11 abril, 2021

La importancia de los abogados de familia para iniciar un divorcio en Barcelona

Abogados familia

Los especialistas de la Ciudad Condal son los mejores aliados para iniciar este tipo de trámites, teniendo en cuenta todos los procesos burocráticos que hay que seguir y los diferentes tipos de divorcios que se pueden dar.

Cuando dos personas deciden divorciarse, es importante contar con expertos profesionales al lado que sepan cómo iniciar este tipo de procesos y además, asesoren de manera legal a los cónyuges. En este sentido, lo habitual es que se contrate los servicios de un abogado de Derecho de Familia, que esté especializado en este tipo de casos. De esta forma, una de las mejores opciones para garantizar que el procedimiento se llevará a cabo en las mejores condiciones, es acudir a un bufete de abogados en Barcelona experto en este terreno, con el objetivo de que dé a conocer todos los aspectos relevantes para iniciar un divorcio, aquellos que inciden directamente durante el proceso y las diferentes modalidades de divorcio que se pueden dar en la actualidad en España.

La legalidad del divorcio

Si se tiene claro iniciar un divorcio, es habitual que los cónyuges no conozcan a la perfección cuáles son las bases legales de esta situación. Algo que es de gran importancia si se quiere que el procedimiento se dé en las mejores condiciones. De ahí que la figura de un abogado especialista sea fundamental en todo esto.

Los abogados de divorcio sabrán explicar a las partes implicadas cuál es la base legal de este proceso, sabiendo que toda esta información está recogida en el Código Civil, más en concreto, en el artículo 85, del título IV, capítulo VIII.

Aparte de esto, los expertos en la materia también ayudarán para guiar a los cónyuges a decidir cuál es el mejor momento para solicitar un divorcio y, sobre todo, qué requisitos generales hay que cumplir para ello.

En primer lugar, los abogados deben estar totalmente actualizados, puesto que la normativa va cambiando normalmente. De hecho, ya la Ley establece que, para pedir un divorcio, no hace falta realizar una separación previa. Eso sí, es requisito indispensable para tramitar este proceso, que el matrimonio tenga una antigüedad de, al menos, 3 meses.

Si bien es cierto, los expertos abogados también explicarán los casos que se consideran excepciones, con el fin de cubrir las necesidades de sus clientes y ayudarle a realizar el procedimiento de la mejor forma posible.

Tipos de divorcio que existen en España

En la actualidad, en España se pueden dar diferentes tipos de divorcio, teniendo en cuenta que cada uno tiene unas características específicas y para los que hay que iniciar diversos procedimientos. En cualquier caso, para garantizar que el proceso se llevará a cabo de la mejor forma posible, es importante contar con abogados expertos en todo esto, que ayuden a saber el mejor procedimiento en cada caso que se plantee.

Mutuo acuerdo

Cuando se habla de un divorcio de mutuo acuerdo, se está haciendo referencia a un procedimiento en el cual, los dos cónyuges tienen claro que quieren separarse. Es decir, se trata de un divorcio más “amistoso”, donde ambos presentan la demanda en el Juzgado y son representados por un abogado, en ocasiones, el mismo abogado puede servir para los dos.

Es importante comentar que, junto a la demanda que corresponda, se añade el convenio regulador entre ambas partes, donde se establecen los acuerdos y medidas a los que se ha llegado. Entre otras cosas, aquí se incluyen temas como la custodia de los hijos, la pensión alimenticia o la atribución del domicilio familiar. Se trata de un proceso rápido y más económico.

Contencioso

Con respecto al divorcio contencioso, hay que decir que, en este caso, se produce cuando no se ha llegado a un acuerdo entre ambas partes y, precisamente por ello, en este tipo de procedimientos los abogados de divorcio contencioso son más que necesarios.

Así, el trámite se inicia cuando solo una de las partes presenta la demanda y esto se hace ante las autoridades judiciales, que serán las encargadas de establecer cómo finalizará el caso. Se trata de un proceso más largo y complicado, en donde los abogados tienen mucho peso, ya que serán los responsables de garantizar el éxito a cada una de sus partes representadas.

Por norma general, este tipo de procedimientos pueden tener una duración de más de un año, sabiendo que normalmente, hay muchos conflictos que resolver de antemano. Entre otras cosas, los principales problemas que suelen presentarse son cuando se tienen hijos o con la separación de bienes.