LA VOZ DEL PUEBLO SE HACE ESCUCHAR EN CHILE Y ESPAÑA

altLa explosión social que hoy se vive tanto en Chile como España, no han dejado a nadie indiferente. Las protestas de los Indignados y el rechazo por Hidroaysén, tienen a ambos Gobiernos en una encrucijada, sin una salida fácil. Sin embargo, y a pesar de sus similitudes, la delicada situación española, puede ser un presagio de lo que podría pasar  en Chile.

 

 

 

 

 

 

TEXTO: BERNARDITA VILLA Y MATÍAS RISTENPART

 

 

altLa explosión social que hoy se vive tanto en Chile como España, no han dejado a nadie indiferente. Las protestas de los Indignados y el rechazo por Hidroaysén, tienen a ambos Gobiernos en una encrucijada, sin una salida fácil. Sin embargo, y a pesar de sus similitudes, la delicada situación española, puede ser un presagio de lo que podría pasar  en Chile.

 

“Así como en la madre patria, en el caso chileno también hay un agotamiento y un hastío  con la Alianza por Chile (Derecha) y la Concertación (Izquierda) – principales coaliciones políticas del país – ,  lo que se refleja cada vez con más fuerza en las encuestas”  señala el experto chileno en temas internacionales y académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Jaime Baeza.  “Sin embargo, la situación no es comparable, porque los problemas que hoy tenemos es por uno o varios  temas puntuales,  que van en la línea del agotamiento, pero aún no hemos llegado al punto del 15/M”.

 

Sin embargo, no es difícil pensar en los próximos años, la situación podría cambiar, y el primer indicio de ello  se  podría ver la variación en la participación electoral en los dos próximos comicios.  “Yo creo que los gérmenes que se  transformaron el agotamiento español en el 15/ M también están presentes en Chile, porque la lógica política con la que se opera es parecida, por eso si acá se aprueba la inscripción automática y voto voluntario, ahí vamos a tener una verdadera medición del malestar popular, que podría indicar que algo similar podría vivirse en el país” explica el profesional.

 

Según el sociólogo, Mauricio Rodríguez  ambas naciones han vivido sus respectivas dictaduras y transiciones, pero la gran diferencia radica en que la sociedad española parece tener un mayor nivel de civismo que la chilena, considerando que ambas han hecho movilizaciones colectivas frente a situaciones que creen injustas.

 

“Ambas son sociedades objetivamente diversas, pero la actitud hacia dicha diversidad parece ser mayor en España que en Chile. En ambas hay sectores integristas y conservadores, pero la chilena es más joven y autoritaria a la vez. En ambas, la diversidad y el anhelo de vivir mejor, en más libertad y mejor convivencia, están filtrándose por las rendijas de un poder que al parecer en los dos casos se encapsuló durante los noventa y la primera década del siglo XXI”, señaló el profesional de Alcalá Consultores.

 

Para la asturiana Evangelina López, quien vive hace 46 años en Chile, las protestas son una forma de expresión por parte de los pueblos a la hora de reclamar lo que creen injustificable.                  

 

altSegún comenta,  todos los días ha seguido por internet lo que está pasando en su país, situación que la ha llevado a tener una marcada opinión desde el exterior, sobre la llamada protesta de los “indignados”.

 

“Yo creo que cuando hay autoridades, ellos deben dejar que el pueblo se exprese,  sobre todo si consideramos que ahora las protestas están en toda España. Me parece que ese grupo de gente que no quiere escuchar, tienen una soberbia infinita. Creo que el pueblo debe ser escuchado siempre, sobre todo si se hace de una forma tan pacífica e idealista”.

 

Con respecto a lo que está ocurriendo en España, Rodríguez dice que la crisis económica en la que está sumergido el país, ha hecho que las personas tengan que movilizarse para ser escuchadas.

 

“La crisis económica ha hecho imperiosa la expresión de los sentimientos de frustración de una generación de jóvenes súper preparados, que han hecho su parte del trato con la sociedad cumpliendo con desarrollar sus potencialidades educativas y laborales al máximo, educándose, preparándose, pero la sociedad tal cual está organizada y dirigida,  no ha sido capaz de cumplir con ellos entregándoles el espacio necesario para canalizar sus capacidades y cualificación”.

 

Frente a este tema, López cree que las protestas colectivas,  deben hacerse en forma pacífica y civilizada, a diferencia de lo que ha sucedido en Chile con las movilizaciones en torno a la construcción de la represa en Hidroaysén, en donde en varias ocasiones se han registrado desmanes injustificados.

 

No obstante,  también reconocer que en España, el accionar de la policía ha sido excesivo y represivo con aquellos que quieren vivir en una sociedad justa, en donde sus derechos no sean vulnerados y por sobretodo, sus voces sean escuchadas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*