Manhattan

Autor: Francesc Sans

Los indios lenapes inventaron la palabra Mann-hatta, como está escrito en el libro de registro de Robert Juet de 1609, un oficial en el yate de Henry Hudson. Un mapa de 1610 muestra el nombre Manna-hata, dos veces, en los lados este y oeste del río Mauritius (hoy río Hudson). La palabra “Manhattan” se ha traducido como “isla de muchas colinas” de la lengua lenape.

Los lenape o lenni-lenape son una de las 564 Naciones Indígenas norteamericanas actuales (amerindio) que vivían originalmente en lo que hoy son los Estados Unidos de America, más concretamente en lo que hoy son los estados deNueva Jersey,Pensilvania oriental, el sur del estado de Nueva York y el estado de Delaware.

Su nombre, a veces escrito Lennape o Lenapi, significa “el pueblo”. Se les conoce también como los lenapes lenni (la “gente de verdad”) o como los indios de Delaware. Este último nombre fue asignado a casi toda la gente Lenape porque vivían a lo largo del río Delaware que los colonos ingleses nombraron en honor de Thomas West, 3.er Baron De La Warr, gobernador de la colonia de Jamestown.

 A juzgar por su historia, en la que participaron exploradores, colonos, gobernadores, inversores inmigrantes, especuladores, artistas y algún que otro gánster, no pudieron haberla bautizado con mas tino.

Cuenta la leyenda que la isla de Manhattan costó tan sólo 24 dólares y pagados en forma de abalorios, por parte de una colonia neerlandesa a los aborígenes Lepane allá por el 1614. La originariamente denominada Nueva Angulema pasó a denominarse Nueva Ámsterdam hasta que en 1664 fue conquistada por los ingleses que la rebautizaron con el nombre de Nueva York.

Comienza entonces su reputación como uno de los más importantes puertos comerciales y en 1754 ya tiene su primera Universidad. Fue capital de los EEUU durante la Guerra de Independencia, así como escenario de grandes batallas.

La expansión y el cosmopolitismo llega durante el siglo XX, inmigración y desarrollo transforman la ciudad, un ambicioso plan urbanístico divide Manhattan en una cuadrícula y el Canal de Eire comunica la ciudad con el interior de Norteamérica. En 1835 es la ciudad más grande de los Estados Unidos y de las primeras en abolir la esclavitud, por otro lado la inmigración irlandesa apoya un sistema de clientelismo político. En 1857 se crea Central Park, primer parque paisajístico de una ciudad estadounidense.

En 1898 se forma la moderna Nueva York, añadiendo varios municipios entre los que se encuentra Brooklyn. Grandes proyectos como puentes y el metro en 1904 ayudan unir la ciudad. Es entonces el centro mundial para la industria, el comercio, la cultura y las comunicaciones.

En los años 20 es destino de afroamericanos desde el sur estadounidense y con ello renace el Harlem. También son tiempos de prohibición. Nacen los grandes rascacielos y se convierte en la ciudad más poblada del mundo, superando a Londres

Los años 30 son de expansión. Más inmigración y el retorno de los veteranos de Vietnam favorecen la expansión de Queens. Wall street es testigo del liderazgo económico, el Cuartel general de las Naciones Unidas es testigo del liderazgo político y el expresionismo abstracto desbanca a Paris como epicentro del arte.

Los años 60 son duros, revueltas, crímenes y racismo alcanzan su pico más alto, en los 80 despunta la industria y Nueva York mejora económicamente. Los 90 están marcados por un giro en la inmigración: Asia y América Latina. Las nuevas tecnologías ponen otra vez en la cima del mundo a la ciudad, es el caso de Silicón Valley y vuelve a ocupar el número uno de población.

En Septiembre de 2001 sufre varios atentados terroristas. Dos aviones se estrellan contra las torres gemelas provocando su derrumbe, mueren más de 3.000 personas. En su lugar se construye la Freedom Tower, superando en altura a las existentes.

A lo largo del siglo XVIII los colonos ingleses se enfrentaron en numerosas ocasiones con los franceses por el control de Manhattan, guerras en las que los colonos lograron implicar para su causa a las tribus indias.

Nueva York desempeñó un importante papel en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, siendo escenario de varias batallas. En 1775, los revolucionarios se opusieron a los leales a Inglaterra y aprobaron la independencia al año siguiente.

Sin embargo, el estado de Nueva York no ratificó la constitución federal hasta 1788.

Finalizada la contienda, se reunió en Nueva York el Congreso que nombró en 1789 presidente a George Washington, y fue la capital federal durante un año hasta que se trasladó a Washington D.C..

En la década de 1820 Nueva York se convirtió en el centro del activismo abolicionista del Norte. En 1863, durante la guerra civil estadounidense, Nueva York vivió una insurrección civil con manifestaciones muy violentas contra el alistamiento forzoso, conocido como los días del “draft week”.

La inmigración y el desarrollo transformaron la ciudad, de tal forma que en 1835 Nueva York se convirtió en la ciudad más grande de Estados Unidos.

Para entender lo que sucedió en los últimos siglos ay que bucear en los orígenes de la ciudad Giovanni Verranzano, Henry Hudson, Peter Stuyvesant, George Washington…… nombres mas o menos ilustres, todos han aportado algo para que esta ciudad sea la encarnación perfecta del American Dream, el esculpido a base de cultura, tolerancia, progreso y un de la maldad y la picardía de los malos.

Verranzzano, italiano y al servicio del rey de Francia, fue el primer europeo que vio la isla de Manhattan. Fue en 1524. Pero pasó de largo.

Henry Hudson, británico al servicio de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, fue el culpable que el país para el que trabajaba decidiera poner sus reales en el norte de América. Era 1608 y buscaba una salida por el norte hacia a Asia. No la encontró, pero lo que le llamo la atención la enorme población de castores, roedores cuya piel era sinónimo de buen negocio. Hudson dio parte del hallazgo y, sin quererlo, inició la carrera por la explotación del salvaje norte.

La leyenda, un poco exagerada, cuenta que el responsable holandés del puesto comercial creado en 1613 en el bajo Manhattan compró la isla a los indios lenapes por una baratijas. Lo cierto es que nadie compró nada, simplemente la vida de la ciudad creado por Peter Stuyvesant, director ce la colonia, pudo más que la vida tradicional de los nativos, que pasaron de 15.000 a 200 individuos en solo 75 años. Los lenapes dejaron en herencia el nombre de Manhattan y el trazado de su principal camino, que hoy se llama Broadway. Todo era fugaz, y lo siguiente siendo, en la ciudad camaleón, incluso su propio nombre: Nouvelie Angouleme, Nieuw Amsterdam, New York, Nieuw Orange y otra vez New York. Hasta hoy

A Stuyvesant no le quedó otra que entregar definitivamente la ciudad a los ingleses que la asediaron en 1674, pero logró para su gente todos sus derechos, incluidos el de libertad religiosa y propiedad, convirtiéndoles, sin saberlo, en las familias más ricas y poderosas de futuro Nueva york. Precisamente, junto al muro de protección que el inteligente holandés mandó construir al norte de la colonia, donde hoy se halla Wall Street, George Washington gesto el nacimiento del nuevo país, ratificando la Carta de derechos de la EE.UU., el documento que compila las sacrosantas 10 primeras enmiendas de la Constitución Americana. Nueva York fue capital de los EE.UU. solo durante cinco años (1785-1790). Pero sin duda resultaron cruciales.

A partir de aquí empieza la llegada masiva de inmigrantes por todas las direcciones (afroamericanos del sur, europeos, asiáticos) durante todo el siglo XIX hasta el crack del 1929. Una vez superada la Gran depresión la ciudad empieza una carrera hacia el infinita: explosionurbanistica (más y más altos rascacielos), Boom económico tras la guerra mundial auge de Wall Street y sus financieros y, luego, el fin de una época.

El acero, el cristal, el hormigón, el hierro…. Las competiciones que duran décadas establecieron los arquitectos por que sus edificios los mas altos de Nueva York y del mundo…. Todo ello ha conformado una ciudad en la que la arquitectura esta viva y transformándose a un ritmo que supera el de cualquier otro lugar del planeta.

Los últimos 20 años, con el Bonn inmobiliario mundial y el auge los llamados starchitecs la ciudad no ha desaprovechado la oportunidad de llenar sus calles con las propuestas de los ,más mediáticos el británico Norman Foster firma los cuarteles generales del grupo Hearst el italiano Renzo Piano los del New York Times; los japoneses Sanaa el New Museum y el también japonés Yoshio Taniguchi el renovado MOMA. Pero el gran proyecto del Nueva York del siglo XXI es el que coordina el norteamericano Daniel Libeskind para devolver la vida a la Zona cero. En él participan otros arquitectos de fama mundial como el español Santiago Calatrava los noruegos Snahetta, el canadiense Frank O. Gehry y los británicos Richard Rogers y Norman Foster, que realizaron sendas torres.

Los tentáculos de estas estrellas mediáticas de la construcción han llegado incluso a obras menores: hoteles boutique, bloques de apartamentos, tiendas y hasta restaurantes llevan la firma de los mejores. Habrá que esperar a ver qué pasa con estos proyectos dentro de unas décadas. Conociendo el ritmo de la ciuidads, lo mas seguro es que muchos desaparezcan sustituidos por otros sin que nadie muestre pena. Pero así han sido siempre las cosas en el mayor catalogo de arquitectura contemporánea del mundo. Tal vez por eso quienes aman la arquitectura aman Nueva York

DEMOGRAFIA

El condado de Manhattan es el más densamente poblado de los Estados Unidos.

Al año 2000, había 1.537.195 personas, 738.644 cabezas de familia , y 302.105 familias residentes en el condado. La densidad de población es de 25.835,21 hab/km². Hay 798.144 casas con una densidad de 13.414,18 viv/km². La composición étnica del condado es de 54,36% blancos, 17,39% negros, 9,40% asiáticos, 0,07% oceánicos, 0,50% nativos americanos, 14,14% de otras etnias, y 4,14% mestizos. 27,18% del total de la población son hispanos, que pueden ser de cualquier etnia.

Hay 738.644 cabezas de familia, de los cuales el 17,1% tiene menores de edad a su cargo, el 25,2% son matrimonios que viven juntos, el 12,6% son mujeres solteras, y el 59,1% no son familias.

En el condado, el 16,8% de la población tiene menos de 18 años, 10,2% tiene entre 18 y 24 años, el 38,3% entre 25 y 44, el 22,6% entre 45 y 64, y el 12,2% tienen más de 65 años. El promedio de edad es de 36 años. Por cada 100 mujeres hay 90,3 hombres y por cada 100 mujeres menores de edad, hay 87,9 hombres,

El promedio anual de ingresos de un cabeza de familia es de 47.030 dóñares estadounidenses, y el promedio de ingresos por familia es de 50.229 dólares . Los hombres tienen unos ingresos de alrededor de 51.856 frente a los 45.712 $ de las mujeres. El ingreso medio per cápita del condado es de 42.922. El 20,0% de la población y el 17,6% de las familias están por debajo del umbral de la pobreza. Del total de personas que viven en esta situación, el 31,8% son menores de edad y el 18,9% tienen más de 65 años.

En Manhattan hay censados hablantes de aproximadamente 96 lenguas distintas. La mayoría de la población es de lengua inglesa, con un 59,1% de los hablantes. El español es la segunda lengua con un 24,9% de hablantes. El chino cuenta con un 5% y el resto de idiomas no llega al 1% de hablantes. Aquello es debido a la migración de hispanos hacia Estados Unidos siendo Nueva York uno de sus principales atractivos para establecerse

{"autoplay":"true","autoplay_speed":"3000","speed":"300","arrows":"true","dots":"false"}

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*