NOCHE DE FUEGO Y BRUJAS

altDesde tiempos prerromanos, la llegada del solsticio de verano ha sido motivo de celebración. Se conmemora este fenómeno astronómico, encendiendo mágicas hogueras que pretenden “dar más fuerza

 

 

Desde tiempos prerromanos, la llegada del solsticio de verano ha sido motivo de celebración. Se conmemora este fenómeno astronómico, encendiendo mágicas hogueras que pretenden “dar más fuerza al sol” en su camino hacia el solsticio de invierno y alejar a seres fantásticos que aparecen en la noche más corta del año.

 

alt

 

En Cataluña con la llegada del verano (23 de Junio) se celebra la festividad de San Juan. La “Revetlla de Sant Joan”, también llamada popularmente, la Nit de les Bruixes (Noche de las Brujas); o la Nit del Foc (Noche del Fuego), es una celebración popular y mágica que evoca las fiestas ancestrales en honor al rey SOL.

 

La Nit del Foc (Noche del Fuego): En nuestros días, es habitual celebrar reuniones familiares o participar en fiestas populares alrededor de una hoguera para conmemorar la llegada del verano. En todas las fiestas, la noche se llena de luz, color y sonido, gracias a los fuegos artificiales, petardos y cohetes que niños y mayores lanzan sin descanso hacia un cielo mágico y misterioso. En todas las mesas ocupa un lugar destacado un plato típico de la repostería tradicional catalana, la “Coca de Sant Joan”.

 

La Coca de San Juan es un dulce tradicional que antiguamente tenía forma circular con un agujero en medio, tratanto de recordar el disco solar. La coca se comía “al ras”, es decir, al aire libre, tanto en el campo como en la ciudad, porque la noche de Sant Joan es una noche mágica. La coca ofrece distintas versiones para satisfacer el gusto de todos, hay cocas de crema, de piñones, de chicharrones, con frutas confitadas, cabello de ángel, etc. También podemos encontrar diferentes formas de hacer la masa, más fina o más esponjosa, para posteriormente, rellenarla de nata, crema o chocolate.

 

La Nit de Bruixes (Noche de Brujas): Se dice que en la Nit de Sant Joan se congregan brujas y druidas (Akelarre) en diversos puntos de nuestra geografía para potenciar y desarrollar sus mágicos y extraordinarios poderes. Durante el encuentro, las brujas reparten sus pócimas y elixires de amor y fortuna. Según la leyenda popular se cree que el ángel del amor sólo sale esta noche disparando con su arco y flecha para enamorar.

 

Sin duda hablamos de una noche llena de misterio y misticismo. No dejes escapar esta noche tan mágica!

 

La Guàrdia Urbana de Barcelona ha comenzado a desalojar las playas de la ciudad pocos minutos antes de las seis de la mañana. A esa hora cientos de jóvenes agotaban los últimos instantes de la verbena de Sant Joan en la orilla del mar. Hogueras y latas de cerveza son los principales protagonistas del paisaje a primera hora de la mañana.

 

Tras los agentes han accedido a la playa los servicios de limpieza de la capital catalana. Los tractores hacen los últimos trabajos de acondicionamiento de la arena y en poco tiempo, la playa cambia radicalmente su imagen y se pone a punto para los bañistas. El buen tiempo hace prever que la playa se volverá a llenar a lo largo del día de cientos de personas.

 

Después de un intenso trabajo las playas barcelonesas han quedado limpias y abiertas al público a las 9.00 horas de este martes. En total, el Ayuntamiento de la capital catalana calcula que unas 58.000 personas han pasado la noche de San Juan en las playas de la ciudad. De la operación de limpieza, se han llegado a recoger 18 toneladas de escombros y basura. Según datos del Ayuntamiento, esta verbena ha habido 4.000 personas menos que el año pasado en las playas de Barcelona, pero en cambio, se han recogido dos toneladas más de residuos. Los trabajos de limpieza se han realizado sin ningún incidente, pero los efectivos de la Guàrdia Urbana han llegado a decomisar 8.500 latas durante la noche

 

 

La celebración de la tradicional verbena de Sant Joan se ha desarrollado este año sin incidencias importantes en Catalunya, donde los Bomberos de la Generalitat han recibidoun total de 1.157 avisos,  la mayoría por incendios de papeleras, contenedores y de vegetación diversa.

 

El teléfono de emergencias 112 de la Generalitat atendió desde ayer a las 18.00 horas hasta las 8.00 horas de hoy un total de 2.579 llamadas motivadas por 1.566 incidentes derivados de la verbena, la parte más importante concentradas entre las 23.00 horas y la medianoche.

 

Según ha informado el departamento de Interior en un comunicado, el 40% de los incidentes corresponden a avisos por fuegos de vegetación o en mobiliario urbano, el 34,5% se deben a problemas por civismo y ruidos, y el 13% requirieron de asistencia sanitaria.

 

Los incendios de contenedores, las molestias a los vecinos y la quema de vegetación o mobiliario urbano explican la mayoría de las llamadas al teléfono de emergencias.

 

La demarcación de Barcelona ha concentrado la mayoría de los incidentes (1.179); seguida de la de

Girona (152), Tarragona (148) y Lleida (87).

Uno de los principales incidentes ocurridos durante la celebración de la verbena fue una pelea originada esta madrugada en el interior de un bar de Castelldefels (Barcelona), que obligó a intervenir a los Mossos d’Esquadra, que han detenido a diez personas.

 

La pelea se desarrolló entre dos grupos de clientes del bar, que acabaron lanzándose sillas y mesas, provocando heridas leves en algunas personas.

Un total de 255 personas han sido por los servicios sanitarios durante la celebración, la mayoría por quemaduras y lesiones oculares causadas por petardos y hogueras. De ellos, 125 han sufrido quemaduras leves; quince, quemaduras graves; 74, traumatismos y/o amputaciones; y 42, lesiones oculares, según ha informado este martes la conselleria de Sanidad.

 

Por provincias, 192 han ocurrido en Barcelona, 27 en Girona, 23 en Tarragona y trece de ellas en Lleida. En total, 112 menores han resultado heridos: 70 de ellos con edades comprendidas entre los cero y los once años, y 42 entre once y 17 años. 

 

El dispositivo especial de los Mossos d’Esquadra durante la verbena ha realizado 3.827 pruebas de alcoholemia y 22 de drogas, de las que han resultado positivas 302 y 19, respectivamente. Así lo ha informado este martes en un comunicado la conselleria de Interior, que ha precisado que entre todos los positivos por alcoholemia, 281 han sido denunciados por vía administrativa y 21 por vía penal.

 

Durante los controles también se ha denunciado a cuatro conductores por superar la velocidad permitida, a dos por no tener el permiso de conducir y a un conductor por romper un mandamiento judicial.

 

{morfeo 722}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*