Si tenemos planeado viajar fuera de la Unión Europea o por razones laborales tenemos que trasladarnos temporalmente a otro continente, deberíamos plantearnos la obtención del Permiso de Conducir Internacional.

Este documento, regulado por la Convención de Ginebra de la ONU sobre el tráfico rodado de 1949, nos permitirá alquilar coches o conducir vehículos de terceros sin arriesgarnos a sanciones o multas expedidas por las autoridades de los países de destino (en algunos casos penadas con fuertes recargos económicos). Y es que nunca se sabe cuando nos tendremos que poner a las manos de un volante, ya sea por placer, necesidad o urgencia.

Para ciudadanos españoles que quieran conducir en el extranjero, el Permiso de Conducir Internacional es imprescindible siempre y cuando viajen fuera de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo (Liechtenstein, Islandia o Noruega) o de países en lo que está vigente un tratado bilateral referente a la circulación de vehículos y el transporte de mercancías o pasajeros.

Requisitos

El requisito indispensable para solicitar esta licencia de conducción universal es ser mayor de 18 años y tener en vigor nuestro permiso de conducir español. Esto significa que no debemos tenerlo caducado, suspendido por alguna sanción o sin puntos.

Aparte de aportar el carné de conducir, también necesitaremos acreditar nuestra identidad con el DNI, el pasaporte o el NIE. Además, deberemos facilitar una fotografía actual tipo carné. Todo ello podemos realizarlo de forma presencial o por internet.

Cómo obtenerlo

Obtener el carnet de conducir internacional es más fácil y cómodo de lo que parece. En la era digital casi todo puede conseguirse a través de internet, incluso carnés, licencias o autorizaciones.

Por poner un ejemplo, la Internacional Drivers Association, que procesa solicitudes oficiales de más de 165 países de todo el mundo, dispone de una página web muy intuitiva con la que en menos de diez minutos podemos solicitar el carné internacional de conducir, también en formato digital, a través de sencillos formularios y verificando nuestra identidad.

Para su obtención no se requiere ninguna prueba, pues acreditamos nuestras aptitudes físicas y psíquicas mediante el carné de conducir español. Simplemente, debemos esperar a que nos validen la información aportada y abonar las tasas que nos soliciten, que para este caso se sitúan entre los 60 y 80 euros, dependiendo del periodo de validez del permiso.

Lo que obtenemos al final del proceso es, por un lado, un folleto impreso de 16 páginas que contiene todos nuestros datos (incluidos firma, fotografía, nacionalidad y país de residencia), el periodo de validez de la licencia (de 1 a 3 años) y los vehículos que podemos conducir (traducido a 12 idiomas).

Por otro lado, conseguiremos el mismo folleto en formato digital (PDF), que podemos almacenarlo en el smartphone y mostrarlo al instante. Finalmente, también se nos entregará el clásico carné de conducir -que podremos llevar en la cartera o billetera junto con otros carnés o tarjetas- con nuestra fotografía, datos personales, firma, etc. Toda la documentación nos llegará por mensajería a la dirección que indiquemos durante el proceso de obtención y validación.

Validez

Como se trata de un permiso de conducir pensado para personas que viajan o se desplazan a otros países para trabajar durante un tiempo determinado, la validez del carné de conducir internacional es de 1 a 3 años. Durante este periodo podemos usar el Permiso de Conducir Internacional en cualquiera de los países que lo acepten.

Sin embargo, si vamos a residir más tiempo en un país de destino, entonces deberemos renovar el PIC regularmente o bien, informarnos con las autoridades locales sobre como convalidar nuestro carné de conducir original y, si es necesario, realizar las pruebas reglamentarias que nos exijan.

Países que lo aceptan

El Permiso de Conducir Internacional está aceptado en la mayoría de los países del mundo, salvo algunas excepciones como China continental, las dos Coreas y, en según qué casos, en Japón. Por su parte, Emiratos Árabes Unidos (EAU) o Arabia Saudí no aceptan el formato digital de la licencia, por lo que tendremos que llevar encima los papeles reglamentarios.

Sin embargo, es aconsejable preguntar a las autoridades de tráfico, embajadas, oficinas de turismo o incluso a empresas de alquileres de coches del país de destino para asegurarnos. También es necesario llevar con nosotros el carné de conducir expedido por la Dirección General de Tráfico -en el caso de España- como complemento del PIC.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: