vehículo. En la cercanía suele haber una furgoneta con capacidad eficiente para alojar varias motos y para poder trasladarse de lugar a otro con mayor rapidez.

Medidas para reducir el riesgo de robo

La mejor forma de evitar el robo o el hurto de la moto consiste en tener algunos hábitos de seguridad. El primero radica en utilizar siempre el sistema de seguridad del vehículo ante cualquier parada que se haga por corta que sea (aun si se considera suficiente bloquear la dirección de la moto) y hacerlo a un elemento fijo que garantice un anclaje sólido.

También existe otro tipo de bloqueos para el vehículo, como accesorios que se colocan en el disco, llanta o inclusive en el mecanismo de arranque de la moto. Todas estas opciones se deben considerar siempre que se puedan, para imposibilitar el uso del vehículo a personas no autorizadas.

Otra forma es al adquirir un seguro para la moto. Esto último, para garantizar que se podrá indemnizar de alguna forma la pérdida  que se haya sufrido en el eventual caso de hecho consumado.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.