El verano, con sus días largos, clima cálido y vibrantes colores, crea un ambiente que parece hecho a medida para las relaciones humanas. Desde una perspectiva psicológica y social, hay varias razones que explican por qué mantener relaciones, tanto amistosas como románticas, es más fácil en esta estación del año. A continuación, te mostramos los motivos por los que suele ser más fácil mantener relaciones en verano.

1- Clima y estado de ánimo

Una de las claves que hacen que en verano tengamos más ganas de tener relaciones es el clima y el estado de ánimo, según esta prestigiosa agencia de lujo de Barcelona el buen clima del verano impacta de una manera positiva en nuestro estado de ánimo.

Como nos comentan las escorts, en verano los días son más largos y soleados. Es el propio sol y las buenas temperaturas las que hacen que seamos más felices. Esa felicidad no solo se debe a las vacaciones, también a que los niveles de serotonina aumentan. Un mejor estado de ánimo facilita las interacciones sociales, ya que estamos más predispuestos a buscar compañía y disfrutar de las actividades compartidas. Ese es uno de los motivos por los que se ha demostrado que en verano se suelen tener más relaciones.

2- Tiempo libre y vacaciones

Otro de los motivos por los cuales las relaciones en verano aumentan de manera importante es porque hay más tiempo libre gracias a las vacaciones. Cuando una persona tiene más tiempo libre, entonces puede dedicar más tiempo a las relaciones personales.

Las vacaciones, en particular, ofrecen una oportunidad para pasar tiempo de calidad con amigos y seres queridos, lejos del estrés cotidiano. Este tiempo juntos, libre de las tensiones diarias, puede fortalecer los lazos emocionales y mejorar la comunicación. Por ejemplo, si un amigo y una amiga van de vacaciones juntos, gracias a las vivencias vividas esa relación de amistad en muchas ocasiones se suele transformar en una relación amorosa. Eso se debe a que el tiempo libre permite ver cosas que de otra manera no se podrían vivir.

3- Eventos sociales y fiestas

En verano suelen ser comunes las fiestas y el alcohol. Este último suele hacer que las personas se vuelvan más abiertas y en consecuencia no tengan tantas dudas a la hora de conocer gente y comenzar una relación amorosa. En ocasiones esas relaciones pueden ser temporales, pero algunas de ellas se pueden traducir en relaciones a largo plazo.

Conciertos, ferias, y celebraciones al aire libre proporcionan múltiples oportunidades para socializar. Estos eventos suelen ser ambientes donde las personas están más abiertas y receptivas a conocer a otros, lo que facilita el establecimiento de nuevas amistades y relaciones. Además, la atmósfera festiva y relajada de estos eventos contribuye a una mayor apertura emocional y disposición a la interacción.

4- Vestuario veraniego

Otra de las principales causas que hacen que en verano las relaciones aumenten de manera importante es el vestuario que llevan las personas. Como puedes imaginar, el calor hace que las personas lleven ropa más suelta, ligera y sexy. Y es ese vestuario el que más incita a que las personas puedan tener relaciones sexuales.

Cuando vamos por la calle tendemos a ver a las personas con menos ropa, eso crea una mayor tensión sexual, a la vez que el vestuario veraniego también ayuda a que las personas se sientan con más confianza. Todo eso hace que las personas sean más sociables y accesibles.

Sin lugar a dudas, el vestuario más sexual hace que las personas tengan más interés en dar el paso y en consecuencia apostar por las relaciones.

5- En verano siempre hay más energía

Se ha demostrado a través de muchos estudios que en verano las personas suelen tener más energía, siempre y cuando no haya temperaturas excesivamente elevadas. Cuando una persona tiene más energía, tiende a salir más a la calle y en consecuencia a hacer más cosas.

Cuando una persona hace cosas, no solo beneficia a la salud, también al estado de ánimo. Y es aquí cuando la persona se ve beneficiada. Cuando una persona está feliz, tiende a relacionarse mucho más y algunas de esas relaciones terminan por traducirse en relaciones. Se ha demostrado que una de las mejores épocas del año a la hora de socializar es el verano. Por ese motivo los expertos recomiendan aprovechar el verano para disfrutarlo al máximo, sin importar la edad.

6- Se hacen cosas diferentes

En verano se suelen hacer cosas diferentes, como por ejemplo, disfrutar de las aventuras y experiencias nuevas. Como nos informan desde wikiorgasmos.com, en verano se suelen disfrutar más de los afrodisíacos y los orgasmos. Al fin y al cabo, muchos de los alimentos afrodisíacos se caracterizan por ser alimentos de temporada de verano. Todo eso ayuda a que los orgasmos y el placer sean mayores.

Si los sumamos a las propias aventuras que se disfrutan en verano podemos conseguir un cóctel que puede traducirse en mayores relaciones. Esas relaciones no siempre son con la misma persona, sino que en ocasiones pueden llevar a la persona a ir cambiando de persona.

Es importante recordar que las experiencias nuevas y emocionantes liberan dopamina, el neurotransmisor asociado con el placer y la recompensa, lo que fortalece las conexiones entre las personas que comparten estas aventuras.

7- Contacto físico

A pesar de las altas temperaturas, en verano también suele haber más contacto físico que en otras épocas del año. En cierta manera, el contacto surge porque las personas suelen ir más sexys y eso anima al contacto. Pero también influyen otros factores como la alegría y la reducción de estrés entre otros muchos.

Gracias a ese contacto físico es más fácil que las personas se tengan más cariño y que el cariño termine por traducirse en una relación. Volviendo al ejemplo de los amigos, en verano se pueden abrazar más y tocar. Esos tocamientos pueden hacer sentir cosas que sumado a otros factores mencionados anteriormente se pueden traducir en una relación que será más que una simple amistad.

Lo que está claro es que el verano suele ser una época en la cual las relaciones suelen ser más comunes, gracias en parte a esa felicidad extra que se suele disfrutar en la época veraniega.

Redacción en Revista Rambla | Web

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: